¿Conoces la psicología virtual?

¿Conoces la psicología virtual?

Con la evolución de los tiempos los servicios online han ido ganando adeptos en todos los campos, suponiendo una innovación que afecta cada vez a más sectores. En lo referente a las terapias psicológicas, estas también han ido modernizándose hasta ser muy habituales en la actualidad las consultas en internet, lo que hace que cada vez sean más las personas que hacen uso de la psicología virtual.

La psicología es una ciencia que busca aliviar a todas aquellas personas que, por unas u otras razones, están viviendo una situación de dolor, malestar y/o sufrimiento, empleando para ello técnicas terapéuticas basadas en encontrar el origen del problema y actuar en consecuencia con diferentes técnicas para tratar de solucionarlo.

Gracias a los avances de internet las personas pueden conectar y comunicarse sin importar la distancia a la que se encuentren, algo que es aprovechado para poder llegar a cabo terapias de psicología virtual, un método que puede llegar a ser igual de efectivo para solucionar un problema a pesar de que pueda tener ciertas limitaciones. En principio el profesional debería ser capaz de obtener información importante de su paciente al igual que lo haría en una consulta física.

Algunas de las limitaciones que tiene una terapia psicológica virtual son las siguientes:

  • La comunicación de forma escrita con el paciente puede llegar a ser complicada, más de lo que sería de manera oral, ya que si el paciente no tiene demasiadas habilidades en la comunicación escrita (en modalidad de chat) podría llegar a hacer que el profesional no entienda bien algunos conceptos o explicaciones, llevando así a posibles confusiones. Asimismo también dependerá que una psicología virtual sea efectiva de la compresión lectora del paciente.
  • La observación del lenguaje no verbal es más complicada y tan solo podrá hacerse efectiva en el caso de que se realice una videollamada o contacto similar por internet. El lenguaje no verbal puede dar información muy importante al psicólogo y por ello la psicología virtual tiene un punto negativo en este sentido.
  • La calidad de conexión también juega un papel fundamental, ya que si existen problemas técnicos o la conexión a la red no es la adecuada, se podría frustrar la terapia psicológica a través de internet. Las interrupciones podrían llegar a provocar malestar tanto en el propio psicólogo como en el paciente.
  • La psicología virtual puede llegar a generar cierta desconfianza por parte del paciente, que al no ver al terapeuta puede tener dudas.

No obstante, aunque puedan darse alguno de estos inconvenientes, la psicología virtual también tiene muchas ventajas, siendo la principal la facilidad que tiene el paciente para poder contactar con un psicólogo de una forma totalmente adaptable y flexible a sus horarios. De esta forma podrá desde la comodidad de su casa buscar solución a sus problemas en un horario que le venga mejor, algo fundamental para todas aquellas personas que tienen horarios de trabajo o estudio. La psicología virtual permite una mayor flexibilidad horaria y comodidad.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies