Seleccionar página

Cuando estás deprimido, a menudo sientes que nada en el mundo puede hacerte sentir mejor. La depresión es un trastorno furtivo porque los síntomas que crea pueden disuadirlo de tomar medidas o buscar ayuda para comenzar su recuperación. La falta de energía, la baja autoestima y la disminución de la excitación son algunos de los síntomas que dificultan la salida de un estado depresivo.

Para cualquiera que esté lidiando con este bloqueo, es importante recordar que la depresión es un trastorno muy común y altamente tratable. Al tratarlo como cualquier otra enfermedad física y tomar las medidas necesarias para destruir los parásitos que infectan su estado mental, puede vencer su depresión. Aquí hay ocho pasos para llegar allí.

Reconoce y conquista tus autoataques críticos.

La depresión suele ir acompañada de una mentalidad crítica y contraproducente que interfiere y nos distrae de nuestra vida diaria. Cuando están deprimidas, las personas tienden a aceptar esta identidad negativa como una verdadera representación de quiénes son. Muchas personas no reconocen que este punto de vista sádico es en realidad la voz de un enemigo bien escondido en su interior, lo que mi padre, el psicólogo Dr. Robert Firestone, llama la voz interior crítica. Internalizada muy temprano en la vida, esta voz interior funciona como un padre excesivamente disciplinario que nos detiene y nos mantiene en nuestro lugar.

Para comenzar este proceso, es útil pensar en estos pensamientos destructivos como parásitos que lo mantienen en la cama cuando tiene gripe. No escuches estos ataques cuando te digan que no persigas tus objetivos, que te aísles o que renuncies a una actividad que disfrutes. Le da a la voz aún más poder sobre ti. En cambio, cuando nota que estos pensamientos y actitudes comienzan a intensificarse y a tener prioridad sobre sus formas de pensar más realistas y positivas, es fundamental identificarlos como una perspectiva ajena. Pregúntese si tiene pensamientos tan crueles sobre un amigo o familiar que estaba pasando por las mismas dificultades. Si tienes compasión por ti mismo y reconoces esta voz interior como un enemigo destructivo, puedes comenzar a ver quién eres de manera más clara y realista.

Piensa en lo que podría enojarte

Mientras que algunos experimentan la depresión como un estado continuo de tristeza o emociones dolorosas intensificadas, algunas depresiones pueden tomar la forma de un estado de entumecimiento, una falta de sensación que debilita toda la emoción y sofoca su potencial para sentir alegría. Reprimir o cortar las emociones puede ser una defensa contra algo con lo que no te sientes cómodo. Muchas personas que sufren de depresión en realidad enmascaran un sentimiento de ira, volviendo su ira hacia otra persona hacia ellos mismos. La ira puede ser un sentimiento difícil de aceptar, porque desde pequeños a menudo se nos dice que es malo estar enojado, que debemos comportarnos y no tener rabietas ni peleas. Si bien actuar de manera abusiva nunca está bien, sentir enojo es una parte natural de nuestra vida diaria. Al reconocer y aceptar o discutir sus sentimientos de ira, es mucho menos probable que vuelva esos sentimientos hacia sí mismo o permita que lo lleven a un estado depresivo.

Ser activo

Cuando está deprimido, su nivel de energía puede bajar drásticamente, pero lo último que quiere hacer cuando se siente deprimido es evitar levantarse. Es un hecho fisiológico que la actividad combate la depresión. Aumente su frecuencia cardíaca 20 minutos al día, cinco días a la semana, y se ha demostrado científicamente que se sentirá mejor emocionalmente. El ejercicio aumenta la neuroplasticidad de su cerebro y libera neuroquímicos llamados endorfinas, que ayudan a elevar su estado de ánimo. Simplemente salir de la casa a caminar, un juego de lucha libre con sus hijos o un viaje al gimnasio es un método médicamente probado para mejorar la forma en que se siente.

No te aísles

Cuando está deprimido, es posible que escuche pensamientos que le dicen que se quede solo, que se calle y que no moleste a la gente con sus problemas. Nuevamente, estos pensamientos deben tratarse como parásitos que intentan evitar que su cuerpo recupere la salud. No los escuches. Cuando se sienta mal, incluso si se siente avergonzado, confiar en un amigo o expresar sus dificultades puede aliviar su carga y comenzar un proceso para poner fin a su infelicidad. Hablar de sus problemas o preocupaciones no es un esfuerzo egocéntrico o de autocompasión. Los amigos y la familia, especialmente aquellos que se preocupan por usted, apreciarán saber lo que está sucediendo.

Incluso el simple hecho de estar en una atmósfera social puede levantarle el ánimo. Vaya a un lugar donde haya personas que puedan tener los mismos intereses que usted, o incluso a un lugar público como un museo, parque o centro comercial, donde le gustaría estar entre la gente. Nunca te permitas pensar que eres diferente o menos que los demás. Todo el mundo lucha a veces, y tu depresión no define quién eres ni te distingue de los demás.

Haz las cosas que te encantan, incluso si no quieres

La depresión es uno de los estados emocionales más difíciles de soportar, ya que los síntomas en sí mismos pueden destruir su fuerza de voluntad y energía para participar en actividades que antes disfrutaba. Ceder a este estado letárgico puede darle a su depresión aún más poder, mientras se mantiene activo en su vida, persiguiendo cualquier interés que vuelva a encender su chispa y lo mantenga de su lado.

Lectura esencial sobre la depresión

Si bien es más fácil decirlo que hacerlo, los momentos en los que más te apetece encorvarte en el sofá son cuando debes obligarte a caminar, cocinar o llamar a un amigo. Si ha estado deprimido antes, haga lo que le hizo sentir mejor antes. Las estrategias de afrontamiento que le han funcionado en el pasado son un gran lugar para comenzar. Las actividades que ayudan a calmarse y levantar el ánimo son importantes, incluso cosas sencillas como hornear brownies, bañarse o escuchar música alegre. Actúa contra la voz interior crítica que te dice que nada te va a ayudar. Recuerde que su único propósito es evitar que se sienta mejor.

Mira una película o un programa de televisión divertido

Puede sonar tonto o demasiado simple, pero cualquier cosa que te haga reír o sonreír puede ayudar a convencer a tu cerebro de que eres feliz. Si ve la depresión como su voz interior crítica que lo hizo sentir mal, entonces puede tener sus propios consejos para combatir la depresión. Reproduzca su comedia de situación favorita, vea una película divertida o lea a un escritor de cómics. No piense en este ejercicio como una simple distracción, sino como una herramienta eficaz para recordarle a su cerebro que puede volver a sentirse bien.

No te castigues por sentirte mal

Sentirse avergonzado u odiarse a sí mismo debido a su depresión solo aumentará sus síntomas y lo disuadirá de buscar ayuda. Tus pensamientos críticos sobre ti mismo intentarán deprimirte de cualquier forma posible, incluso atacarte porque te sientes deprimido. Es importante ponerse de su lado y tener compasión de sí mismo durante estos momentos difíciles. Puedes ser curioso, abierto, aceptarte y cariñoso contigo mismo, una actitud mucho más apropiada. Toma en serio tu salud mental. Recuerde que la depresión es una enfermedad muy común y altamente tratable. Se trata simplemente de reconocer que se siente mal y encontrar el tratamiento adecuado para usted.

Ver a un terapeuta

Hablar es una forma poderosa de combatir la depresión. Si te sientes mal, no dejes que nadie te diga que está bien o que lo superarás. No hay nada de qué avergonzarse cuando reconoce que tiene un problema que no puede resolver por su cuenta y busca la ayuda de un terapeuta. Pedir ayuda es un acto valiente, y hablar con un terapeuta es un esfuerzo saludable y productivo del que todos se beneficiarían. Conocer la fuente de su dolor realmente puede ayudar a disminuir su impacto en su vida al ayudarlo a reconocer y luchar contra su crítica voz interior.

¿Crees que podrías estar sufriendo depresión? Responda este cuestionario para ayudarlo a averiguarlo. http://www.depression-screening.org

Para encontrar un terapeuta cerca de usted, visite el Directorio de terapias de Psychology Today.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies