Seleccionar página

bikeriderlondon / Shutterstock

Siempre pasan muchas cosas entre dos personas en una relación. Pero a menudo mucho de lo que está mal en una relación tiene que ver con lo que está pasando en nuestra propia mente. La mayoría de nosotros tenemos un diálogo constante en nuestras cabezas, analizando nuestra relación y educándonos sobre cómo comportarnos. En lugar de simplemente actuar sobre cómo nos sentimos, nuestra «voz interior crítica» nos aconseja: «No seas tonto»; «No le dejes saber cuánto la amas»; o «No le digas lo que realmente piensas». Estos pensamientos pueden parecer autoprotectores, pero de hecho se auto-sabotean.

Bien que nous ayons parfois l’impression que nous devons déjouer nos sentiments pour ne pas être blessés, lorsqu’il s’agit de relations, nous ferions bien mieux d’être vulnérables et de prendre l’habitude d’être celui qui aime le Más. A lo largo de nuestra vida, la única persona que podemos cambiar o desarrollar por completo somos nosotros mismos. Podemos esforzarnos por ser lo mejor que podamos en expresar amor. Y cuando lo hacemos, nos damos una mejor oportunidad de conseguir lo que queremos.

Cuando nos acercamos a alguien, no debemos escuchar la voz interior crítica que nos advierte de no «ser un tonto» o «amar demasiado». No significa elegir a alguien a quien no le agradamos, o quedarse con alguien que nos maltrata. Más bien, el objetivo es convertirse en una persona generosa y amorosa. Es una misión loable aprender a hacer cosas adicionales y hacer un esfuerzo adicional para mostrar amor.

Aquí hay cinco consejos para ser más cariñoso en su relación:

  • Comunica cómo te sientes. La gente suele dar mucha importancia a quién dice «te amo» primero. Muchas personas se sienten tímidas o tontas por ser las primeras en admitir sus sentimientos. Da miedo dar el paso y decirle a alguien cómo te sientes, pero también es la única forma en que tu relación sobrevivirá. Cuando seguimos el consejo de nuestra crítica voz interior que nos dice que no confiemos ni nos abramos, le negamos a nuestra pareja la oportunidad de conocernos realmente. También nos negamos muchas oportunidades para unirnos y conseguir lo que queremos. Asegúrese de decir lo que siente, en lugar de tratar de moderarlo u ocultarlo. Evite jugar o analizar demasiado la comunicación de su pareja. En cambio, piensa en cómo te hacen sentir y diles lo que sientes por ellos. Siempre existe la posibilidad de que te lastimen o te rechacen cuando te expongas, pero siempre vale la pena, por tu propio bien, tomar riesgos y dejar que la gente sepa quién eres.
  • Evite la mentalidad de «ojo por ojo». Las parejas a menudo tienen problemas cuando comienzan a cuantificar lo que están haciendo el uno por el otro. Si se da cuenta de que está pensando o diciendo: «Solo haré esto si usted hace aquello», es posible que se esté convirtiendo en un mal hábito. Muy pronto, es posible que se encuentre pensando: «¿Por qué debería limpiar la habitación?» ¡Nunca mueve un dedo! o «¿Por qué debería ser yo quien vaya con ella y sea cariñosa? De todos modos, ella siempre actúa demasiado ocupada para mí». En lugar de pensar en lo que obtendrás a cambio, trata de ser desinteresado al dar. En otras palabras, realice actos de bondad sin ningún compromiso. No hace que su pareja se sienta amada; se siente bien. Y eso conduce a un ciclo de apertura e intercambio entre usted y su pareja, en lugar de fomentar una postura defensiva en la que ninguno de los dos se moverá para que el otro no los defraude.
  • Asegúrese de apoyar y participar en las cosas que entusiasman e interesan a su pareja, que las iluminan. Si a tu pareja le gusta el senderismo, tómate el tiempo para vivir esa pasión junto a ella. Anímelos a perseguir sus intereses y las cosas que traen alegría y significado a sus vidas. Puedes expandir tu propio mundo estando abierto al de otra persona. No significa sacrificar tus propios intereses o renunciar a lo que te hace feliz. Solo significa permanecer abierto a cosas nuevas para que su mundo siempre se expanda en lugar de hacerse más pequeño, lo cual es un riesgo en muchas relaciones.
  • Realice acciones que su pareja percibiría como amorosas. Muy a menudo, nuestros actos de bondad tienden a suceder a nuestro propio ritmo o de acuerdo con nuestros propios parámetros. En otras palabras, podríamos hacer cosas por nuestra pareja que sean adecuadas para nosotros y luego sentirnos heridos cuando nuestra pareja no responde de la manera que queremos que lo haga. Tal vez sacarlos o comprarles regalos es algo que te parezca interesante, pero ¿es algo que tu pareja aprecia? ¿Quizás preferiría pasar una noche en casa, acurrucado a tu lado y ver una película? Incluso un simple acto, como comprar algo que necesitan en la farmacia u ofrecerles cocinar la cena, puede ser una verdadera expresión de amor para nuestros seres queridos. Cuando consideramos lo que les importa y reaccionamos en consecuencia, mostramos un amor y una consideración que están más allá de nosotros.
  • No te encierres. A menudo, cuando las relaciones se hacen más cercanas, tendemos a crear una distancia protectora cerrándonos lentamente o cerrándonos cada vez más de nuestra pareja. Podemos empezar a volvernos cínicos al respecto, centrándonos en pequeños rasgos que no nos gustan. Podemos empezar a construir un caso, acumulando cada error que cometan hasta que hayamos formado un muro entre nosotros. Endurecernos hacia nuestra pareja puede ser una defensa contra ser demasiado vulnerables o cariñosos. Cuando amamos a alguien, es más probable que temamos perderlo o perder la vida a la que estamos acostumbrados. Es mejor enfrentar estos “miedos a la intimidad” que volverse en contra de nuestra relación. Tenemos que luchar para mantener nuestros sentimientos de amor, incluso cuando nos asusta.
  • Solo podemos sentir nuestros propios sentimientos. Amar es lo mejor que podemos hacer por nuestro propio bienestar, porque nos hace sentir realmente bien con nosotros mismos. Es una habilidad que nos beneficia en todas nuestras relaciones, con nuestros amigos e hijos, así como con nuestras parejas románticas. Además, cuando desarrollamos nuestra propia capacidad de amar, desarrollamos nuestra capacidad de ser amados. Esto abre nuevas posibilidades para nosotros, al mismo tiempo que nos permite sentir un sentido constante de honestidad e integridad dentro de nosotros mismos.

    Obtenga más información sobre la Dra. Lisa Firestone en PsychAlive.org.