Seleccionar página

Fuente: Kelly Bulkeley

De los cuatro elementos clásicos (fuego, aire, agua y tierra), el agua tiende a ser el que aparece con mayor frecuencia en los sueños de las personas. Algo de esto se debe a la importancia del agua en nuestra existencia diaria y en la existencia de todas las criaturas de la Tierra. Parte de esto también se debe a la potencia psicológica del agua como símbolo de la vida, el nacimiento, las emociones, la fluidez, lo femenino, el inconsciente y varios otros significados que varían según la cultura y la era histórica. Si reflexiona sobre sus propios sueños y sigue su desarrollo a lo largo del tiempo, probablemente notará la aparición del agua en múltiples formas. Aquí hay algunas preguntas para tener en cuenta mientras reflexiona sobre la presencia de agua en uno de sus sueños.

Primero, ¿qué tipo de agua aparece en el sueño? ¿Es un cuerpo masivo de agua como un océano o un lago? ¿Es un río o arroyo de movimiento rápido? ¿Está cayendo del cielo en forma de lluvia o congelado en el suelo como hielo? ¿Es agua en un entorno doméstico como una piscina, una bañera o una tetera hirviendo? Esta es una de las razones por las que el agua es tan común en los sueños: puede tomar tantas formas diferentes y aparecer en nuestras vidas en tantos escenarios diferentes. La tremenda variabilidad del agua hace que sea especialmente importante observar de cerca los detalles exactos cada vez que aparece agua en un sueño en particular. De todas las formas posibles que puede tomar el agua, en su sueño tomó esta forma específica: cuando piensa en las cualidades distintivas de este tipo de agua, ¿qué le viene a la mente? ¿Quién o qué en tu vida también tiene estas cualidades?

Segundo, ¿cómo interactúas con el agua en tu sueño? ¿Lo estás observando desde la distancia o estás inmerso en él? ¿Es pacífico o peligroso, un estanque manso o una represa que se desborda? ¿Está nadando, flotando, remando o hundiéndose en él? ¿Está usando agua para bañarse, beber, lavar o cocinar? Estas preguntas conducen rápidamente a preocupaciones perennes de la vida humana. Las civilizaciones han subido y bajado de acuerdo con qué tan bien las personas han logrado usar el agua para fines beneficiosos mientras evitan las amenazas destructivas del agua. Mientras reflexiona sobre sus interacciones con el agua en sus sueños, puede pensar en ello como si fuera una relación con un personaje humano. ¿Cómo te llevas con el agua en tus sueños? ¿Tu relación es amistosa y reconfortante, o tensa y aterradora, o algo más? Esto puede sonar extraño, pero ¿parece que el agua en tus sueños quiere algo de ti? Tal vez no, pero al menos vale la pena considerar la posibilidad de que los sueños vívidos con agua te llamen a prestar atención a realidades emocionales fuera de tu rango normal de conciencia, a sentimientos que son de vital importancia pero difíciles de comprender o precisar.

Tercero, ¿qué podría simbolizar el agua en tu sueño? Con muchos sueños, es fácil rastrear imágenes desde el sueño hasta una experiencia o percepción reciente en la vida de vigilia, lo que Sigmund Freud llamó «el residuo del día». Sin embargo, incluso si identifica la fuente literal de una imagen, el agua en el sueño también podría tener significados simbólicos. Por ejemplo, el agua puede simbolizar emociones en su poder y fluidez. Puede simbolizar el inconsciente y todo lo que está sumergido en las profundidades ocultas de la psique. Puede simbolizar la fuente de toda vida, la matriz materna del desarrollo uterino, la fuente de crecimiento y vitalidad. La gama de posibles significados puede variar en diferentes culturas y períodos de la historia, por lo que no existe una forma universal de interpretar los sueños con agua. Sin embargo, la importancia esencial del agua en la vida humana nos permite decir con cierta confianza que el agua es un símbolo onírico universal de las fuerzas de la naturaleza que son tanto positivas como negativas, que podemos y no podemos controlar, y que nos conectan vitalmente con vastos energías, ritmos primarios y formas de vida no humanas. Esto es especialmente cierto para los sueños que tienen contenidos extremadamente intensos e inusuales sin ninguna conexión personal reciente, lo que CG Jung llamó «grandes sueños». La aparición del agua en grandes sueños memorables puede tomar formas extrañas: maremotos mágicos, ciudades submarinas espeluznantes, tormentas apocalípticas, arcoíris celestiales, en los que el simbolismo de los sueños se fusiona con el simbolismo de los mitos, los cuentos de hadas y las narraciones sagradas.

Una reflexión final sobre el agua y los sueños se refiere al posible impacto futuro del cambio climático. A medida que el clima global cambia rápidamente de formas que alteran los patrones climáticos habituales, ¿cómo afectará esto los sueños de las personas? ¿Cómo cambiarán los temas de agua en los sueños en un mundo en el que algunos lugares tienen drásticamente menos agua y otros lugares tienen drásticamente más? Parece probable que los sueños reflejen con precisión las crecientes ansiedades de las personas en ambas direcciones, por muy poca y demasiada agua: por sequías a largo plazo, escasez de agua y requisitos extremos de conservación, y también por repentinas inundaciones catastróficas, huracanes, tormentas, granizadas, y ventiscas. Si Jung tiene razón en que los sueños tienen una función anticipatoria de mirar hacia adelante y prepararnos para posibles peligros y desafíos en el futuro, entonces es posible que ya haya comenzado una nueva era de sueños de agua estresados ​​​​por el clima.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies