Seleccionar página

Estimado médico consultor:

Espero que el verano no sea demasiado caluroso en Sewanee. Tenemos un período de calor aquí, que corresponde a los 80 grados sin los vientos alisios. Supongo que no podemos quejarnos. Estaba en Phoenix, donde eran 114 durante el día y 95 a la medianoche. Y no me importa lo que digan sobre el calor seco, el calor es calor.

Me preguntaba si podría obtener su opinión sobre los resultados del estudio NISVS para encuestados LGB. Trabajo con la WNBA (¡divertido!) Y uno de los entrenadores quería citar los resultados de la encuesta de que los encuestados LGB tenían las mismas o más probabilidades de haber sido víctimas de IPV. Siempre he tenido un problema con esta noción de que la incidencia de la violencia entre personas del mismo sexo entre hombres y lesbianas es tan común como lo es en las parejas heterosexuales. He trabajado mucho en esta área, incluso con grupos LGBTQ locales y nacionales y parece ser la línea del partido sin muchos datos de antecedentes. Y no me importa si es verdad, simplemente no es mi corazonada de que sea verdad. Más importante aún, siempre digo que hasta que nos deshagamos por completo del heterosexismo social y el odio LGBTQ, nunca podremos conocer el impacto real de la violencia doméstica entre personas del mismo sexo porque las víctimas y aquellos que las lastimaron tendrán que salir (a sí mismos y otros) como queer antes de declarar estar en una relación IPV.

Me parece que el problema con el estudio NISVS es que este hallazgo implica que los encuestados LGB fueron victimizados por parejas del mismo sexo, pero mi lectura de los resultados de la encuesta es que es más probable que sean abusadores masculinos para lesbianas, hombres gay y hombres o mujeres bisexuales. ¿Estoy leyendo correctamente? Mi segunda pregunta está vinculada a la observación de que del 43,8% de las mujeres que se identificaron como lesbianas, el 67,4% declaró que solo tenían escritoras (resumen p 2). Sé que no se puede extrapolar exactamente un porcentaje del uno por ciento, pero ¿puede ayudarme a averiguar qué significa eso? Si menos de la mitad de las mujeres identificadas como lesbianas y más de dos tercios de esas lesbianas han sido agredidas por parejas lesbianas, ¿significa eso que esto equivale a tasas de victimización para mujeres heterosexuales?

Muchas gracias por tu ayuda y por todo lo que haces,

Buen verano,

Kalei

Querido Kalei,

Esta es una gran pregunta para reflexionar mientras celebramos el matrimonio igualitario para todos. Hay lados oscuros en las relaciones y es importante comprenderlos.

La Encuesta Nacional de los CDC sobre Violencia Íntima y Sexual (NISVS) es un estudio importante sobre la violencia doméstica y el informe de los CDC que mencionas es un estudio importante sobre la violencia en la comunidad LGBTQ.

Sin embargo, como ha observado, existen muchas complejidades y este informe se entiende mejor como un primer esfuerzo por comprender el problema. El informe de los CDC es mejor que muchos porque hace una pregunta sobre la identidad de género: «¿Te consideras heterosexual o heterosexual, gay o lesbiana o bisexual?»

Por supuesto, es bien sabido que la identidad de género surge en una trayectoria de desarrollo que puede variar de persona a persona. Hay muchas formas de forjar una identidad de género. La discriminación que mencionas juega un papel en esto, ya que puede ser una de las razones por las que algunas personas exploran las relaciones con parejas del sexo opuesto, incluso si terminan adoptando una identidad de género lesbiana o gay. La identidad de género no es un comportamiento sexual, y las personas que se identifican como homosexuales, lesbianas o heterosexuales pueden tener parejas sexuales que no «coinciden» con esas identidades.

Un ejemplo está en la película Los niños están bien. El personaje de Julianne Moore, que se identifica como lesbiana, tiene un romance con Mark Ruffalo y luego lo rompe diciéndole que ella es gay (que él ya sabía).

Puede ver esto en estos datos porque muchos encuestados que se identificaron como lesbianas o gays informaron haber sido víctimas de parejas íntimas del sexo opuesto. Además, algunas personas que se identificaron como heterosexuales informaron haber sido víctimas de parejas íntimas del mismo sexo.

Haces 2 preguntas. El primero analiza las tasas generales de prevalencia, el segundo analiza solo el grupo de víctimas y quiénes fueron sus perpetradores. Esto implica muchos porcentajes que, lamentablemente, están dispersos por todo el documento y son difíciles de seguir.

Un hecho importante que se debe conocer para comprender los datos de los CDC es la muy baja tasa de personas que informan cualquier otra cosa que no sea «directamente» en respuesta a la pregunta de identidad de género:

«La orientación sexual de la muestra incluyó al 96,5% de mujeres identificadas como heterosexuales, 2,2% bisexuales y 1,3% lesbianas. Para los hombres, 96,8% se identificaron como heterosexuales, 1,2% bisexuales y 2,0% homosexuales». (pág. 6.).

La muestra de los CDC es ENORME según los estándares de la mayoría de las investigaciones en psicología: ¡16,507 personas! Sin embargo, estas bajas tasas aún significan que solo 130 mujeres se identificaron como lesbianas, por ejemplo.

Eso es lo suficientemente bajo, incluso cuando se comparan las tasas de victimización de todas las lesbianas con las tasas de victimización de otras mujeres. Ésta es una de las razones por las que las tasas no son estadísticamente diferentes.

Abordar las diferencias sexuales de los abusadores significa dividir y dividir a estas 130 mujeres en categorías aún más pequeñas. Primero, como dijiste, el 43,8% de ellos reportaron victimización. Eso es el 43,8% de 130, por lo que ahora tenemos 57 lesbianas autoidentificadas que han sido víctimas de violencia doméstica.

Luego, cortando y cortando de nuevo, el 67,4% de esas 57 lesbianas victimizadas dijeron que solo habían tenido abusadoras, o 38 mujeres. El resto de este grupo de 57, 19 mujeres, reportó al menos un abusador de IPV de sexo masculino.

Personalmente, creo que una cosa sorprendente acerca de estos datos es el punto que usted señaló: que incluso entre las mujeres que se identifican como lesbianas, gran parte de su victimización por violencia doméstica proviene de los hombres.

Quizás aún más sorprendente, las mujeres bisexuales y los hombres bisexuales reportan principalmente a los abusadores masculinos. Como puede ver, los hombres homosexuales y las mujeres heterosexuales también. Estos son resultados interesantes, consistentes con el hecho de que los hombres son más propensos a cometer agresiones físicas contra otros objetivos.

Sin embargo, desde una perspectiva de investigación, una de las otras grandes lecciones de este estudio es que es muy difícil obtener buenos datos representativos a nivel nacional sobre la violencia en la comunidad LGBTQ.

Otra forma de pensar en estas cifras es que 57 lesbianas que denunciaron violencia doméstica son poco más de una participante por estado. Probablemente hayas visto más en tu propio trabajo.

En pocas palabras: no es el tipo de datos que anula años de experiencia clínica y comunitaria. Tu intuición sobre este tema coincide con la mía. Sí, la violencia doméstica ocurre en las relaciones de lesbianas, gays y bisexuales. Los datos son lo suficientemente buenos para saber que ningún segmento de la sociedad está a salvo de la violencia doméstica, ni los ricos, ni los famosos, ni las personas que tienen sexo con hombres. Esto es lo que les sugiero que digan usted y su colega en las sesiones de formación.

No usaría esto como evidencia sólida sobre si las mujeres lesbianas o bisexuales tienen tasas más altas o más bajas, ya que cambiar las respuestas de unas pocas mujeres habría cambiado los resultados.

Todavía no hemos encontrado una manera de obtener buenos datos comparativos sobre las relaciones LGBTQ frente a las heterosexuales. Y para agregar una arruga final, hay formas de abuso, como la amenaza de ‘denunciar’ a alguien que no quiere serlo, que son exclusivas de las relaciones LGBTQ y no se incluyen en la mayoría de las investigaciones.

¡Felicitaciones por el concierto de la WNBA! Suena divertido. Y me gustaría agradecerles por todo lo que hacen y por todos los que inspiran (¡incluyéndome a mí!).

– El Doctor de Datos

Ask the Data Doctor aparece el martes. Respondo preguntas sobre investigación, terapia y políticas. ¿Tengo una pregunta? Envíe un correo electrónico a [email protected] o [email protected]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies