Cómo saber si tienes una inteligencia emocional alta

Cómo saber si tienes una inteligencia emocional alta

La Inteligencia Emocional (IE) puede marcar la diferencia entre comportarse de una manera que se acepta en la sociedad y estar totalmente fuera de lugar en una determinada situación. Es decir, la Inteligencia Emocional puede ser el factor diferenciador entre un buen o mal funcionamiento dentro del ámbito social. Sin embargo, a pesar de su importancia, muchas personas ignoran su existencia y no son capaces de detectarla ni en los demás ni en ellos mismos.

De esta manera, se puede definir a la Inteligencia Emocional como la capacidad que tiene una persona para poder expresar, comprender, percibir y gestionar sus emociones, siendo muy importante que cuanto mejor se comprenda la IE propia, se podrá disfrutar de una mejor salud a nivel mental y también contribuirá a mejorar el desarrollo social.

Es posible que seas una persona capaz de poseer estas cualidades, pero puede que no seas consciente de ello. En cualquier caso, si mejoras tu Inteligencia Emocional verás que es de gran ayuda de cara al ámbito escolar, laboral, familiar o en cualquier grado de socialización.

Si quieres saber si tienes una inteligencia emocional alta debes tener en cuenta cuatro puntos que te indicarán si la posees, o si, por el contrario, debes trabajar en tratar de mejorarla para que te ayude en tu vida y en tu desarrollo personal.

Cómo saber si tienes una inteligencia emocional alta

Pensar en las reacciones

Existen diferentes situaciones y momentos, como puede ser discutir con otra persona, en las que la Inteligencia Emocional es fundamental y un aspecto diferenciador entre las diferentes reacciones que puedas tener en este tipo de situaciones: la primera opción, e ideal, es la de tomarse la situación de una manera no personal, mientras que la reacción negativa sería la de dejar que el enfado se apropie de ti y acabes terminando por faltar el respeto a la otra persona.

De esta manera las emociones tienen una información muy relevante de cara al funcionamiento social y personal, aunque en muchas ocasiones esas propias emociones nos pueden llevar a reaccionar de formas de las cuales luego nos arrepentimos.

Una persona que no tenga Inteligencia Emocional, es poco habitual que piensen de la manera adecuada en este tipo de situaciones, siendo personas que, por norma general, reaccionan de forma muy impulsiva y sin pararse a pensar en los pros y las contras que tiene la manera de hacer frente a una determinada circunstancia o situación.

Aquellas personas que no tienen una capacidad suficiente para la regulación de sus sentimientos negativos, acostumbran a tener mayores problemas para funcionar a nivel social, lo cual puede acabar originando sentimientos depresivos.

Esto se debe a que muchas personas que padecen problemas de depresión severa, muestran problemas a la hora de manejar sus emociones y comprenderlas.Cómo saber si tienes una inteligencia emocional alta

Ver las situaciones difíciles como desafíos

Si una persona tiene la capacidad de poder reconocer sus emociones negativas y de ver aquellas situaciones complicadas como un desafío, muy probablemente tenga una Inteligencia Emocional alta.

Esto se puede apreciar, por ejemplo, en aquellos casos en los que una persona ve como su puesto de trabajo está en peligro, lo que hace que exista un gran incertidumbre sobre su vida laboral. Una persona que es fuerte a nivel emocional puede dejar a un lado la ansiedad propia de este tipo de situaciones y en lugar de caer en una excesiva preocupación, comenzar a actuar para tratar de ocuparse de la misma. Así, estará en disposición de ser capaz de regular la ansiedad y buscar la mejor forma de afrontar este desafío u obstáculo que tiene en su camino.

Por otro lado, una persona con una Inteligencia Emocional baja, ante una situación similar, empezaría a darle vueltas a la cabeza sobre su situación laboral, haciendo que se fuese mostrando cada vez más preocupado hasta incluso acabar padeciendo una depresión.

Cambiar las emociones

Las emociones son capaces de afectar a las personas de formas muy negativas en determinadas situaciones, si bien una persona que tenga la Inteligencia Emocional alta, es muy posible que en este tipo de situaciones tenga la capacidad necesaria para poder controlarlas.

Ateniendo al mismo caso de una posible incertidumbre con respecto al puesto de trabajo, un nivel bajo de ansiedad dentro de la situación vivida puede servir para tener mayor concentración en el trabajo y también tener la motivación suficiente para hacerle frente, mientras que si tienes una gran ansiedad será complicado mantener la concentración y alejarse de sentimientos y pensamientos de preocupación.

Por este motivo, ser capaz de cambiar las emociones y de modificar la ansiedad para hacer frente a las diferentes circunstancias que puedan darse en nuestra vida, ayudan a la hora de poder hacer frente a esa situación.

Una persona con Inteligencia Emocional elevada es consciente de que necesita ser capaz de regular sus emociones y mantener siempre la ansiedad que se pueda sufrir dentro de unos niveles bajos.

Cómo saber si tienes una inteligencia emocional alta

Ponerse en el lugar de la otra persona

Por último, otro de los signos propios de una persona con Inteligencia Emocional es la capacidad que esta pueda tener para ir más allá de su propio funcionamiento personal, es decir de mantener bajo control las situaciones sociales, siendo capaz de gestionar y expresar sus emociones de la manera más adecuada posible en cada caso en particular, buscando en todo momento la mejor comunicación posible con el resto de personas.

Para ello, una persona que tiene Inteligencia Emocional alta, o que bien desea trabajar en lograrla, debe tener la capacidad de poder ponerse en el lugar de la otra persona en las diferentes situaciones que puedan darse, lo que le ayudará a la hora de entender determinadas reacciones y comportamientos.

Para finalizar, tan solo cabe indicar que la Inteligencia Emocional  es una competencia cognitiva que tienen las personas, y que puede ser mejorada a lo largo de la vida, por lo que si no posees alguna o varias de las capacidades que hemos mencionado en este artículo no tienes por qué preocuparte, ya que aún estás a tiempo de ponerte manos a la obra y empezar a trabajar en el desarrollo de tu Inteligencia Emocional.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies