Seleccionar página

El cabello quebradizo y seco, las uñas debilitadas y quebradizas y la piel seca y opaca son signos de desnutrición general, especialmente cuando las calorías, las proteínas y el zinc son bajos. Por lo tanto, no es de extrañar que la pérdida de cabello (y las uñas y la piel en mal estado) sea común en la anorexia nerviosa.

Les aseguro a los pacientes que no van a perder todo el cabello porque es más como una caída. Su cabello se adelgazará demasiado si se adelgaza demasiado. Por lo general, nos reímos mucho con este juego de palabras.

Efluvio telógeno es el término médico para la caída temporal del cabello muerto que ocurre cuando el cuerpo experimenta un shock, como pérdida de peso, fiebre alta o enfermedad. La caída del cabello refleja la salud de su cuerpo hace unos tres o cuatro meses.

Hace un año, sufrí una neumonía grave. Era increible. Tres meses después, casi al día, se me empezó a caer el pelo. Ha pasado más de un año y mi peluquero dice que mi cabello casi ha vuelto a ser lo que era antes de enfermarme.

Tiene sentido que cuando el cuerpo no tiene suficientes calorías, proteínas y otros nutrientes, deje de cuidar el cabello, las uñas y la piel para concentrarse en mantener la salud de los órganos vitales. Por lo general, la caída del cabello no se nota hasta después de tres o cuatro meses de desnutrición y pérdida de peso.

Hay excepciones y algunas personas no notan ningún cambio en su cabello a pesar de la anorexia. La verdad es que nunca he visto un gran cabello en alguien con anorexia prolongada. También hay al menos un lapso de tiempo entre el momento en que comienzas a comer mejor y el aumento de peso antes de que notes el flequillo de recuperación y la pérdida diaria de cabello vuelve a la normalidad.

Mis pacientes comienzan a buscar su flequillo de recuperación cuando pueden mantenerse al día con su dieta y aumentar de peso de manera constante. Los flequillos de recuperación son una señal de que tú y tu cabello se están recuperando.

La nutricionista Marcia Herrin y Nancy Matsumoto son coautoras de The Parent’s Guide to Eating Disorders, Gūrze, 2007; Marcia también es autora de Nutrition Counseling in the Treatment of Eating Disorders, Routledge, 2013.

Copyright de Marcia Herrin y Nancy Matsumoto.