Seleccionar página

El modo de supervivencia es una respuesta adaptativa del cuerpo humano para ayudarnos a sobrevivir al peligro y al estrés.

Fuente: Zdenek Machacek / Unsplash

La vida puede ser ajetreada y caótica. Muchos de nosotros somos expertos en el «modo de supervivencia» en el sentido de que hemos aprendido a seguir los movimientos de la vida y hacer lo que tenemos que hacer. Podría ser una forma eficiente de completar tareas y navegar en nuestras ocupadas agendas, pero ¿cuáles son las consecuencias de vivir en modo de supervivencia?

En resumen, el modo de supervivencia implica cambios fisiológicos adaptativos en nuestro cuerpo que nos ayudan a responder a los factores estresantes que enfrentamos. Cuando estamos bajo estrés, se produce una secuencia de cambios hormonales y respuestas fisiológicas en nuestros cuerpos que nos permiten responder preparándolos para luchar, huir o congelarse (Harvard Health Publishing, 2018).

Tomemos un ejemplo del valor del sistema de respuesta al estrés del cuerpo. Un día, cuando estás de excursión por el bosque, escuchas un susurro en la maleza que parece venir hacia ti. ¿Quizás es un oso? En respuesta a este ruido, su cuerpo comienza una respuesta de estrés, enviando una cascada de adrenalina, cortisol y otras hormonas para darle la energía que necesita para luchar o huir del peligro inminente.

Aunque esta historia puede parecer difícil de entender, piense en los posibles «osos» o «animales peligrosos» en su vida. Cuando se enfrenta a los «animales peligrosos» en su vida de plazos inminentes, desafíos en el trabajo, desafíos en las relaciones, dificultades financieras u otros factores estresantes, ¿ha experimentado el aumento de hormonas que estamos discutiendo? los movimientos? La respuesta al estrés es adaptativa e importante para ayudarnos a responder a los factores estresantes, pero la repetición de movimientos durante demasiado tiempo es insoportable y puede dejarnos desconectados, agotados y alejados de la vida.

Cuando «sobrevivimos» demasiado tiempo, podemos sentir los efectos que tiene en nosotros. De hecho, la investigación muestra que el estrés crónico y la exposición crónica a las hormonas del estrés pueden incluso ser dañinos (Hormone Health Network, 2018). A veces, nuestro cuerpo puede reaccionar de forma exagerada a los factores estresantes a los que nos enfrentamos. ¿Qué pasa si nuestro cuerpo reacciona ante una situación como si fuera un «oso» cuando en realidad es un «conejo»?

La respuesta frecuente al estrés y la sobreexposición a las hormonas de respuesta al estrés pueden afectar el cuerpo, afectar nuestra salud emocional, afectar nuestras relaciones, provocar una serie de problemas médicos y aumentar el riesgo de demencia, ansiedad y depresión (Harvard, 2018; Hormonal Red de Salud, 2018). Como ocurre con todas las cosas, demasiado de estas cosas buenas, o nuestros cuerpos trabajando para protegernos y ayudarnos a sobrevivir, en realidad pueden convertirse en algo malo.

Simon Migaj / Unsplash

Conectarnos con nosotros mismos y con los demás puede ayudarnos a salir del modo de supervivencia y entrar en el presente.

Fuente: Simon Migaj / Unsplash

Entonces, ¿qué significa esto y cómo nos ayudamos a lidiar con el estrés y reducir el tiempo que estamos en modo de supervivencia o en movimiento? En respuesta al estrés, puede ser tentador permanecer en modo de supervivencia, montar olas estresantes como una montaña rusa y abrirse camino en la vida. Hay algunas cosas que pueden ayudarnos en nuestros viajes:

  • Conéctese consigo mismo: el modo de supervivencia a menudo implica desconectarse y, a veces, desvincularse. La conexión es esencial para aprender a vivir en lugar de sobrevivir. Algunas formas de hacer esto son preguntarse: «¿Qué necesito?» En el modo de supervivencia, a menudo descuidamos nuestras necesidades y emociones para seguir «arreglándonos». ¿Qué te está diciendo tu cuerpo? Estás cansado ? ¿Has comido hoy? ¿Qué te dicen tus emociones? ¿Está asustado, enojado o se toma un momento para conectarse consigo mismo y escuchar sus necesidades, de modo que pueda responder de la manera que desee, en lugar de la manera en que podría sentirse presionado?
  • Conéctese con otros: busque el apoyo de un amigo, un ser querido, un terapeuta o personas de confianza que puedan ayudarlo a conectarse con usted mismo y con los demás. Conectarnos con los demás nos ayuda a dar un paso atrás, aterrizarnos y aprender a vivir en lugar de sobrevivir.
  • Ejercicio: El ejercicio, especialmente el ejercicio cardiovascular, es ampliamente reconocido como una forma eficaz de ayudar al cuerpo a lidiar con el estrés y las hormonas involucradas en la respuesta del cuerpo al estrés.
  • Sé amable contigo mismo: ¡no te avergüences de ti mismo! Recuerde que no pidió quedarse atrapado en este ciclo. Nuestros cuerpos se adaptan muy bien y, a veces, pueden adaptarse a un entorno insalubre en lugar de hacerlo de la forma que nos resulte más útil. Cuando nuestros cuerpos están atrapados en un ciclo de modo de supervivencia, es importante saber que se necesita tiempo para romper este ciclo.
  • Una nota importante en esta conversación, aunque a muchos les gustaría detener el ciclo del modo de supervivencia, puede que no siempre sea tan fácil. Para las personas que han enfrentado estrés crónico, como aquellas con antecedentes de trauma complejo, el modo de supervivencia puede ser una respuesta automática a los factores estresantes, incluso cuando no es necesario. Hay belleza en la capacidad de adaptación de nuestro cuerpo, pero si un cuerpo está inundado de estrés o trauma constante, una respuesta al estrés puede convertirse en su estado normal. Volver a cablear y ayudar al sistema nervioso a salir de este ciclo puede llevar tiempo; especialmente si estaba conectado de esta manera desde una edad temprana.

    Independientemente de lo que nos hizo luchar para estar en modo de supervivencia, o cuánto tiempo hemos sobrevivido de esta manera, todos podemos aprender a ayudar a nuestros cuerpos y mentes a determinar qué son los «osos» en nuestras vidas, qué son los «conejos» y aprender a vivir en lugar de sobrevivir.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies