Seleccionar página

Foto de Alef Vinicius en Unsplash

¿No estás seguro de tu relación?

Fuente: Foto de Allef Vinicius en Unsplash

¿Tienes una buena relación? Es difícil reflexionar sobre la pregunta, pero es importante plantearla. Todos queremos ese romance de libro de cuentos y esa pareja perfecta, pero la realidad de la relación puede fallar, y a menudo lo hace. Cuando esto sucede, surge la duda.

No puedes evitar preguntarte: ¿debería mejorar mi relación? ¿Debería ser más feliz? ¿Debería ser más fácil? ¿Más perfecto? ¿Es mi pareja realmente la mejor para mí? ¿Y si hubiera algo mejor ahí? ¿Es esto realmente lo que siempre he querido? ¿Qué pasa si mi pareja no es realmente «la elegida»? me establezco

Las preguntas pueden cobrar vida propia, y cada pregunta erosiona aún más su confianza. ¿Eres sabiamente escéptico o completamente paranoico? Incluso en momentos en los que piensas que todo está bien y eres parte de la pareja perfecta, puede parecer un espejismo o como si te estuvieras engañando a ti mismo.

Probablemente esté familiarizado con el síndrome del impostor, que a menudo se denomina fenómeno del impostor en la investigación psicológica. [1] Esto es cuando las personas exitosas luchan contra la sensación de que sus logros no son reales o válidos, y que sus verdaderas habilidades menos que estelares algún día saldrán a la luz. ¿Realmente merecías este aumento, este honor o esta promoción? ¿Terminarán usted y sus habilidades expuestas como un fraude? Este tipo de dudas persistentes afectan a 7 de cada 10 personas en su vida. [2] (¿Quiere poner a prueba sus propios sentimientos de impostor? Puede realizar una prueba aquí). [3]

El fenómeno del impostor relacional

Aunque el fenómeno del impostor se ha descrito generalmente como un problema individual, pueden surgir sentimientos similares en el contexto de las relaciones románticas. Sucumbes al fenómeno del impostor de relaciones cuando tu habilidad excede tu confianza en ti mismo, generalmente porque tienes estándares irracionales, te sientes mal y temes exponer la verdad oculta de tu relación. El fenómeno del impostor de la relación ocurre cuando, a pesar de las señales de que tu relación es saludable, tienes miedo, dudas y falta de certeza. Te preguntas si todo esto suena demasiado bueno para ser verdad, qué te estás perdiendo o si hay algunos problemas que simplemente no ves.

No existe una medida oficial del fenómeno del impostor relacional. Sin embargo, basado en evaluaciones de los sentimientos de impostor de los individuos [4], es probable que una persona que se enfrente al fenómeno del impostor relacional esté de acuerdo con afirmaciones como:

  • Me temo que mi relación no tendrá éxito en el futuro.
  • Me siento incómodo cuando otras personas me dicen lo buena que es mi relación.
  • A veces tengo miedo de que otras personas se den cuenta de lo mucho que realmente falta en mi relación.
  • Temo que mi relación se vaya a romper.
  • Me preocupa que las personas que son queridas para mí descubran que mi relación no es tan buena como ellos creen.
  • No puedo evitar pensar que mi relación debería ser mejor de lo que es.
  • Incluso cuando las cosas van bien en mi relación, me cuesta creer que vaya a durar.

Algunos sentimientos de impostor provienen de estándares altos y demasiado ambiciosos que lo alientan a subestimar los signos positivos. Por supuesto, las cosas van bien, pero siempre podrían ser mejores. Damos las cosas buenas por sentado, mientras nos aferramos a lo que no. Debido a que tenemos dudas, tememos que nuestra pareja u otras personas (por ejemplo, amigos y familiares) vean que nuestra relación no es lo que parece.

Por muy malo que parezca, esta es la parte realmente importante a tener en cuenta: estos sentimientos fraudulentos a menudo son exagerados. Es correcto. Probablemente te preocupes por cuestiones que no tienes, siembras dudas infundadas e incluso empujas hacia decisiones (por ejemplo, ¿deberíamos romper?) Que no necesitas tomar. Es hora de abordar sus sentimientos de fraude en las relaciones antes de que sea demasiado tarde.

Pon las cosas en perspectiva

Da un paso atrás, reevalúa y usa estas cuatro claves para construir relaciones de confianza.

1. Todos tenemos preguntas.

No eres el único que está cuestionando ciertos aspectos de tu relación. Su relación es importante, por lo que sería más extraño si no cuestionara nada al respecto.

Para tener una idea de lo que la gente se pregunta, no busque más que la función de autocompletar de Google. Cuando comienzas a escribir en el cuadro de búsqueda, el algoritmo de Google predice lo que es más probable que pidas usando miles de millones de búsquedas anteriores. [5] Pruébelo escribiendo cosas como: «Es mi rel …» o «Es mi rel …»

Como verá, las personas a menudo recurren a Google para obtener respuestas sobre las relaciones. Las preguntas más frecuentes de los investigadores son sobre temas como relaciones duraderas, supervivencia, salud, toxicidad, finalización, muerte, necesidad de un descanso y el futuro.

Esto significa que el cuestionamiento es común y no es una traición o un defecto fatal. Está bien y es una oportunidad para fortalecer su relación.

2. Cuanto más sepa …

Tu relación probablemente no empezó así, con dudas. Al principio, es probable que no pudieras haber tenido más confianza en tu increíble pareja y en tu relación perfecta. Pero lo divertido de la confianza es que se vuelve mucho más fácil cuando tenemos menos datos. Los investigadores lo llaman efecto Dunning-Kruger. [6]

Caer cara a cara es fácil cuando no tienes toda la información sobre la persona de la que te estás enamorando. Las primeras impresiones están incompletas, pero ahora ha llenado los espacios en blanco y ve a su pareja con más claridad, incluidos los defectos. Es posible que descubra que su pareja mastica con la boca abierta, tiene mal genio, pasa demasiado tiempo en el trabajo o simplemente demasiado. Cada nuevo conocimiento proporciona una imagen más completa (y realista). Pero puede dejarlo preguntándose si esta es la relación que firmó.

Sin embargo, es importante darse cuenta de que ninguna relación o pareja de relación es perfecta. Estar mejor informado es algo bueno porque llegas a conocer a tu verdadera pareja, con imperfecciones y todo. También ayuda a reconocer mejor las fortalezas que puede haber pasado por alto.

3. Vaya más allá del binario.

Las relaciones son complicadas. Los estados de ánimo, pensamientos y motivaciones de su pareja pueden ser ambiguos. Tus propios sentimientos fluctúan. Es mucho con lo que lidiar, y cuando nuestro cerebro se enfrenta a la ambigüedad y la incertidumbre, la simplificación es atractiva. Te preguntas: «¿Tengo una buena o mala relación?».

La vida sería mucho más fácil si todo encajara perfectamente en estas categorías binarias simples. De esa manera, tan pronto como su relación se rompa, sabrá que fue ‘mala’. Cuando las cosas iban bien, podía estar seguro de que tenía una «buena» relación. Si tan solo fuera así de fácil.

Este enfoque de «todo o nada» ignora la realidad. La persona que amas también puede estar muy malhumorada cuando regresa a casa del trabajo, o puede tragar su cereal en voz alta por la mañana. Del mismo modo, incluso el peor socio del mundo tendrá cualidades redentoras. Tu compañero argumentativo que te hace caminar sobre cáscaras de huevo a su alrededor también puede ser muy divertido o tener la habilidad de sorprenderte con el regalo perfecto. Nadie es completamente horrible o perpetuamente maravilloso.

En cambio, debe apreciar la realidad de su relación al no pensar en términos absolutos, ni en términos ni en términos. En su lugar, intente pensar en porcentajes: ¿qué porcentaje del tiempo es excelente su relación? ¿Qué porcentaje es insatisfactorio? En realidad, ninguno de los dos estará al 100 por ciento. Pero pensar de esta manera minimizará las reacciones exageradas y le permitirá ver su relación con mayor claridad.

4. Las comparaciones son asesinas.

Cuando surgen dudas, es natural comparar su relación con la de quienes le rodean. ¿Qué tan felices son las otras parejas? ¿Cuánto están peleando? Lo que encuentres puede ser inquietante ya que otras parejas a menudo se ven perfectas por fuera. Pero su aparente perfección es una ilusión. Lo que parece perfecto desde lejos suele estar lejos de ser perfecto de cerca.

Culpa a las redes sociales, por así decirlo. Ves las películas insignia de otras parejas. Comparar estos con su relación real las 24 horas del día, los 7 días de la semana, no es justo. Pero estas parejas con todas sus citas nocturnas y lindas fotos juntas deben estar haciendo algo que tú no haces, ¿verdad? Incorrecto. Las investigaciones muestran que las personas tienden a hacer más visible su relación en las redes sociales, no cuando las cosas van bien, sino cuando no se sienten seguras. [7] Estas parejas perfectas pueden sentirse más desconectadas y podrían compensarlo publicando más material efusivo. [8] Es fácil sentirse como un impostor cuando compara su relación con un estándar poco realista.

Conclusión

Hay una mejor manera. Primero, reconozca que estar 100% seguro de su relación (o cualquier cosa) es 100% imposible. Toda relación tiene momentos de duda e incertidumbre. Es bueno. Esto no significa que su relación sea un fraude o que esté condenada al fracaso. Los defectos no hacen que su relación sea una impostora. Al contrario, revelan oportunidades de crecimiento. Todos merecen una gran relación, pero no es necesario ser demasiado duro para que suceda. En cambio, es importante darse cuenta de que todas las buenas relaciones requieren trabajo. No hay duda de eso.

Este ensayo está adaptado de Más fuerte de lo que piensas: los 10 puntos ciegos que socavan tu relación … y cómo verlos más allá (Little, Brown Spark, 2021, 304 páginas).

Imagen de Facebook: Olena Yakobchuk / Shutterstock

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies