Seleccionar página

Prestar mucha atención a las coincidencias ejercita la mente. El ejercicio beneficia a la mente al igual que beneficia al cuerpo (Small, 2018). Pensar en una coincidencia es como asomarse a lo desconocido o tratar de resolver un acertijo: «¿Me pregunto qué significa esto?» El asombro conduce a la curiosidad, que impulsa la búsqueda de soluciones. Las coincidencias son como acertijos que llevan a las personas a pensar sobre su propia identidad y cómo funcionan las relaciones. Y desafían nuestra visión estándar sobre cómo funciona la realidad (Beitman, 2022).

Las coincidencias significativas desafían la suposición de que cada persona está completamente separada de su entorno. Cuando un coincidente nota una notable similitud entre un pensamiento y un objeto, el límite entre el yo y el no-yo comienza a desdibujarse.

¿Cómo se correlacionan los eventos en mi mente con los eventos externos?

Las coincidencias significativas que involucran un evento mental y un evento objetivo sugieren que la polaridad del yo versus el no-yo puede no estar tan claramente demarcada. Estas coincidencias mente-objeto desafían la primacía del dualismo al sugerir que la mente y el contexto están estrechamente vinculados en lugar de claramente separados. La atención a las coincidencias ejercita la mente para mantener simultáneamente una polaridad (la mente separada del entorno) y un continuo (la mente y el contexto están conectados).

Entonces aparece otro desafío: conceptualizar la mente como separada y distinta del entorno y también como parte del mismo: una polaridad del yo y el no-yo, unidos por un continuo de grados de conexión. No es fácil para nuestras mentes mantener una polaridad y el continuo entre ellos simultáneamente. Es mucho más fácil pensar en términos de polaridad o continuo, pero no en ambos al mismo tiempo.

Este continuo de polaridad mente-entorno ilustra la noción de que «todo contiene su opuesto». La polaridad contiene el continuo, y el continuo contiene la polaridad. Esta observación fusiona la filosofía antigua y la ciencia moderna.

filosofía antigua

El filósofo presocrático Heráclito declaró que la única constante es el cambio, que gran parte de la vida siempre está cambiando, pero siempre igual. El cambio contiene su opuesto: la constancia. La constancia cede ante el cambio. El camino hacia arriba contiene el camino hacia abajo. La luna, desde nuestra perspectiva, crece y mengua, sale y se pone, cambiando constantemente. Sin embargo, sus caminos y su forma permanecen constantes. Los seres humanos cambian constantemente, pero nuestras características físicas básicas, patrones de pensamiento y comportamiento están guiados por los mismos principios subyacentes.

El símbolo de Yin y Yang, con el blanco representando a Yang y el negro representando a Yin, el entrelazamiento de la dualidad.

Fuente: esta imagen vectorial fue creada con Inkscape por Klem y luego editada manualmente por Mnmazur/Wikimedia Commons/Public Domain

La idea de que todo contiene su opuesto está representada por el símbolo yin-yang en el que el todo se divide en dos partes, y dentro de cada parte hay un espejo de la parte opuesta.

ciencia moderna

Más actualmente, la curva normal (la curva en forma de campana, la curva de Gauss) contiene opuestos en sus dos colas. Para la altura humana, por ejemplo, una cola representa extremadamente alto y la otra representa extremadamente bajo. Toda la curva contiene sus opuestos al describir todo el rango de altura humana.

La geometría del movimiento de la energía ilustra la misma idea. Las ondas de sonido están compuestas por expansión y rarefacciones del medio a través del cual pasa el sonido (aire, agua), que puede dibujarse como una onda sinusoidal. La energía electromagnética también se mueve al ritmo de las ondas sinusoidales: el movimiento hacia arriba se iguala con el movimiento hacia abajo. La onda sinusoidal contiene dos polaridades.

Fuente: Por Ainali/Trabajo propio/CC BY-SA 3.0/Wikimedia Commons

Curva normal con desviaciones estándar que ilustran la polaridad y el continuo

Fuente: Por Ainali/Trabajo propio/CC BY-SA 3.0/Wikimedia Commons

El día anuncia la noche; la noche anuncia el día. Cada día contiene polaridades. De la física: Para cada acción, hay una reacción igual y opuesta.

El filósofo Iain McGilchrist agrega otros ejemplos: Lo general se encuentra en lo individual, lo eterno en lo temporal y lo espiritual en lo encarnado (p.816). Sugiere que la conciencia debe dividirse de alguna manera si ha de haber seres individuales. El individuo percibe correctamente un yo, pero un yo que está conectado con el todo, totalmente un yo y totalmente parte del todo… lo que existe es un campo de potencialidad localmente diferenciado pero en última instancia único, que se actualiza constantemente. Así, todo es uno y todo es muchos (p.1104) de Lorimar (2022).

Cómo

Ejercitar la mente de esta manera abre la mente a conceptos expandidos de la realidad. La experiencia de coincidencias significativas, particularmente aquellas que conectan eventos mentales con eventos objetivos, afloja la rígida separación entre el yo y el no-yo y desafía el paradigma reinante del materialismo científico. En este período de la historia humana en el que estamos amenazados por una creciente polarización de las visiones del mundo, encontrar formas de imaginar que el todo contiene sus opuestos puede ofrecer un camino útil hacia la resolución. Tal vez se pueda crear una coincidencia oppositorum mediante la cual los opuestos ya no se opongan entre sí sino que se unan en armonía, unión o conjunción… una unidad de contrariedades que supere la oposición por la convergencia sin destruir o simplemente mezclar los elementos constituyentes (Bond, 1997).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies