Cómo recuperar la felicidad tras perder a un ser querido

Cómo recuperar la felicidad tras perder a un ser querido

Cuando una persona sufre la pérdida de un ser querido, habitualmente se atraviesa por un proceso de duelo, que puede llegar a ser muy doloroso y que, más que tratarse de una fase en la que se debe superar dicha pérdida, es una etapa en la que uno debe aprender a vivir con esa pérdida y tratar de obtener la felicidad, independientemente de que esa persona que ha fallecido ya no esté junto a él o ella y que nunca más vaya a poder volver a verla.

En la actualidad hay una gran cantidad de espacios en la red y foros que sirven como apoyo para todas esas personas que están sufriendo por la muerte de un ser querido, de los cuales se puede deducir que la gran mayoría piensan en que estas personas que están pasándolo mal y están llenos de dolor lo hacen, en gran parte, por la falta de espacio y de comprensión por parte de aquellas personas que les rodean, lo que no les permite procesar de la manera apropiada ese proceso de duelo.

Una de las causas que lleva a muchas personas a sentirse mal es el no liberar todos esos pensamientos y sentimientos internos que se tienen en el interior. El no hablar del duelo es algo habitual, y es muy probable que no se hable de ello por las mismas razones que no suele gustar hablar de la muerte, tratando de dejarla de lado en todo momento.

Sin lugar a dudas, el duelo por el fallecimiento de un ser querido, ya sea un familiar, un amigo o un conocido, es uno de los dolores más intensos que puede sentir una persona, siendo una situación que afecta en gran medida a la salud mental y física, pero también a la estabilidad emocional y a la vida social en general. Diferentes estudios recientes afirman que el duelo puede tener consecuencias psicológicas y físicas que pueden prolongarse durante cuatro años, mucho más tiempo del que mucha gente piensa.

Cómo recuperar la felicidad tras perder a un ser querido

Habitualmente los seres humanos buscan la forma de evitar el dolor de todas las maneras posible, tratando de huir de él, tanto del dolor propio como del ajeno, si bien esto no es del todo aconsejable, ya que la naturaleza de la mente y los sentimientos hacen que aquello contra lo que más nos resistimos, es lo que permanece en nuestras vidas.

Por lo general las personas no son capaces de lidiar de la forma apropiada con ese proceso de duelo y se suele sentir una presión para dejarlo de lado y recuperarse de esa pérdida, cometiendo en muchas ocasiones el error de colocarse un periodo de tiempo para el olvido que es poco realista. Esto se debe a que no hay un momento determinado a partir del cual la falta de una persona deje de doler.

En este sentido lo aconsejable, y verdaderamente sano, es aprender a vivir con la pérdida del ser querido de la mejor forma posible, pudiendo disfrutar de un espacio y el tiempo apropiado para pasar el duelo y así tratar de recuperarse, cada uno a su ritmo, para poder volver a afrontar la vida con optimismo. Llegado un momento el duelo pasa a convertirse en una parte del camino y desarrollo de la persona y esta podrá seguir adelante con su vida.

De hecho, muchos especialistas aseguran que el dolor es un agente que contribuye al cambio, lo que hace que tras haber sufrido la pérdida de una persona importante en nuestra vida, seamos capaces de cambiar y seguir avanzando en nuestro camino, siendo cada vez más fuertes y aprendiendo para afrontar diferentes situaciones futuras.

El duelo es un proceso que hace atravesar por momentos de un dolor inmenso y otros en los que nos sentimos bien al recordar los buenos momentos vividos con esa persona, siendo una “montaña rusa” de emociones lleno de ira, dolor, paz y aceptación.

Con el paso del tiempo la aceptación de la pérdida va creciendo progresivamente, aunque en ocasiones se ve afectado por nuevas pérdidas que pueden hacer regresar dicho dolor e incluso incrementarlo. En todo caso, hay que ser capaz de superar las emociones difíciles y sus síntomas en forma de sorpresas, amargura, nostalgia, arrepentimiento…, los cuales se van calmando cuando el grado de aceptación de la pérdida del ser querido es mayor.

Cómo recuperar la felicidad tras perder a un ser querido

Las pérdidas de un ser querido no son todas iguales a la hora de procesarlas en nuestro interior, ya que todas son únicas y cada uno las experimenta de una manera diferente, siendo imposible determinar si la pérdida de un amigo va a ser más dolorosa que la de una pareja o viceversa, por ejemplo. Lo que sí se puede asegurar es que cada pérdida es diferente.

Para poder atravesar estos momentos tan complicados, es importante recordar que todos esos seres queridos que lamentablemente hemos perdido, desearían que fuésemos felices, por lo que debe tenerse esta mentalidad a la hora de afrontar la situación, pensando en ellos con un buen recuerdo y no para llenarnos de tristeza, si bien lograrlo es un proceso que puede llegar a durar varios meses o incluso años.

Por otro lado, si queremos ayudar ayudar a una persona que está atravesando por un proceso de duelo, se debe tener empatía con él o ella, buscando así con el paso del tiempo ayudarle a que vaya sintiéndose mejor en su interior y empezar a ver la vida más alejada del dolor.

La mejor manera de poder ayudar a una persona que está pasando por este tipo de duelo es hacer énfasis en todos aquellos momentos en los que sonría y se ve que se siente mejor, para que así asocie esos momentos con algo positivo y le ayude a abstraerse y afrontar de una manera más positiva la vida. En todo caso, también debe evitarse el agobio y no dejarle suficiente espacio, por lo que hay que darle el apoyo cuando lo necesite pero sin agobiar a la persona ni hacerle pensar en el dolor con preguntas constantes acerca del mismo.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies