Psicología para niños

Psicología para niños

La psicología para niños es una rama especial dentro de la psicología enfocada a llevar técnicas y métodos ajustados a la edad de los pacientes para tratar de ayudar a aquellos niños que pese a su juventud experimentan problemas emocionales, de comportamiento, de conducta o de aprendizaje.

La psicología para niños se compone, por lo general, de una serie de pasos, comenzando por una evaluación inicial, en la cual el profesional valorará, en consenso con los padres del niño, si es necesario recurrir a una psicoterapia o no, teniendo en cuenta diferentes criterios como son: problemas detectados en el niño, la capacidad intelectual y el nivel desarrollo del niño, sus habilidades sociales y de comunicación, y su historial médico.

Aspectos que diferencia la psicología para niños de la psicología para adultos

Algunos aspectos diferenciadores entre la psicología para niños y la psicología ideada para adultos son los siguientes:
Se utiliza el juego como un elemento clave, ya que así se podrá interactuar de una mejor manera con los pacientes de corta edad. A través de las actividades se puede obtener información para detectar los traumas y ayudarles a resolverlos. El juego sirve para trabajar diferentes técnicas terapéuticas y ayudar a los niños a dejar de lado sus problemas o bien reducir los mismos.

La implicación de los padres y la familia del niño, ya sea de una forma directa o bien indirecta, es un aspecto fundamental. En ocasiones se opta por llevar a cabo una terapia de forma mixta y en otras de manera individual (solo el terapeuta y el niño), pero en cualquier caso es fundamental la participación de los padres de una manera activa. Los progenitores deben estar informados en todo momento de los avances de su hijo, además de recibir una serie de indicaciones para contribuir a la mejora de sus hijos.

En la psicología para niños se utilizan diferentes técnicas que se encuentra basadas en el método cognitivo-conductual, el cual ha demostrado ser una de las mejores opciones tanto a la hora de tratar problemas psicológicos en adultos como en niños. Este método se basa en un origen de los trastornos provocados por pensamientos y/o comportamientos inadecuados o disfuncionales y a partir de ello se modifican diferentes esquemas de pensamiento y las conductas negativas que producen un efecto negativo.

Dentro de este método se considera imprescindible la máxima colaboración e implicación de los padres, ya que juegan un papel fundamental para mejorar la conducta de sus hijos. Para ello el profesional debe guiar al niño y a sus padres en función de las nuevas habilidades a través de sesiones y de tareas que deben realizar los progenitores y los hijos de manera conjunta en sus respectivos hogares.

La psicología para niños ayuda a conseguir un desarrollo correcto a nivel emocional, además de solucionar los diferentes problemas que puedan sufrir emocionalmente, de comportamiento y de aprendizaje, y además contribuye a lograr que los niños puedan alcanzar el nivel adecuado de inteligencia emocional.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies