Seleccionar página

Fuente: DepotPhotos

¿Has escuchado el dicho «duerme con un ojo abierto»? Este es un consejo metafórico para mantenerse alerta y una forma de describir un sueño inquieto muy ligero.

Pero dormir con los ojos abiertos es más que una metáfora. Es un estado de sueño real, conocido como lagoftalmos nocturno, y es más común de lo que piensas. La National Sleep Foundation estima que hasta el 20% de las personas duermen con los ojos abiertos. Puede parecer una extraña peculiaridad para dormir. Pero el lagoftalmos nocturno puede causar problemas con el sueño y la salud ocular y, a menudo, es un signo de un problema médico subyacente.

¿Por qué cerramos los ojos para dormir en primer lugar?

Hay varias razones por las que cerramos los ojos para dormir. Los párpados cerrados evitan que los ojos absorban la luz, lo que estimula el despertar del cerebro. Recuerde que la luz es absorbida por células especializadas (llamadas células ganglionares) en la retina. Estas células contienen el pigmento melanopsina, una proteína sensible a la luz, que transmite información al núcleo supraquiasmático del cerebro, o SCN. Esta pequeña área es el centro del cerebro para controlar los ritmos circadianos, el hogar del reloj biológico principal del cuerpo, el regulador de los ciclos de sueño-vigilia y casi todos los procesos del cuerpo.

¡Cerrar los ojos mientras dormimos también es una forma que tiene el cuerpo de proteger e hidratar los ojos mientras descansamos!

Durante el sueño, no podemos parpadear. Parpadear es la forma en que nuestros ojos permanecen lubricados y brindan protección contra el daño ambiental, ya sea con luz demasiado brillante (piense en la frecuencia con la que parpadea cuando pasa por una habitación), de oscuridad a una habitación brillante) o polvo y escombros en el aire. La frecuencia media de parpadeo es de aproximadamente 15 a 20 veces por minuto. Según esta investigación científica, parpadear puede ser una especie de micromeditación. Bastante genial, ¿no?

Por la noche, los ojos cerrados actúan como un amortiguador contra la estimulación y el daño, y evitan que los ojos se sequen. Estas protecciones se caen si no duerme con los ojos cerrados.

¿Por qué la gente duerme con los ojos abiertos?

Con hasta uno de cada cinco de nosotros incapaces de cerrar completamente los ojos para dormir, el lagoftalmos nocturno es un trastorno ocular y del sueño bastante importante. Hay varias razones por las que puede dormir con los ojos abiertos y no cerrados.

Problemas de nervios y músculos

Los problemas con los nervios faciales y los músculos alrededor del párpado pueden evitar que el párpado se cierre durante el sueño. Los nervios faciales débiles pueden ocurrir por varias razones, que incluyen:

  • Lesiones y traumatismos
  • Accidente vascular cerebral
  • Parálisis de Bell, una enfermedad que causa parálisis temporal o debilidad de los músculos de la cara
  • Enfermedades e infecciones autoinmunes, incluida la enfermedad de Lyme, varicela, síndrome de Guillain-Barré, paperas y otras
  • Una condición poco común conocida como síndrome de Moebius, que causa problemas con los nervios craneales.

Daño del párpado

El daño del párpado, incluso como resultado de una cirugía, lesión o enfermedad, también puede evitar que los ojos se cierren por completo mientras duerme. Entre los tipos de lesiones de los párpados que interfieren con el cierre de los ojos se encuentra una afección conocida como síndrome del párpado móvil, que se asocia con la apnea obstructiva del sueño. La AOS está relacionada con varios trastornos oculares, incluidos el glaucoma y la neuropatía óptica, que pueden causar problemas oculares que pueden empeorar los problemas del sueño.

Síntomas oculares relacionados con la tiroides.

Los ojos saltones son un síntoma común de la enfermedad de Graves, una forma de hipertiroidismo o hipertiroidismo. Los ojos protuberantes asociados con la enfermedad de Graves es una condición conocida como oftalmopatía de Graves y puede interferir con la capacidad de cerrar los ojos mientras duerme.

Estas son las razones más comunes del lagoftalmos nocturno. Pero también es posible tener problemas para cerrar los ojos mientras duerme sin una causa subyacente identificable. Cualquiera sea la causa, los síntomas del lagoftalmos nocturno son incómodos y las consecuencias pueden ser problemáticas, tanto para el sueño como para los ojos. Hay un componente genético en el lagoftalmos nocturno: tiende a ser familiar.

¿Qué pasa cuando duermes con los ojos abiertos?

Cuando hay lagoftalmos nocturno, el ojo pierde la protección de un párpado cerrado y se deshidrata y queda expuesto a estímulos externos. Esto puede llevar a:

  • Infeccion ocular
  • Lesiones, incluidos los rasguños en los ojos.
  • Daño corneal, incluidas llagas o úlceras

El lagoftalmos nocturno también interfiere directamente con el sueño. La luz que se filtra en los ojos, la incomodidad ocular y los ojos secos pueden contribuir a un sueño inquieto y de mala calidad.

¿Un problema importante asociado con el lagoftalmos nocturno y su tratamiento? Las personas a menudo no saben que lo tienen. Naturalmente, puede ser difícil saber si sus ojos se cierran mientras duerme. Los síntomas del lagoftalmos nocturno ofrecen pistas importantes. Estos síntomas incluyen despertarse para:

  • Ojos irritados, con comezón y secos
  • Visión borrosa
  • ojos rojos
  • Dolor de ojo
  • Ojos cansados

Si no se trata, el lagoftalmos nocturno puede afectar su visión, así como provocar una infección ocular y daño en la córnea. Es importante tratar estos síntomas con su médico. Si duerme con un compañero, puede pedirle que le revise los ojos mientras duerme.

¿Cómo se trata el lagoftalmos nocturno?

Dependiendo de la afección subyacente que pueda estar presente y la gravedad de los síntomas, existen varias opciones diferentes para tratar el lagoftalmos nocturno.

  • El uso de lágrimas artificiales durante todo el día ayuda a crear una película de humedad más robusta alrededor de los ojos, protegiéndolos durante la noche.
  • Las máscaras para los ojos pueden proteger los ojos del daño y la estimulación. También existen gafas especialmente diseñadas para generar humedad para los ojos mientras duermes.
  • El uso de un humidificador también lo ayudará a dormir en un ambiente de alta humedad, donde es menos probable que se seque los ojos.
  • En ocasiones, los médicos recomiendan pesas para los párpados, que se colocan en la parte exterior del párpado superior. En lugar de peso, a veces se recomienda cerrar los ojos con esparadrapo.
  • En casos más graves, la cirugía se convierte en una consideración, pero la mayoría de los casos no requieren este paso.

Si tiene los ojos cansados, enrojecidos, con picazón o doloridos cuando se despierta, o si cree que podría tener problemas para cerrar los ojos mientras duerme, hable con su médico. No deje que sus incómodos síntomas oculares relacionados con el sueño pasen desapercibidos y finalmente obtendrá el sueño serio y reparador que se merece.

Dulces sueños,

Michael J. Breus, Ph.D., DABSM

El Doctor del Sueño ™

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies