Seleccionar página

La autoestima y la confianza en uno mismo son claves para el bienestar emocional de cualquier persona. Según la opinión de los expertos de TherapyChat, la plataforma líder en psicología online, una baja autoestima y una escasa confianza en nosotros mismos no sólo afectan a nuestro desarrollo personal, sino que influyen en muchas de nuestras decisiones diarias, en nuestra motivación y en ámbitos tan diversos como el laboral o el social.

Además, no sólo puede incidir en el bienestar psicológico, sino que también puede llegar a afectar al bienestar físico. La falta de confianza en uno mismo puede conducirnos a desarrollar un estado de estrés, debido a la sensación de no vernos capaces de realizar determinada tarea; una constante actitud de desgana y falta de energía, al centrarnos en los aspectos negativos, y al desarrollo de diversos trastornos psicológicos, como por ejemplo los trastornos de la conducta alimentaria.

A día de hoy, al hablar de la autoestima y la confianza en uno mismo, entra en juego también un elemento muy importante: las redes sociales, ya que se conoce que son uno de los principales focos de problemas de autoestima. La opinión de TherapyChat es que las redes sociales pueden hacer daño al generar expectativas y metas de perfección irreales en un doble sentido: por un lado, al comparar tu vida con la del resto de personas que se observan en las redes y, por otro, al proyectar una imagen virtual de ti mismo perfeccionada que crees que tienes que llegar a alcanzar en la vida real.

Vista la importancia que tienen la autoestima y la confianza en nosotros mismos en todos los aspectos de la vida, para mantener el bienestar emocional, es esencial trabajar a diario en ellas. Para ello, podemos empezar por intentar centrarnos en los aspectos positivos en vez de en los negativos, ya que probar un cambio de perspectiva nos ayudará a no visualizarlo todo como algo inalcanzable y a no estar enfocados solamente en nuestras características negativas.

Además, también es recomendable que no hagamos generalizaciones: de una única experiencia negativa no podemos extraer la conclusión de que esta se va a repetir por sistema, se trata de un hecho aislado y no tiene por qué ser la norma, sino que puede ser la excepción.

Otra acción a poner en práctica es tratar de fijarnos objetivos realistas que podamos cumplir ya que, si los logramos, aumentará nuestra motivación y nuestra confianza hacia nuestras propias capacidades, mientras que, si nos fijamos metas inalcanzables, nunca llegaremos a cumplirlas y esto sólo confirmará nuestra imagen de nosotros mismos como personas faltas de capacidades. A raíz de esto, es aconsejable que nuestras metas y nuestros balances tengan que ver sólo con nosotros mismos y que evitemos compararlas con las de otras personas o tratemos de alcanzar metas que, en realidad, no sean las nuestras.

Tampoco debemos olvidar que mantener un diálogo interno positivo con nosotros mismos, aceptarnos como seres imperfectos, prorizarnos y realizar rutinas de autocuidado son acciones básicas que pueden contribuir a nuestro proceso de desarrollo y crecimiento personal y que no debemos olvidarnos de poner en práctica cada día.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies