Seleccionar página

Conéctate a la realidad.

Fuente: Manuel Keusch / Pexel

Imagina que te sientes como si todo el mundo que conoces, todo lo que te rodea, todo lo que piensas y sientes está mal. Imagina que tus sentidos, informándote de lo que está sucediendo en este momento en tu experiencia en primera persona, no son confiables. Imagina que en lugar de estar en el aquí y ahora, te sientes como un observador desapegado, mirándote a ti mismo desde un punto de vista desconectado sin forma posible de reconectarte con la realidad.

No, esa no es la trama de la película Inception de Christopher Nolan. Es un fenómeno real al que se enfrenta la gente todos los días. Y antes de que empieces a pensar que la experiencia suena genial, te puedo asegurar que no lo es.

Sentirse fuera de contacto con la realidad es una experiencia terrible. Cuando no te sientes conectado con tu cuerpo o tus pensamientos, puedes sentir que no tienes el control de ti mismo, como si estuvieras desapegado de la realidad. En otras palabras, sientes que no puedes confiar en tus sentidos o tu entorno. Es como si estuvieras perdiendo el sentido de ti mismo.

Los términos clínicos utilizados para describir esta experiencia son:

  • Despersonalización – Un sentimiento interno de desconexión de uno mismo, es decir, alejamiento de uno mismo.
  • Desrealización: un sentimiento externo de desconexión del entorno.
  • Disociación: desapego de la propia experiencia física y emocional.

La despersonalización, la desrealización y la disociación (lo que llamaré «DDD» en el futuro) se han descrito informalmente como una pausa psicótica, una sensación de entumecimiento, una experiencia fuera del cuerpo o una desconexión de la realidad. La experiencia de la DDD puede ser a corto plazo, con una duración de unos pocos minutos, o puede ser a largo plazo, con una duración de años. La experiencia puede ser tan desorientadora que algunas personas se suicidan durante un episodio.

Normalmente, la DDD se asocia con psicosis; Sin embargo, las personas con depresión severa, trastorno de estrés postraumático, trastorno bipolar, intoxicación por drogas y ciertos trastornos de la personalidad pueden sufrir DDD. Un estudio también vinculó la DDD con el trauma y el abuso infantil y encontró que tratar la DDD con medicamentos no era efectivo.

Ventajas y desventajas de DDD

Hay una salvedad digna de mención con respecto a la DDD. DDD tiene una función de supervivencia cuando alguien experimenta un incidente traumático. Cuando las personas atraviesan un trauma intenso, es decir, violencia doméstica y abuso, violación, guerra, ataque violento, etc., el cerebro se separa de la experiencia en primera persona y cambia su percepción de enfoque hacia la de un observador. Y, de alguna manera, es un punto de vista de percepción preferible que la experiencia en primera persona.

Piénselo: ¿le gustaría experimentar cada momento, cada dolor, cada oleada de miedo, terror, conmoción y horror de ser violada? No claro que no. Prefieres estar alejado de la experiencia. El verdadero horror es cuando alguien no se aleja y pasa por cada momento insoportable de su trauma.

Brown Glatsch / Pixabay

DDD siente que su conexión con la realidad se ha cortado

Fuente: Brun Glatsch / Pixabay

Dicho esto, la manifestación de DDD en situaciones no traumáticas, persistentes y crónicas puede hacer la vida casi imposible. Lo que era adaptativo en una situación de supervivencia se vuelve inapropiado en la vida normal. La vida normal está llena de experiencias emocionales, tanto buenas como malas, que es apropiado tener. Pero la DDD sabotea la experiencia emocional normal de modo que cuando experimentas alegría, placer, satisfacción, felicidad, cercanía y emoción, los sentimientos se adormecen rápidamente y se reemplazan con una sensación de entumecimiento.

DDD es un asesino emocional. Las emociones son esenciales para un funcionamiento saludable. En otras palabras, sin emoción, no puede lidiar con el dolor, aprender de la experiencia y sentir las alegrías de la vida.

Las personas con DDD experimentan una ansiedad intensa porque no saben cuándo les ocurrirá un episodio de DDD. Y, de hecho, la ansiedad de no querer experimentar la DDD puede desencadenarla. Es un círculo vicioso que abruma y atrapa a la víctima de DDD.

Entonces, ¿qué puede hacer si padece DDD? Hay esperanza? ¿Existen soluciones, técnicas y enfoques que puedan ayudar? En resumen, sí, hay esperanza. Hay cosas que puede hacer con respecto a su comportamiento para ayudarse a sí mismo. Y hay profesionales que pueden brindarle consejos para tratar la DDD.

Aquí hay algunas sugerencias para ayudarlo a lidiar con DDD:

Apoyo profesional: En primer lugar, recomendaría ver a un psicólogo para una evaluación de salud mental. Según su evaluación, puede visitar a un psiquiatra para una evaluación y recetar medicamentos que pueden ayudar.

Mindfulness: Mindfulness es la capacidad de hacer observaciones sobre uno mismo sin juzgar. Esto puede parecer una sugerencia irónica porque parte del problema es sentirse como un observador. Pero el objetivo de esto es hacer observaciones en primera persona.

Por ejemplo, observe lo que sucede en su cuerpo:

  • Observe su respiración y la sensación de que sus pulmones se están llenando de aire.
  • Observe todos los puntos focales de malestar en su cuerpo.
  • Observe cualquier sensación corporal, como frecuencia cardíaca rápida, enrojecimiento de la cara o tensión muscular.

Estas observaciones fisiológicas refuerzan la idea de que eres un ser físico que tiene una experiencia corporal en el mundo real. De alguna manera, sales de tu mente hacia tu cuerpo, implantándote firmemente en la fisicalidad de la realidad. Estas observaciones en primera persona están bien fundamentadas. Te mueven al aquí y ahora.

Pixabay

Identificar signos de DDD

Fuente: Pixabay

Conozca los signos: las autoobservaciones también tienen que ver con el reconocimiento. Si puede reconocer que está teniendo un episodio de DDD, puede intervenir para cambiar su experiencia.

El pánico tiende a encender el DDD. En su lugar, conozca los signos de DDD y esté preparado con un plan para lidiar con ellos. Pero esto solo es posible si está al tanto de lo que está sucediendo. Nuevamente, la atención plena puede ayudarlo a notar los precursores de un episodio de DDD o ayudarlo a notar las pistas directas de un episodio de DDD.

Puede notar:

  • Sensaciones de ansiedad, como sentirse muy alerta, piel caliente y húmeda, pensamientos acelerados y pánico.
  • Emociones de miedo a no volver nunca a la realidad. Emociones de terror o terror.
  • Comportamientos en los que se vuelve un buscador de drogas, defensivo interpersonal o muy sospechoso de los motivos de los demás.
  • Pensamientos que parecen inusuales y no pueden justificarse lógicamente, pero que parecen ser ciertos.

Mantenga la calma: una vez que reconozca que tiene un episodio de DDD, no se asuste. El pánico es como cemento para DDD. Si puede mantener la calma después de darse cuenta del episodio de DDD, es más probable que salga de él.

Trate de regular su sistema nervioso al:

  • Regule su respiración respirando lenta y profundamente
  • Practica la relajación muscular progresiva
  • Utilice declaraciones personales preparadas que recuerden verdades tranquilizadoras.
  • Recurrir a otros en busca de apoyo

Aceptación: Abordar DDD en realidad energiza DDD. DDD se alimenta de tu resistencia. En cambio, acepta que tienes un momento DDD. Es normal sentirse adormecido o desprendido. Este no es el fin del mundo. Puede salirse con la suya. Con el tiempo, pasará. La aceptación difunde la energía de DDD.

Diálogo interno positivo: después de aceptar que está teniendo un momento de DDD, hable consigo mismo de una manera positiva. Piénsalo así: ¿qué le dirías a tu mejor amigo si tuviera un momento DDD? Probablemente dirías algo como:

«Va a estar bien.»

«Estás seguro.»

«No va a durar para siempre».

«Estate tranquilo.»

«Pronto terminará.»

«Hay esperanza.»

Utilice estos mismos mensajes positivos, pero con usted mismo. De hecho, le recomiendo que se haga estas declaraciones positivas durante el día para prepararse para un episodio de DDD.

Rafale / Pexels

Haz algo que te calme y te relaje

Fuente: burst / Pexels

Autocalmante: este concepto proviene de la psicología del desarrollo infantil. La idea es muy simple; cuando se sienta abrumado por las emociones, regule sus sentimientos tranquilizándose. Entonces, por ejemplo, cuando un bebé llora y encuentra su pulgar, se calma.

Obviamente, no estoy sugiriendo que comience a chuparse el dedo, pero sí sugiero que desarrolle estrategias para calmarse a sí mismo, como hacer ejercicio, ver un programa de televisión favorito, comer chocolate, hablar con un amigo, etc. El plan de autocuración puede ser tan único y particular como desee. Si algo funciona, hazlo, siempre y cuando no te lastimes a ti mismo ni a nadie más.

Espero que esta información sea útil. Hágase un favor y no ignore DDD. Es una enfermedad mental que roba la alegría y puede llevar al suicidio. Sin embargo, no es permanente. Existen tratamientos efectivos para la DDD. Puede ser útil consultar a un consejero, trabajar con un psiquiatra, tomar medicamentos y seguir los consejos proporcionados anteriormente. Con esfuerzo, con el tiempo verá el cambio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies