Seleccionar página

Fuente: Pexels / graham Wizardo / licencia CO0

¿Qué padre no quiere lo mejor para su hijo? ¿Qué padre no quiere proteger a su hijo de las mismas luchas dolorosas que enfrentaron cuando era niño? ¿Qué padre no quiere hacerle la vida más fácil a su hijo o hija?

¿Esta estrategia realmente podría ser contraproducente para ti? Si. Los padres bondadosos y bien intencionados a veces crían sin saberlo a adolescentes indefensos.

Cómo sabemos esto? Mis universidades y yo realizamos un estudio de estudiantes que fueron abusados ​​cuando eran niños, en su mayoría estudiantes de primer año de entre 18 y 19 años. Encontramos algunas cosas sorprendentes. En particular, los padres que se exageraron amando demasiado a sus hijos y prestándoles demasiada atención, los que no exigían quehaceres domésticos ni hicieran cumplir las reglas, estaban criando adolescentes que pensaban que eran adultos jóvenes incompetentes e indefensos.

Cuando los padres abusan

Cuanto más abusan los padres de sus adolescentes cuando eran niños, más los adolescentes atribuyen a los siguientes pensamientos autolesivos:

  • No puedo hacer frente a la mayoría de los problemas de la vida.
  • Renuncio a cosas nuevas si no tengo éxito.

Cuando los padres están demasiado enamorados y prestan demasiada atención

Los adolescentes cuyos padres se amaban demasiado y les prestaban demasiada atención a medida que crecían aceptaban como verdaderas las siguientes creencias disfuncionales:

  • La gente no me respetará si no lo hago bien todo el tiempo.
  • Es un signo de debilidad si una persona pide ayuda.
  • Es mejor renunciar a sus propios intereses para complacer a los demás.

Cuando los padres no exigen quehaceres

Los adolescentes cuyos padres no esperaban que hicieran las tareas del hogar creían en los siguientes pensamientos disfuncionales:

  • No tiene sentido hacerlo si no puedes hacer algo bien.
  • Probablemente indica que no le agrado si alguien no está de acuerdo conmigo.
  • Si alguien a quien amo no me ama, no soy nada.

Cuando los padres no siguen las reglas

Si los padres no tenían reglas para sus hijos adolescentes ni las hacían cumplir, era más probable que éstos aceptaran los siguientes pensamientos autolesivos:

  • Me rindo rápidamente si inicialmente no tengo éxito al intentar aprender algo nuevo.
  • Dejo de intentarlo si no puedo hacer un trabajo la primera vez.
  • Tengo problemas porque no puedo ir a trabajar cuando debería.

Cuando los padres abusan, sin saberlo entrenan a sus hijos para que se vuelvan impotentes y, como resultado, estos niños abusados ​​en exceso tendrán más dificultades para lograr sus futuras metas profesionales, educativas y financieras.

Nunca es demasiado tarde

No pierdas la esperanza. Nunca es demasiado tarde para hacer ajustes en su crianza. Concéntrese en una cosa a la vez. Haz pequeños cambios. Cuando encuentre resistencia, y la encontrará, sea firme. Porque después de todo, quieres lo mejor para tus hijos.

Consejos para evitar el exceso:

  • Proporcione gradualmente a sus adolescentes una libertad adecuada a su edad.
  • Anime a sus adolescentes a resolver sus propios problemas.
  • Enséñeles a sus hijos adolescentes a hacer las tareas del hogar y espere que las hagan.
  • Acuerde un conjunto de reglas y aplíquelas.
  • Decide cuáles de tus reglas son negociables y cuáles no.

Practica Aloha. Haz todas las cosas con Amor, Gracia y Gratitud.

© 2020 David J. Bredehoft

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies