¿Sabes Reforzar y Castigar?

¿Sabes Reforzar y Castigar?

 

 

1. INTRODUCCIÓN

Las conductas humanas pueden clasificarse en dos grandes grupos: acciones aprendidas y acciones no aprendidas.

Dentro de éstas podemos encuadrar las conductas genéticamente preparadas (el aullido de un perro), conductas reflejas (cuando me golpean la rodilla, cuando aparto la mano porque me quemo…), conductas determinadas por factores organísmicos (por ej, una persona que actúa de cierta manera por una enfermedad…).

Pero las conductas sobre las que nosotros vamos a trabajar son las aprendidas y, por tanto, las que funcionan de acuerdo con los principios del aprendizaje. Dentro de las conductas aprendidas debemos incluir tres grupos: (1) las conductas aprendidas por condicionamiento clásico; (2) las conductas aprendidas por condicionamiento operante (o instrumental); y (3) las conductas aprendidas por aprendizaje vicario (éstas últimas son más discutibles que sean un grupo aparte).

Las técnicas de modificación de conducta se basan en los tres tipos de conductas aprendidas, si bien es verdad que las debidas al condicionamiento clásico se tratan casi exclusivamente en el ámbito clínico (es lo que se ha llamado tradicionalmente terapia de conducta) y no en el escolar (por supuesto, hay excepciones como puede ser el control de estímulos, que puede tener algo de condicionamiento clásico). Hablaremos algo de las conductas aprendidas vicariamente; pero, sobre todo, nos detendremos en aquellas que se basan en el condicionamiento operante. Para comprender estas técnicas bien resulta fundamental conocer los conceptos de reforzamiento y castigo.

2. DEFINICIÓN DEL REFORZAMIENTO Y DEL CASTIGO

De acuerdo con el condicionamiento operante las respuestas se dan ante un estímulo determinado y se mantienen o desaparecen por sus consecuencias.

Ej. Encender la luz: Ed? R ? Er+

El Ed es el interruptor; la R es la respuesta (pulsarlo); el Er+ que se encienda la luz (la conducta es reforzada).

Tenemos que distinguir muy bien qué se entiende por reforzamiento positivo, por reforzamiento negativo, por castigo positivo y por castigo negativo. En esta tabla se resume lo que voy a explicar:

reforzamiento y castigo

a. Reforzamiento Positivo (R ? Er+)

Aparece algo en el medio tras emitir una conducta que es agradable, que es lo que esperábamos. La aparición de este estímulo conlleva el aumento o establecimiento de una conducta. Ej. Lo del interruptor; o ver un dulce que nos gusta comprarlo, comerlo y disfrutar con su sabor. Igual en animales: queremos que el caballo relinche: cada vez que lo hace le damos un dulce. El reforzamiento positivo sirve para incorporar conductas a un repertorio o para aumentar conductas que ya estaban pero eran poco frecuentes. Cuando queramos enseñar algo utilizaremos distintas modalidades de reforzamiento positivo.

b. Reforzamiento Negativo (R –/–> Er-)

Es cuando quitamos algo que es desagradable. Ej. estudiar para evitar el suspenso. Hago algo para evitar que me castiguen (por ej, me pongo el cinturón en el coche para que no me pongan una multa). Hay muchas conductas que hacemos para evitar consecuencias desagradables. Ej. la rata que pulsa el botón para no sufrir la descarga. Este aprendizaje no es igual que el positivo: aquí no se tiene una sensación de satisfacción, sino de alivio por haber escapado; por eso no es igual para aprender que el otro, es más deficiente, porque media la ansiedad (que no ayuda al aprendizaje). Hay que diferenciar entre las modalidades de escape y de evitación.

c. Castigo Positivo (R ? Er-)

Es un estimulo desagradable que nos sucede por haber emitido una conducta. Por ej, el niño salta encima del sillón y el padre le pega por ello. Un niño habla en clase y el profesor le pega una bofetada (o le pone un suspenso). También verbales: por ej, una crítica por haber hecho algo. En general, el castigo genera agresividad hacia el castigador. Y la agresividad no ayuda al aprendizaje. Lo que se aprende es a no hacer ciertas conductas cuando está el castigador y no que el hacer las conductas sea malo.

d. Castigo Negativo (R –/–> Er+)

Es la desaparición de un estímulo agradable por la aparición de una conducta. Por ej. el niño se porta mal y la madre le deja sin el postre de la comida. El adolescente llega tarde y el padre le deja sin salir el fin de semana siguiente). De entrada no podemos decir qué elementos serán reforzadores para un sujeto y cuáles no (depende de la historia de aprendizaje de cada sujeto). Sólo lo podremos saber por su efecto en la conducta: si aumenta es reforzamiento positivo y si disminuye es castigo. (También cabe hablar de la Extinción: R –/–> O)

3. TIPOS DE REFORZADORES

Existen muchas categorías. Vamos a hablar sólo de dos posibles clasificaciones:

a. Reforzadores intrínsecos y extrínsecos:

El reforzador intrínseco se define así porque el valor de reforzador está en la propia persona y no es necesario que otra persona le dé el valor de reforzamiento. Por ej, jugar para la mayoría de los niños es un reforzador intrínseco: es divertido de por sí para la misma persona. Y hay cosas que otros pueden pensar que son un rollo y son divertidas
para esa persona (por ej, coleccionar sellos). Cuando estamos orgullosos de nosotros mismos por haber hecho bien un examen nos damos un reforzador intrínseco. El reforzador intrínseco es, necesariamente, inobservable, está dentro de la persona porque él se lo da.

El reforzador extrínseco se denomina así porque su valor reforzador se lo otorga el medio externo. Por ej, ser alabado por haber sacado buenas notas es un reforzador extrínseco. El reforzador extrínseco está fuera de la persona y es observable.

Normalmente, el reforzador intrínseco se crea progresivamente: va obteniendo su carga reforzadora porque se va asociando al reforzamiento extrínseco. Así primero nos valoran por sacar buenas notas o hacer bien las cosas, y luego nosotros mismos nos ponemos contentos por haberlas hecho bien. En general, a la larga esto es lo que queremos con la modificación de conducta: pasar de un control externo a uno interno.

Muchas veces el reforzador interno es mucho más importante y fuerte, por eso, aunque castiguemos ciertas conductas —por ej, jugar— siguen apareciendo en el niño.

b. Reforzadores primarios y secundarios

Los reforzadores primarios son los no aprendidos. Son los que tienen que ver con la supervivencia, con el mantenimiento de la especie. Ej. comida, calor, estimulación sexual, enriquecimiento del medio tras un período de deprivación, etc.

Los reforzadores secundarios son todo el resto de reforzadores: los aprendidos. Los reforzadores secundarios se van aprendiendo por dos procesos: (1) su relación con los primarios (ej. con dinero podemos comprar comida, tener seguridad, calor, etc.); o (2) vicariamente (vemos que se los da a alguien y este disfruta —esto es, el principio básico de la publicidad).

Los reforzadores secundarios pueden ser de diversos tipos: (1) Materiales (objetos, como, por ej, juguetes); (2) Sociales (sonrisa, gestos de aprobación, cariños, atención… son, probablemente, los más eficaces); (3) Actividades (por ej, ver la TV, comer, ir al cine…); (4) Fichas; y (5) Actividades planteadas según el principio de Premack.

4. EL PRINCIPIO DE PREMACK

El principio de Premack plantea que dadas dos actividades que una persona está realizando voluntariamente, la actividad más frecuente puede servir como reforzador de la menos frecuente, si se hacen contingentes. Ej. el niño prefiere comer el postre a comer la sopa, entonces sabemos que el postre puede servir como reforzador para comerse la sopa: “si te comes la sopa te dejaré comer el postre”. Otros ejemplos: se suele preferir salir con los amigos a limpiar la habitación; entonces los asociamos: si limpias la habitación podrás salir con los amigos.

Lo interesante es que no se plantean reforzadores de antemano; se observa y se ven las conductas más frecuentes espontáneamente. Luego asociamos las que queremos que sean frecuentes con las que ya lo son. Así conseguimos que se instauren hábitos positivos.

5. ELECCIÓN DE REFORZADORES

Cuando se eligen los reforzadores que se van a asociar a una conducta deben tenerse en cuenta varios aspectos:

– Que se puedan otorgar con continuidad (ej. irse a esquiar a los Alpes es un mal reforzador). Pero que no llegue a saciar.

– Que sean más bien naturales (frente a artificiales). Por ej, el reforzador natural de la lectura tiene que ser el placer por lo que se lee y no los premios que me dan por leer. Otro ej, ir a esquiar por el dinero que me dan cuando estoy todo el día en la pista y no por el placer de deslizarme por la nieve. El reforzamiento natural es el único que permite la generalización y el que hay que usar, sobre todo en el contexto clínico.

– Que estén equilibrados respecto a la conducta: si pedimos demasiado para obtener un reforzador pequeño no estará motivado; y si el reforzador es muy grande para la conducta, luego nos impedirá ir pidiendo otras conductas. Por ej, si por aprobar 2º BUP ya le regalamos una moto… en 3º, COU, la carrera… ¿qué le regalaremos?

– Lo importante es que vaya pasando del control externo al interno (darse internamente reforzadores). Para eso hay que acompañar siempre los reforzadores materiales con los sociales (para que adquieran cada vez más valor). Ejs. “muy bien las cuentas están fenomenal”, “muy bien has trabajado un montón”.

6. APLICACIONES DEL REFORZADOR

Para que sea efectivo el reforzador tiene que cumplir estas condiciones:

1. Contingencia: Es decir que debe otorgarse el reforzador sí y sólo si se da la conducta. Si apareciera sin la conducta dejaría de darse la conducta y si no se da cuando se da la conducta tampoco la llevará a cabo.

2. Inmediatez: Un reforzador inmediato siempre es mucho más eficaz que uno demorado. Pero se debe tener en cuenta si estamos en una fase de aprendizaje o en una de consolidación y mantenimiento de la conducta. Si es una fase de aprendizaje, lo conveniente es que sea inmediato; de este modo es más fácil que vea la relación. Si es en la de mantenimiento, lo adecuado es que sea más demorado y más a intervalos; esto proceso ayuda a ir madurando: a tolerar la frustración a hacer más fuerte la voluntad. Esto depende de las características del niño: más o menos mayor, con deficiencia… Si no queremos dar el inmediato y no se puede demorar podemos usar fichas, puntos… que los sustituyan.

3. Especificación del reforzamiento: Toda persona actuará mejor si tiene muy claro desde el principio: (1) la conducta que debe emitir; (2) las condiciones en que debe emitirla; (3) las contingencias que guarda con respecto al reforzamiento.

7. PROGRAMAS DE REFORZAMIENTO

De forma muy resumida vamos a comentar estos posibles programas de reforzamiento. Lo primero es que algo puede ser reforzado siempre o no:

a. Reforzamiento continuo: Siempre que se da la conducta se da el reforzador.

b. Reforzamiento intermitente (o parcial): El reforzador aparece de vez en cuando, siempre que se siga dando la conducta.

Los programas de reforzamiento son muy importantes de cara al mantenimiento de las conductas deseables. Cuando algo se refuerza continuamente se aprende rápidamente, pero la extinción también es rápida. Con los programas de reforzamiento intermitente se aprende más despacio, pero luego las conductas son más resistentes a la extinción. En la intervención, por tanto, lo ideal es ir pasando de un nivel continuo a un programa de reforzamiento intermitente una vez que el sujeto haya aprendido la conducta; de lo contrario no tendremos éxito en el mantenimiento de la conducta deseable. Sólo gracias a los programas de refuerzo lograremos la generalización.

Los programas de reforzamiento intermitente se clasifican así: programas de intervalo fijo y variable y programas de razón fija y variable. En general, los programas de intervalo ofrecen tasas de respuesta más bajas que los programas de razón. Por supuesto hay muchos otros programas combinados, pero aquí no vamos a entrar en ellos.

1. Programa de intervalo fijo:

El reforzamiento aparece tras la primera respuesta correcta que tiene lugar después de que ha transcurrido un período fijo de tiempo tras la anterior respuesta reforzada. Por ej, en un programa de intervalo fijo de dos minutos, el sujeto será reforzado por la siguiente respuesta correcta que hiciese después de que pasasen dos minutos de la anterior respuesta reforzada. (Para que no esté haciéndolas todas seguidas, sino que aprenda a esperar). Es el caso de los exámenes en fecha fija: el sujeto estudia muy poco después de acabarlos, pero según se acercan los próximos va estudiando más.

festones reforzamiento

2. Programa de intervalo variable:

El reforzador se da después de un tiempo variable y no a intervalos fijos como en el caso anterior. De esta forma el sujeto nunca sabe cuándo va a llegar el próximo reforzador. Ej. alguien que pone los exámenes a intervalos variables (no fijo unos fechas). Esto hace que se dé una respuesta más constante pero menos acusada.

IV reforzamiento

3. Programa de razón fija:

El refuerzo se da después de un número fijo de respuestas (no depende del tiempo, sino del número de respuestas). Ej. cuando haces tres camisas te doy el reforzador. Es el trabajo a destajo. Consigue que la gente dé muchas respuestas. Ej. Cuando te estudias tres temas entonces haces el examen. Festones

IF reforzamiento
4. Programa de razón variable:

El refuerzo se otorga después de un número de respuestas, pero este número es variable. Por ej, las máquinas tragaperras. Tiene que apostar varias veces, pero el premio puede salir a la segunda o después de 500 veces. Es uno de los programas más eficaces para mantener al sujeto emitiendo respuestas. Ej. El profesor va a poner 4 exámenes, pero no sabemos cuando. El alumno va estudiando los temas; puede ser que le examinen cuando ha estudiado dos y, la siguiente vez, cuando has estudiado cinco; y luego un tema después.

RV reforzamiento

 

[twitter-follow username=”psicologiaesp” scheme=”dark”]

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies