Seleccionar página

El informe pericial psicológico es una herramienta utilizada en la psicología forense para determinar durante algún juicio aspectos como la veracidad de algún testimonio. Los expertos en esta área se encargan de brindar asesoramiento en cualquier tipo de litigios, evaluando tanto a víctimas como a agresores.

Los casos de violencia de género y de maltrato infantil están dentro de los usos más comunes de un informe pericial psicológico; sin embargo, son aplicables en todas las jurisdicciones. Con estos documentos técnicos se puede demostrar el nivel de responsabilidad de un acusado, dependiendo de sus capacidades cognitivas.

Asimismo, con la psicología forense se puede comprobar las lesiones o secuelas de algún hecho delictivo contra una persona. Por otro lado, puede servir para casos de custodia de menores, régimen de visitas y tutelas. Al mismo tiempo, pueden ser evidencia para anulación de un matrimonio.

La mejor estructura para mayor comprensión

Como estos profesionales son colaboradores permanentes del Sistema de Justicia, siempre que su actuación sea requerida, deben elaborar el informe pericial psicológico de la manera más comprensible. Para ello, previo a la presentación de éste aplican una serie de tests y pruebas especializadas.

En primer lugar, debe quedar identificado el experto y el proceso judicial para el que está prestando servicios. También, debe incluir el objetivo que se persigue, explicando la metodología empleada y el análisis descriptivo. En la redacción se debe puntualizar el estado mental del estudiado y las patologías diagnosticadas.

Los resultados de las pruebas aplicadas deben estar debidamente sustentados y descritos. Allí deben establecerse las relaciones entre lo arrojado y las distintas teorías científicas que lo respaldan.

Lo importante es que esté lo más adaptado posible a lo establecido en el artículo 478 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el cual expresa que debe comprender la descripción de la persona objeto del informe pericial. De igual manera, detallar minuciosamente las prácticas ejecutadas por los peritos junto a su resultado, y las conclusiones.

¿Cuánto pagar por un informe pericial psicológico?

Como se había mencionado antes, el informe pericial psicológico tiene diversas aplicaciones. Dependerá de la amplitud y el alcance del mismo su costo final. Puede alcanzar los 1200 euros, tomando en cuenta diferentes aspectos, incluso la ubicación geográfica. Su versión más breve no contiene la ratificación judicial.

Del mismo modo, se toman en cuenta las situaciones en las que se requiera de la intervención de este especialista. Bien sea, peritajes penales, para declarar a una persona incapaz de tomar sus propias decisiones, adopciones y contraperitaje. Así es que, también debe entenderse la función que este documento cumplirá.

El informe se puede realizar por petición de cualquiera de las partes; es decir, abogados, fiscalía o juez. Cabe destacar que tiene todas las cualidades para fungir como evidencia probatoria, de tal manera que, se permite que cada quien presente su propio informe pericial psicológico. Esto lo convierte en un elemento irrefutable por estar basado en el hecho científico.

No obstante, no es imposible que le declaren inválido. Pero si un juez decide no tomar en cuenta este documento legal para su sentencia, debe tener argumentos más sólidos que éste, desde todo punto de vista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies