Tartamudez – Concepto y tratamiento

Tartamudez – Concepto y tratamiento

La tartamudez es un trastorno del habla que afecta al lenguaje oral, la principal arma del ser humano para comunicarse con los demás. Este trastorno es la disfluencia más habitual (por delante de la dislexia, dislalias…) y se trata de un problema que altera el ritmo y la fluidez verbal, siendo fácilmente detectable por su caracterización de repeticiones indeseadas de sílabas, frases o palabras, en las que existen interrupciones espasmódicas en la conversación. Este tipo de trastorno produce angustia y es complicado de controlar.

La causa de la tartamudez es desconocida aunque tiene su origen en una falta de coordinación en los movimientos periféricos del habla, un problema que tiene una mayor influencia en los hombres que en las mujeres. Suele iniciarse en edades de entre los 3 y los 6 años y cuando comienza en la etapa adulta suele deberse a algún trauma y lesión en el sistema nervioso.

Cuando un niño está aprendiendo a hablar puede tener disfluencia normal, algo normal puesto que es habitual que repitan sonidos, sílabas o palabras, sobre todo en el inciio de las oraciones. Este tipo de disfluencia es más frecuente cuando el niño está muy contento o enfadado, cuando está cansado o si siente presión para que le hablen.

Más allá de la disfluencia normal está la propia tartamudez, que puede ser leve o grave. Se considera leve cuando solo está presente en algunas situaciones, mientras que en los casos graves es cuando ocurre muy a menudo y con mucha frecuencia, llegando incluso a hacer que la persona pueda evitar hablar por miedo al ridículo.

Síntomas de la tartamudez y tipos

La tartamudez puede ser de los siguientes tipos:

  • Tartamudez clónica: Es la más conocida y consiste en la repetición de sílabas o palabras de manera involuntaria.
  • Tartamudez tónica: Consiste en la aparición de espasmos que interrumpen o detienen una conversación, bloqueándose la emisión de sonidos, y habitualmente se asocia a movimientos de cabeza, pies o manos.
  • Tartamudez mixta: Consiste en una mezcla de las dos anteriores. Esta es la más frecuente.

Algunos síntomas de la tartamudez son los siguientes:

  • La persona que la padece repite sonidos, palabras o frases.
  • Gesticula mucho al hablar, con diferentes muecas y/o parpadeos.
  • Al hablar puede sacudir la cabeza.
  • Puede sentir vergüenza al hablar e incluso puede evitar hablar por miedo a las burlas.
  • Le puede costar comunicarse con los demás y puede llegar a sentirse frustrado por ello.

Tratamiento de la tartamudez

La tartamudez es un trastorno del habla que está muy relacionado con el entorno de la persona que lo padece. Por el momento no existe ningún tratamiento con el que se pueda eliminar el problema, por lo que la terapia psicológica debe estar encaminada a mejorar la calidad de vida del paciente. No obstante es importante detectarlo a tiempo para poder corregir el problema.

Los padres o profesores deben buscar que el niño se encuentre relajado y cómodo para expresarse, tratando de evitar situaciones en las que él se pueda encontrar con miedo de ser criticado. No se le debe meter prisa ni corregirle cuando se traba, si no dejarle hablar con tranquilidad.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies