Terapia de parejas: variables relacionales

Terapia de parejas: variables relacionales

Variables Relacionales

1. Equilibrio

Iniciar algo viene la mayoría de las veces acompañado de incertidumbre ¿Me resultará? Con el transcurso del ciclo vital y los sucesos acaecidos es necesario encontrar un equilibrio en la pareja. Otra, es la necesidad de dirimir los grados de estabilidad y novedad a la que la vida de pareja está sometida.

Así, las parejas que rígidamente perpetúan los roles, se mantienen en pautas de funcionamiento destinadas a evitar el cambio. Ejemplo: ¿Cuál ha sido el equilibro que han encontrado Marcos y Paula?

Marcos señaló en una sesión de terapia “creo que me asusté con la libertad que Paula quería para sí misma, pero cuando ella me explicó en qué consistía su libertad no pude más que contactarme con mi egoísmo y decidí que a lo mejor valía la pena correr el riesgo”.

Marcos modificó su finalidad en la relación con Paula, quizás porque pensó que si mantenía su única opinión se rompería la relación. Paula fue adquiriendo más confianza en sí misma, aunque sin la necesidad de desvincularse de Marcos. Encontrando la justa medida entre la autonomía y el afecto hacia Marcos. Sin dejar su propósito de desarrollo personal, conservó la ternura y admiración que sentía hacia Marcos.

Otros ejemplos:
– Novedad y repetición son dos aspectos esenciales del vínculo, que debe mantener algún equilibrio ya que sus extremos son fuente de angustia.
– Equilibrio de dependencia – independencia

La diferente manera de insertarse en el mundo, el deseo de un mundo propio y de un mundo compartido es ahora muy disputado y no están dispuestos a hacer concesiones. Pedro se evade, busca otras relaciones afectivas todavía no peligrosas para la fidelidad pactada, y a veces, amenaza con irse.

El resultado es un creciente sentimiento de culpa que lo lleva a disculparse y someterse a los intereses de ella por un lapso de tiempo hasta que el circuito anterior vuelve a emerger. Irene se mantiene firme en su postura de rechazo, se refugia en los hijos hasta que la invaden los celos, se acerca y lo recrimina todo al mismo tiempo.

Si no se valora en algún momento al otro como alguien diferente y distinto en sus pensamientos, sentimientos y vivencias, se lo tratará de usar como si fuera parte de mí, un objeto o muy semejante a mí.

“El ancla y las olas”

(Claves para mantener la pasión en la pareja). Todos necesitamos seguridad, estabilidad, permanencia y continuidad. Estos instintos de echar raíces, de anidar, están cimentados en nuestra experiencia humana. Por otro lado, también sentimos la necesidad de innovación y cambio: fuerzas generadoras que le dan a la vida su plenitud y energía.
Estamos llenos de contradicciones: por un lado, buscamos seguridad y predictibilidad; y, por otro, deseamos la mayor diversidad posible. El desafío para las parejas radica en conciliar la necesidad de lo seguro y predecible con el deseo de buscar lo excitante, misterioso y sorprendente. Cuando ya no hay nada que esconder, no hay nada que buscar.

2. Fijación de límites

Una de las tareas más importantes de la pareja es la fijación de límites que los protejan procurándoles un ámbito para la satisfacción de sus necesidades sin que se inmiscuyan la familia, parientes políticos, hijos, etc. Por lo tanto, es necesario llegar a un límite que proteja a la pareja de la interferencia de las demandas y necesidades externas. Las personas deben poseer un territorio psicosocial propio, un refugio que pueden proporcionarse mutuamente, un sostén emocional. En función de cómo estén trazadas estas fronteras (límites claros) es uno de los aspectos más importantes que determinan la viabilidad de la estructura conyugal.

terpia de parejas

Si las reglas o límites son muy rígidos, frente a límites flexibles, pueden quedar atados a reglas inadecuadas, sólo cuando estén lejos uno del otro podrán desplegar aspectos más diversificados de su personalidad. En esta situación, la pareja se empobrecerá más y más y perderá vitalidad, volviéndose por último inutilizable como fuente de crecimiento para sus miembros.
El sistema conyugal es vital para el crecimiento de los hijos/as. Estos contemplan modos de expresar afecto, de acercarse a un compañero abrumado por dificultades y de afrontar conflictos entre iguales. Lo que presencia se convertirá en parte de sus valores y expectativas cuando entre en contacto con el mundo exterior.

3. Pauta interaccional (círculo vicioso)

La pareja está enredada en una pauta recíproca, que los atrapa en vivencias, acciones y eventos que vuelven a repetirse y dan cuenta del tipo de atrape en que están metidos. En la clínica se trata de provocar cambios en la pauta de interacción que se visualiza a través del problema que traen (Gottman, 1999). Fijarse en lo relacional y no tanto en lo singular de cada uno de la pareja. Incapaces de escucharse, empatizar, comunicarse, negociar y resolver sus problemas.

CASO
María y Javier llevan casados 9 años cuando acuden a terapia. Pelean constantemente, María se queja de que Javier no la hace caso y que tiene un problema con la bebida; Javier se queja de que María siempre está enfadada. Les expliqué que necesitaba entender su situación y les pregunté que si ¿Podían contarme la última pelea que tuvieron?, ¿Qué pasó exactamente?, ¿Cuándo haces esto qué hace él?, ¿Qué hace ella?

Preguntas circulares: Las secuencias de acciones y reacciones que forman su danza

María: “Javier salió a comer con unos clientes después del trabajo, y como siempre, volvió a casa borracho. Había dicho que estaría en casa a las 3; la comida se enfrió y él llego a medianoche”.
Le pregunté a Javier ¿Qué pasó desde tu perspectiva?
Javier: “Llamé a María cuando me di cuenta de que iba a llegar tarde, y ella ya estaba enfadada como de constumbre. Admito que tenía miedo llegar a casa, y lo fuí dejando para no encontrarme con su charla. En el momento que llegué a casa ella estaba que echaba humo”.
¿Y qué paso entonces? Les pregunté
Javier: “Yo no quería hablar con ella, pero ella me siguió chillando y gritando por toda la casa…”
María: “Le dije que si no hablábamos en ese mismo momento de lo que había pasado, que iba a pedir la separación. El como siempre estalló y se fue de casa y sólo regresó al día siguiente a cambiarse de ropa para ir a trabajar”.

1.4. El poder y las jerarquías en las relaciones de parejas

terapia de parejas2

 

EN CASOS DE VIOLENCIA
El objetivo no es poseer, dominar sino compartir un espacio de nuestras vidas, caminar juntos siendo nosotros mismos, sin asfixiar al otro. Si uno es especialmente fuerte en un momento, el otro tendrá que serlo en otras circunstancias.

terapia de parejas 3

Algunos Problemas en Terapia de parejas…
1. ¿ Si tenéis más tiempo del establecido en terapia de parejas (aprox. 1 hora) aumentaríais el tiempo de la sesión (1h y 30’ o 1h y 45’)?
2. Si traen a Terapia a los niños/as ¿Qué hacemos?
3. Empezamos una Terapia de Pareja, y a la próxima
sesión viene solo 1 de la pareja ¿Qué podemos hacer?

Uno de los ámbitos que generan más dificultades en algunas parejas es el tema del poder. Los contenidos pueden ser muchos (en el dinero, en la educación de los hijos, la sexualidad, etc.), pero tienen en común que un miembro de la pareja quiere hacer que el otro actúe y sienta como el o ella quiere.

Según Gregory Bateson en las interacciones de las familias y las parejas podemos distinguir pautas de funcionamiento simétrico y complementario:

– Parejas Simétricas: En los conflictos, ambos tratan de imponer su posición respecto de algo, generándose una escalada de intentos de afirmar la posición. Así, la relación de pareja se convierte en un pulso, en el que se miden todas las palabras, a todo se saca doble hilo… Como una lucha en la que alguien gana y alguien pierde. “¿Qué ganáis?”

– Parejas Complementarias: Ambas partes se integran para lograr una salida compartida a determinada situación. Una complementariedad flexible ambos miembros de turnan el rol de activo y pasivo en los diferentes ámbitos de la relación (deben de desarrollar pautas de complementariedad que permitan a cada pareja ceder sin sentir que se ha dado por vencido). Si los roles permanecen inamovibles se producirá una complementariedad rígida, donde la jerarquía es absoluta y reside sólo en uno de los miembros.

Este desequilibrio genera que tarde o temprano surjan Jerarquías Incongruentes (Madanes, 1976), es decir, que el miembro de la pareja más pasivo genera una actitud y comportamiento de resistencia pasiva centrada en el no hacer, con lo cual boicotea los intentos jerárquicos del más activo o poderoso, el cual intentará ejercer el poder y denunciar el boicot del pasivo, boicot que este último no reconocerá.

Muchos síntomas como problemas de sexualidad, infidelidades, abuso de alcohol, etc., pueden ser parte de una jerarquía incongruente.

El que está arriba
Se siente recompensado al verse grande, importante, tiene el control,…
Pero permanecer ahí es condenarse a la soledad, la soberbia, el enojo,…
El que está abajo
Se ve recompensado por sentirse entendido, ayudado, consolado,…
Pero permanecer ahí es condenarse a sentirse débil, necesitado, impotente, …

5. La cuestión de la intimidad

Quejas: Algunas parejas refieren que quieren tener intimidad, de que la relación ha perdido intimidad

Intimidad proviene del latín intimus, que significa interior o recóndito. Actualmente, el concepto de intimidad tiene numerosas conceptualizaciones

¿Pero qué es la intimidad?

La definición que ha generado más interés es “el de apertura del sí-mismo, esto es, exponerse dejando a la luz las fragilidades y contradicciones en una relación de confianza con un otro presente, en un clima emocional de empatía, validación, contención y aceptación” (Tapia, 2003) La intimidad no es sólo el compartir sentimientos y fragilidades en un ambiente empático, tiene que ver más profundamente con la construcción de la identidad del sí mismo.

“Tal vez lo más valioso de la intimidad en una relación de pareja sea la posibilidad de encontrarse con uno mismo ante otro, en un ambiente de confianza, tal vez no en un contexto incondicional y no siempre empático, pero sí en un ambiente emocional donde el sí-mismo es aceptado como legítimo” (Tapia, 2003)

CASO
(Tapia, 2003)

Una pareja está en la cama, la noche anterior habían hecho el amor. La mujer se abre emocionalmente y comenta lo plena y satisfactoria que fue la noche anterior. El hombre en su mundo interior siente que no fue así. Ambos están ante un dilema:
Si el hombre comenta su parecer, la mujer puede sentirse herida y rechazada y puede sentir que tal vez ella no estuvo tan bien como pensaba y en algún sentido lo desilusionó.
Otra posibilidad es que la esposa confíe en sus vivencias y se pregunte y preocupe de que tal vez para él algo no esté funcionando o le comente cuánto lamenta lo que le ocurre, y lo que le preocupa que tengan estas distintas percepciones.
Para el hombre, por otro lado, el dilema es, si no le dice sus vivencias para no herirla, no podrá contactarse consigo mismo en presencia de ella, y el conflicto queda encubierto. Si esto se repite, la distancia y la dificultad para hablar será cada vez mayor, la sexualidad generará angustia y la pareja estará cada vez más confundida. El comentar sus vivencias será cada vez más difícil para el y ella sentirá que ha sido en cierto sentido traicionada por él al negarle la información. En ella se podría perpetuar la sensación de desvalorización de “no servir para la cama” con una progresiva disminución del deseo y en la sensación que las dificultades que él tiene se deben a ella. Esta situación podría desencadenar en que al cabo de un tiempo podrían consultar por que ella no tiene deseos sexuales.

PARA SER VALIDADO POR EL OTRO
Lleva implícita la pérdida de la autonomía emocional y la dependencia del otro. Con el paso del tiempo aparecerán los temores a la cercanía, al miedo al abandono, a la fusión y al control. Y posteriormente a la evitación y la lejanía emocional. Las parejas en conflicto aprenden que evitando la sexualidad evitan una cercanía emocional.

PARA VALIDARSE A SÍ-MISMO
Implica de confianza de abrir el símismo ante otro para conocer la propia identidad. El resultado es la posibilidad de estar en un espacio relacional donde es posible evolucionar y crecer.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies