Seleccionar página

Fuente: Pixabay

Fíjate que no titulé este artículo: «Qué hacer cuando alguien te decepciona». Esto se debe a que, en mi experiencia, no es lo que nos sucede lo que nos hace infelices. Así es como reaccionamos y lo que «sentimos» está en el centro de esa reacción.

Hace unos años, me sentí abandonado por un amigo. Ella había sido una de las personas en las que confié para recibir apoyo ya que vivo con dolor crónico y enfermedades a diario. A lo largo de los años ha sido importante para mí, tanto en la práctica (podía contar con ella para ayudarme si lo necesitaba) como personalmente (siempre me escuchaba si quería compartir mis peleas).

Entonces, de repente, su vida cambió drásticamente, de una manera que fue maravillosa para ella. Ella se enamoró. Y sin embargo, desde mi perspectiva, ella había «desaparecido», tanto física como emocionalmente.

He experimentado una variedad de emociones, algunas de ellas aparentemente contradictorias. Por ejemplo, estaba feliz con la nueva dirección que había tomado su vida, pero también me encontré culpándolo por su falta de atención hacia mí. No quería que las cosas fueran diferentes para ella, pero al mismo tiempo, quería que las cosas fueran iguales entre nosotros.

En Song of Myself, Walt Whitman escribió que no hay nada de malo en sentir emociones en conflicto. De hecho, a menudo aprecio esta característica particular de la mente humana. Pero con mi amigo, estos sentimientos aparentemente conflictivos aumentaron mi estrés mientras trataba de aceptar el cambio en nuestra relación.

Para tener una idea de lo que estaba pasando, decidí hacer una lista de respuestas innecesarias al sentimiento de abandono de alguien. A continuación, hice una lista de respuestas útiles. Hacer y contemplar esta lista ha demostrado ser extremadamente valioso para mí mientras me adaptaba a este cambio en mi vida. Espero que encuentre útiles mis pensamientos.

Respuestas innecesarias

1. enojarse

La ira no ayudó en absoluto. Incluso exacerbó los síntomas físicos de mi enfermedad. Me gusta la forma en que Buda dijo: la ira regresa a ti como polvo fino arrojado contra el viento. Enfadarme por lo sucedido fue como golpearme la cabeza contra la pared. La única persona a la que he herido soy yo.

El caso es que la vida siempre está en movimiento. Es una ilusión pensar que las relaciones siempre serán las mismas. Cuando una relación cambia de una manera que no es adecuada para usted, puede surgir la ira. Está bien, pero en lugar de dejar que la ira burbujee y se intensifique, permítete sentir la tristeza detrás de ella. Este es el comienzo del proceso de curación.

2. Alimenta el miedo

Para mi sorpresa, sentí cierto miedo por lo que estaba pasando, miedo de perder a todos mis amigos y todo mi apoyo. Cuando surge el miedo, he aprendido a cuestionar la validez de los pensamientos que genera. No estoy tratando de reprimir los pensamientos porque, francamente, la mente pensará lo que piensa. Sin embargo, al mismo tiempo, no tengo que creer estos pensamientos.

Cuando cuestioné la validez de mis pensamientos, me di cuenta de lo absurdo de asumir que un cambio en una relación significaba que todos los demás cambiarían repentinamente y que perdería a todos mis amigos y apoyo. Este interrogatorio apaciguó mis temores y con él vino una sensación de alivio.

3. Adopta la culpa

Cuando mi amigo se enamoraba, a veces aparecía un diálogo interno negativo. Me sorprendí pensando: “¿Qué estás esperando? Debido a la imprevisibilidad de sus síntomas, usted no es confiable como amigo. ¿Quién querría aguantar esto por mucho tiempo? ¡Qué irracional es vincular el nuevo amor de mi amiga a mis supuestas deficiencias como amiga! Tomar partido en su contra de esta manera es la más dañina de las respuestas.

Respuestas útiles

1. Reconoce que todas las relaciones cambian

El cambio es una parte inevitable de la vida. Pensar de otra manera te expone a angustias y sufrimientos innecesarios. Las circunstancias cambian; La gente cambia. Aceptar esto como parte de la experiencia humana alivió el dolor mental de este cambio en particular, aunque no era el que me gustaba.

2. Sentirse feliz por los demás

Cuando me di cuenta de que sentía resentimiento hacia mi amiga, me recordé a mí misma que en realidad me sentía feliz por ella porque el amor entró en su vida, aunque fue difícil para mí. Sentirse feliz por los demás se llama mudita o «alegría empática» en la práctica budista. Y eso requiere práctica. Vale la pena, porque sentirse feliz por los demás te hace feliz. Confía en mí para esta foto.

3. Cuestionar la validez de las historias que contamos

Ya he mencionado el valor de cuestionar la validez de los pensamientos. Es una práctica tan valiosa que quiero hablar un poco sobre ella. Estoy continuamente aturdido por las historias locas que puedo contar, historias que van a los extremos, como, «Obviamente, ella nunca me amó tanto en primer lugar por haber dirigido su atención tan rápidamente a otra persona». »

Cuando se encuentre contando este tipo de historias estresantes, pregúntese si hay alguna razón para asumir que son ciertas. En esta situación en particular, a menos que hable con su amiga sobre el cambio en su relación (lo que podría ser una buena idea, dependiendo de las circunstancias), no tiene forma de saber qué está pasando por su cabeza. ¡Es muy posible que ella piense que todo está bien en tu amistad!

(Para obtener más información sobre cómo cuestionar la validez de sus pensamientos, consulte «No tiene que creer en sus pensamientos»).

4. Estudie cómo la fuente subyacente de la infelicidad es un deseo incumplido.

No conseguir lo que queremos es una experiencia inevitable en el camino hacia la vida. No pasa un día (tal vez ni una hora) sin que uno de mis deseos se haga realidad. Cuando soy capaz de reconocer que los deseos son omnipresentes, pero que a menudo no se cumplen, soy más capaz de liberarme de la prisión de los deseos y hacer las paces con mi vida tal como es.

Y así, trabajé para ver claramente que mi deseo y el deseo constante de que esta relación fuera como había sido no me estaba sirviendo bien. De hecho, fue una fuente de profundo sufrimiento. Me dije a mí mismo que cuanto antes pudiera aceptar sin amargura que ya no obtendría exactamente lo que quería de la relación, más rápido podría seguir adelante con mi vida (y la relación).

Avanzar en una situación como esta puede tomar muchas formas: continuar la relación pero cambiar sus expectativas, trabajar para enriquecer sus otras relaciones o llegar a nuevas personas.

5. Envuelva la decepción en un manto de autocompasión.

Hace muchos años me comprometí a tratarme con amabilidad y compasión. Es el mejor regalo que me he hecho. En esta situación en particular, fue el antídoto perfecto para mi decepción y la auto-culpa que a veces me pasaba.

Para cultivar la autocompasión, te recomiendo que comiences por comprometerte a ser amable contigo mismo (sí, es así de fácil) y luego, al principio, solo tomes pequeños pasos. Con la práctica, ser su propio aliado incondicional puede convertirse en un hábito para toda la vida.

Cuando se sienta triste o decepcionado de alguna manera, es útil hablar consigo mismo con una voz compasiva. Estoy usando palabras que se relacionan directamente con la situación actual. Aquí repetí en silencio frases como: «Es tan difícil haber perdido la compañía cercana que una vez sentí con mi amigo». »

Espero que pruebes la autosugestión compasiva la próxima vez que tengas ganas de tener pensamientos negativos sobre ti mismo. Esta práctica puede abrir tu corazón a tu decepción y te hace desear a todos buena suerte y dar la bienvenida a tu próxima aventura en la vida con curiosidad y amabilidad.

Sam Wordley / Shutterstock

Fuente: Sam Wordley / Shutterstock

Duele sentirse abandonado por alguien, pero nos pasa a todos. Espero que esta discusión de respuestas útiles e innecesarias le sea útil mientras navegamos juntos por el viaje de la vida.

También puede resultarle útil: “5 formas de evitar que suceda cuando el estrés es abrumador. «

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies