Seleccionar página

Fuente: Shlomaster/Pixabay

Si se ha divorciado de alguien con un trastorno de personalidad narcisista (NPD, por sus siglas en inglés), o si tiene un matrimonio difícil con una persona con NPD, probablemente todos en su vida (su peluquero, su terapeuta, su familia, incluso los extraños) le digan que » dejar», «conseguir un abogado», «divorciarse». Cada meme en las redes sociales advierte que te mereces algo mejor y que elimines la relación tóxica de tu vida.

Todo esto es genial, y probablemente cierto. Como sociedad, podemos reconocer cuando un adulto está en una relación «no saludable» y posiblemente emocionalmente abusiva. Existen recursos y opciones para que el adulto considere e implemente que pueden «liberarlos» de este tipo de relación; el divorcio es una opción, aunque existen muchas dificultades para atravesar el proceso de divorcio con un narcisista. Al final, el adulto es libre de no vivir con el narcisista, no comunicarse con el narcisista y no ser intimidado por ese individuo nunca más.

Al final, la esperanza es que el adulto pueda encontrar un futuro nuevo y de calidad, y una vida mejor. Sin embargo, todas las mismas personas en la comunidad que aconsejaron al adulto que «deje» al narcisista también comentaron que «los niños estarán bien» y que «es mejor para los niños ser de un hogar roto que en un hogar roto, » que «los niños son resistentes y se adaptarán» y «él o ella es así contigo, pero será genial con los niños».

¿Es esto cierto? ¿Puede un padre con NPD comportarse tan horriblemente con su co-padre pero actuar como Mary Poppins con sus hijos? La implicación es que todos los síntomas y comportamientos exhibidos por alguien con NPD (engaño, intimidación, abuso emocional, control, necesidad de admiración constante y falta de empatía) de alguna manera desaparecen alrededor de los niños.

¿Es esto posible?

Clínicamente hablando, la respuesta es no. Si una persona sufre de un trastorno de personalidad, no puede simplemente encenderlo en ciertos ambientes y apagarlo en otros. Sería como apagar su diabetes cuando sus hijos se presenten. Es un problema persistente que interfiere y afecta todas sus relaciones.

Entonces, ¿cómo ayudamos a los niños a adaptarse a que el padre que no es NPD ya no está presente cuando están solos con el padre NPD? ¿Y cómo ayudamos a los niños a lidiar con los comportamientos de sus padres NPD?

Consejos para ayudar a los niños a lidiar con un padre NPD

1. Me parece extremadamente útil darles a los niños un adulto «seguro» al que puedan acudir en momentos estresantes, un adulto en el que confíen y que no tenga prejuicios hacia ninguno de los padres; por ejemplo, un terapeuta, un consejero de orientación, un entrenador o un clero son ejemplos.

También existen grupos de apoyo para hijos de divorciados. Los padres con NPD a veces hablan negativamente sobre el padre que no tiene NPD. Aquellos con NPD tienen problemas para empatizar con los demás y es probable que se sientan consumidos por la ira en lugar de considerar cómo las conversaciones negativas sobre su ex pueden afectar a los niños. Tener un adulto imparcial al que puedan recurrir los niños puede ser una válvula de escape valiosa para los niños cuando surja esta situación.

2. Enseñe a sus hijos algunas frases buenas para «establecer límites» que pueden usar si el padre NPD los está molestando. Por ejemplo, «Te amo y quiero que seas feliz; creo que sería bueno que hablaras con otro adulto porque se puede relacionar contigo mejor que un niño». O, «¿Puedo llamar a mi ‘adulto seguro’ ahora? Me siento bastante abrumado». Estas frases pueden ayudar al niño a sentirse más protegido.

3. Cuando los niños no estén con el padre NPD, recuerde validar sus sentimientos y experiencias, ya que una persona con NPD se ve a sí misma como «correcta» y no tiene la capacidad de mostrar compasión. Es importante que el otro padre tome el relevo con la esperanza de proteger la autoestima de los niños.

Narcisismo Lecturas esenciales

Resumen

Los niños no pueden divorciarse, separarse o ser fantasmas de su padre NPD; con toda probabilidad, después de un divorcio, se les pedirá que pasen tiempo con ese padre. Cuanta más comunicación, ayuda, apoyo y orientación podamos ofrecer a estos niños, más fácil será para ellos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies