Seleccionar página

Fuente: Jacob Ritts, usado con permiso

Esta semana tuve el placer de hablar con el comediante y actor Bob the Drag Queen. Bob fue el ganador de la temporada 8 de RuPaul’s Drag Race y la estrella de la serie de HBO, estamos aquí, nominada al Emmy. Bob ha sido un firme defensor de los derechos LGBTQ, así como un firme partidario de Black Lives Matter.

En la conversación con Bob, una de las preguntas más importantes que surgieron fue la noción de autoconcepto. ¿Cómo nos vemos y nos entendemos? Existe una vasta literatura que examina y mide el término «autoconcepto». Uno de los aspectos notables y fascinantes de esta literatura son las muchas formas en que podemos entender lo que significa el autoconcepto.

Por ejemplo, el autoconcepto se puede conceptualizar como una medida más general de autoestima o autoestima. En general, se asume que las personas que tienen una autoimagen más positiva en forma de una mayor autoestima o una mayor autoestima exhiben un mayor bienestar emocional. Como ejemplo, un estudio longitudinal de 201 adolescentes de 13 a 18 años examinó la relación entre la autoestima inicial y los síntomas de depresión y ansiedad durante una evaluación de seguimiento de tres años. Los resultados mostraron que una mayor autoestima inicial predijo menos síntomas de depresión y ansiedad durante el seguimiento, incluso controlando factores como el género y el tratamiento de problemas de salud mental.

Ahora, al conversar con Bob, echamos un vistazo y consideramos un aspecto diferente del autoconcepto en el que el autoconcepto no se refiere a un sentido general de autoestima, sino a una descripción más matizada de las diferentes facetas del yo. identidad de un individuo. Podemos entendernos a nosotros mismos en términos físicos, emocionales, sociales, intelectuales y espirituales. Estos aspectos del autoconcepto también pueden conceptualizarse como parte de la propia “identidad” y pueden incluir conceptos como raza, género y sexualidad. Hablando con Bob, llegamos a comprender la variedad de constructos que usa para comprender su identidad, incluido ser del Sur, ser negro, no binario y queer.

Cuando uno comprende el autoconcepto desde esta perspectiva, se cree que la fuerza de la conexión con una identidad particular podría estar relacionada con la salud y el bienestar. Por ejemplo, una de las formas en que las personas pueden entenderse es su conexión con una cultura en particular. Entonces, por ejemplo, Bob describió tener una fuerte conexión con la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transgénero y queer (LGBTQ). Los estudios han demostrado que una conexión más fuerte con la identidad cultural promueve la salud emocional. Un estudio transversal examinó las asociaciones entre la identidad cultural y la salud mental entre 1.699 jóvenes maoríes en Nueva Zelanda. Los resultados revelaron que los participantes con una fuerte identidad cultural maorí se asociaron con un mayor bienestar general y puntuaciones más bajas de depresión.

Al llevar este concepto de autoconcepto como una medida de identidad un paso más allá, podemos comenzar a examinar cómo los diferentes aspectos de nuestra identidad se unen en nuestro autoconcepto general. La noción de que tenemos muchas fuentes de identidad y cómo se combinan se llama interseccionalidad. Esta noción es esencial para comprender el autoconcepto y la identidad, ya que la forma en que nos vemos a nosotros mismos juega un papel importante en cómo vemos el mundo en el que vivimos. En particular, podemos entender los problemas de discriminación desde la perspectiva de la interseccionalidad o «estigma interseccional».

La forma en que una persona comprende la identidad puede influir en la forma en que experimenta la discriminación o el estigma en todo el mundo. Por ejemplo, algunas personas pueden sufrir discriminación por ser transgénero, pero menos discriminación por ser blancas. La complejidad de cómo entendemos la identidad interseccional y cómo interactúa para predecir la salud y el bienestar es un área emergente que, con suerte, arrojará luz sobre este complejo proceso. Bob habla sobre identificarse a sí mismo como una persona “negra queer” y cómo ha sido discriminado en el contexto de ambas identidades.

Mientras escuchamos la conversación con Bob, esperamos que brinde otra oportunidad de representación para que las personas se sientan más cómodas entendiendo y abrazando su identidad y construyendo una autoimagen saludable. Cada vez que se presenta un modelo a seguir y un defensor sólido como Bob, es un nuevo paso en la lucha contra la discriminación y la reducción del estigma.

Así que escuche a Bob y vea qué puede aprender sobre el autoconcepto y la identidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies