Modificación de conducta. Introducción

Modificación de conducta. Introducción

 

  1. DEFINICIÓN DE LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTA

modificacion de conducta 1No existe una definición consensuada para la Modificación de Conducta. A lo largo del tiempo ha ido variando cómo se contemplaba esta disciplina. Al principio se enfatizó el aspecto del aprendizaje, pues se suponía que todas las conductas (también las desadaptadas) se adquirían, se explicaban y modificaban partiendo de términos y teorías de aprendizaje. Ahora tenemos en cuenta que hay comportamientos que obedecen a anomalías en el Sistema Nervioso, a cefalopatías, a retrasos y deficiencias genéticas…

Las definiciones más actuales prefieren poner el énfasis en el COMPONENTE EXPERIMENTAL de la disciplina. Poniendo así el acento sobre el método. Yates es el principal exponente de este enfoque.

También hay definiciones que insisten en la TÉCNICA, para ellas la Modificación de Conducta es aquello que emplea unas determinadas técnicas. Pero, en realidad, la Modificación de Conducta puede servirse de multitud de procedimientos mientras se haya demostrado su eficacia.

Como síntesis se puede decir que muchas definiciones engloban los tres aspectos: la Modificación de Conducta se basaría en los conocimientos de aprendizaje, usaría una determinada metodología experimental y se serviría de unas técnicas aplicadas desarrolladas en su seno.

modificacion de conducta 2

Tradicionalmente, se establecía una diferencia entre la Terapia de Conducta y la Modificación de Conducta. Cuando surgió la Modificación de conducta (años 50-60) se establecía esta distinción:

  1. Modificación de Conducta: Modelos y corrientes que emplean sólo técnicas operantes.
  2. Terapia de Conducta: Modelos y corrientes que emplean el condicionamiento clásico.

Ahora se emplean casi indistintamente. Es decir, se puede hacer Terapia de Conducta usando las técnicas operantes. También la realidad es que actualmente se considera que hacer Terapia de Conducta es abordar sólo trastornos, curación… (ámbito clínico) Mientras que hacer Modificación de Conducta sería algo más amplio, abarcando todos los comportamientos humanos (en clase, seguridad vial, higiene, retraso mental, deportes, empresa…).

 modificacion de conducta 3

  1. BREVE DESARROLLO HISTÓRICO DE LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTA

Hay cinco elementos precursores de la Modificación de Conducta:

  1. Desarrollo de la Psicología Animal y Comparada, con aplicación de métodos rigurosos de investigación.
  2. Aportaciones de Thorndike. “Ley del efecto”.
  3. Desarrollo de la Psicología Rusa. Estudios sobre los reflejos condicionados (Pavlov), y la aplicación de éstos a numerosos trastornos del comportamiento. Bechterev aplica principios de condicionamiento clásico a humanos.
  4. Desarrollo del conductismo. Estudios del comportamiento humano aplicando una metodología rigurosa. Watson y las respuestas emocionales en niños. Mowrer y la teoría de los dos factores.
  5. Trabajos de Skinner con el condicionamiento operante y el análisis experimental de la conducta.

 En los años cincuenta existen tres zonas que trabajan en Modificación de Conducta: Inglaterra, EE.UU. y Sudáfrica.

WolpeEn Sudáfrica, Wolpe trabaja en el desarrollo de una terapéutica para las neurosis, y elabora el procedimiento de la Desensibilización Sistemática y el Entrenamiento Aversivo para reducir la ansiedad. También en Sudáfrica, Lazarus trabaja en principios de Terapia de Conducta (luego elaboró el Enfoque Multimodal).

En Inglaterra trabaja Eysenck sus primeros textos analizan la eficacia de diferentes métodos de intervención, comparando resultados. En 1959 comienza sus trabajos en Terapia de Conducta: aplicación de las teorías del aprendizaje en la intervención terapéutica. Junto con Eysenck en Inglaterra trabaja Shapiro que tiene un enfoque más aplicado y menos investigador.

modificacion de conducta skinnerEn EE.UU. se crea un movimiento más difuso, con muchos núcleos de trabajo. A finales de los años 50 y principios de los 60 hay muchos autores que se dedican a la aplicación del estudio del aprendizaje en el tratamiento humano. Skinner publica Ciencia y Conducta Humana, donde explica el papel del condicionamiento operante en la conducta humana. En los años 60 hay una consolidación de los principios de Modificación de Conducta.

En los años 70 se introducen nuevas aportaciones:

(1) La evaluación conductual: como evaluación alternativa a la clínica – médica. Con énfasis en la observación, y la introducción de cuestionarios, entrevistas pautadas, auto-informes, auto-registros…

(2) Procedimientos de Biofeedback. Estudio de las repuestas fisiológicas. Trastornos psico-fisiológicos. Comienza la “medicina conductual”.

(3) Dentro de la elaboración teórica se introduce el estudio de las cogniciones. Y se va creando la Modificación de Conducta Cognitiva. Los autores más destacados son Kanfer, Mahoney, Goldfried y D`Zurilla, Beck… Empiezan a cuidarse los procesos de Auto-control (antes el paciente era visto de forma más pasiva). Bandura introduce el Aprendizaje Vicario, aportando toda una nueva teoría del aprendizaje social que incluye el concepto de interacción: la conducta interactúa con lo externo (ambiente) – interno (cognición).

En los años 80 se desarrollan muchas técnicas anteriores. Se perfilan mucho mejor los modelos de intervención (multimodales). Se hacen análisis sistemáticos de las recaídas. Discusiones entre lo cognitivo y lo conductual.

En los años 90 hasta la actualidad hay una gran difusión de la metodología de Modificación de Conducta en todos los ámbitos (escolar, educar a padres…). Se completan los desarrollos cognitivo con lo social (Cognitivo-Conductual-Social). Hay varias corrientes y nuevas teorías aplicadas, que tienen en cuenta análisis del lenguaje mucho más serios y científicos: PAF (Psicoterapia Analítica Funcional), Interconductismo, ACT (Terapia de Aceptación y Compromiso). Sobre todo se analizan los componentes y las técnicas más adecuadas para cada trastorno: se crean tratamientos de elección muy bien estructurados (por ej, crisis de pánico, anorexia…). Enorme confusión entre los prácticos de los principios teóricos.

  1. SUPUESTOS BÁSICOS DE LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTA

La Modificación de Conducta se delimita y explica de acuerdo con unos requisitos que ahora vamos a presentar numerados. Por supuesto, existen algunos puntos de los ahora mencionados que no casan del todo con algunas de las corrientes actuales de la Modificación de Conducta, pero, en líneas generales, son los aspectos que mejor la enmarcan.

  1. La Modificación de Conducta se construye a partir de los principios del aprendizaje, y se basa en la psicología experimental humana. Es decir, hay primero un desarrollo teórico que produce modelos que explican las conductas y, desde esos desarrollos, se plantean los tratamientos que se contrastan experimentalmente.
  2. La conducta normal y anormal no son diferentes cualitativamente. La conducta se denominada “anormal” en algunos casos por convención social —por ej, porque es una exacerbación de un comportamiento habitual en todas las personas, pero esto supone una diferencia cuantitativa, no cualitativa. Por tanto la conducta desadaptada se aprende y se desaprende igual que la conducta normal: por principios de aprendizaje.
  3. Hay que centrarse en las “conductas problema”, sin considerar esta conducta señal de procesos intrapsíquicos alterados. Estas conductas, naturalmente, también pueden ser cogniciones. Se trabaja en el aquí el ahora: los condicionantes actuales. El objetivo de la Modificación de Conducta es cambiar o eliminar la conducta desadaptada sustituyéndola por otra y/o enseñar la conducta adaptada cuando ésta no se produce.
  4. La verificación empírica y la evaluación objetiva se consideran elementos imprescindibles. La intervención está íntimamente ligada a la evaluación. Por tanto, se precisan con total claridad: los objetivos, el tratamiento, el contexto de aplicación y los métodos para evaluar la eficacia.
  5. Se adapta el tratamiento al caso: cada sujeto (o cada grupo de sujetos) es un caso.
  6. Quizás la diferenciación más notable de este modelo comparado con otros (sobre todo con los psicoanalíticos o humanistas) es que no se preocupa tanto por los factores etiológicos (aunque naturalmente hay modelos sobre ello, por ej, crisis de pánico), y prefiere centrarse en los déficits y excesos de las respuestas actuales y de las condiciones asociadas a dichas respuestas problemáticas. Es decir, no se para a analizar posibles traumas que puedan explicar las conductas alteradas actuales. Para dar cuenta de la situación se detiene sobre las condiciones estimulares antecedentes y sobre las consecuencias de las conductas; siempre en el presente: el aquí y el ahora. Esto no implica que los acontecimientos del pasado sean poco importantes (son historia de aprendizaje), sino que las condiciones responsables del desarrollo inicial del trastorno pueden no ser las mimas que actualmente mantienen el problema. El esfuerzo por alterar las situaciones pasadas debe considerarse fútil, ya que sólo los acontecimientos presentes o futuros son susceptibles de cambio. Se considera que el conocer las causas más lejanas puede tranquilizar, pero no curar.
  7. En este enfoque, se contempla la conducta per se como el único objetivo hacia el que se deben encaminar todos los esfuerzos de modificación de la conducta. Los terapeutas señalan que, siendo la conducta lo que más molesta a las otras personas y a él mismo, la técnica de intervención más lógica debe intentar modificar directamente el comportamiento alterado. Ha sido refutada en varios estudios la suposición de que, si se modifica directamente la conducta problemática, la causa fundamental se manifestará por sí misma a través de otra forma de conducta problemática (es decir, la hipótesis de la sustitución del síntoma). Para poder estar seguros de que se ha producido una “sustitución de síntoma” habría que predecir qué iba a pasar y esto nunca se ha logrado. Por otro lado, la reaparición al cabo de un tiempo del problema —la recuperación espontánea— es un fenómeno harto conocido en aprendizaje que se da con mucha frecuencia también en el aprendizaje animal (donde no cabe suponer “traumas infantiles”). En la Modificación de Conducta no sólo no se cree en la “sustitución del síntoma”, sino que se espera que las mejoras en una conducta problema se generalicen a otras conductas problema.

No obstante, claro que aparecerán manifestaciones del “síntoma” si no se trata el síntoma verdadero, y sólo corregimos formas de éste. Por ej, en un niño oposicionista hay varias manifestaciones: no levantarse, no comer… si se arregla una, otra puede verse aumentada, porque es su medio de expresión. Pero es que el problema que había que tratar era el oposicionismo. Otro ejemplo, alguien que bebe para evitar conflictos: la conducta problema es la tolerancia al conflicto, no tanto el beber.

modificacion de conducta 4

  1. Debe también remarcarse que todas las técnicas que se usan en la terapia de conducta tienen que haber sido comprobadas en multitud de sujetos en estudios controlados. Por ej, los procedimientos de extinción o de tiempo fuera se prueban primero (como los medicamentos) en distintos casos y luego se usan para el problema de un niño concreto. Naturalmente, se pueden hacer ajustes a cada niño según sus características, pero esto no es lo mismo que inventarse un procedimiento porque a mí me parece que será adecuado.
  2. Este énfasis en las técnicas —que son las más desarrolladas y útiles, tanto que otros modelos las emplean porque es indudable su utilidad— no hace que éstas sean la clave de la Modificación de Conducta, la clave está en el tipo de análisis (que hemos comentado: científico, centrado en el presente…).
  3. En este modelo hay, por tanto, una lógica metodológica: se parte de una concepción de la conducta problema (como exacerbación de la normal) y se derivan unas prácticas correctoras desde esa concepción, prácticas correctoras (o técnicas) que se demuestran experimentalmente antes de ponerlas en práctica.

Eso sí, los problemas clínicos, serán multiproblemas, complejos, no puros, ramificados… Por eso también difíciles de abordar con una sola técnica.

  1. CORRIENTES FUNDAMENTALES

Dentro de la Modificación de Conducta hay muchas maneras de trabajar. Actualmente, muchos profesionales se engloban en este marco y pueden servirse de corrientes como las siguientes. 

4.1. Corriente operante

modificacion de conducta 5Basada en principios del condicionamiento operante. Por tanto, enfatiza el papel de las consecuencias para aprender o consolidar las conductas. También en el papel de los estímulos antecedentes (Ed). Sobre todo desarrolla los procedimientos de MANEJO DE CONTINGENCIAS. Dentro de este modelo está el desarrollo del Conductismo Radical con sus nuevos modelos de terapia (PAF, ACT, Interconductismo…) que realizan Análisis Funcionales más completos siguiendo fieles al modelo Skinneriano. [VER NOTAS FINAL ]

4.2. Corriente pavloviana

Se basa en el paradigma de condicionamiento clásico. Sobre todo desarrolla los tratamientos de problemas de ansiedad. Técnicas fundamentales: D.S., Inundación, Exposición…

4.3. Corrientes cognitivas

Muy variadas, difíciles de englobar. Al menos cabe diferenciar dos:

albert_bandura modificacion de conducta(1) Las derivadas de la Teoría Social Cognitiva de Bandura, que resalta el papel del aprendizaje por observación. Aquí se plantea el papel fundamental de la interrelación entre procesos cognitivos con elementos externos o ambientales. Por eso las cogniciones unas veces serán importantes (como antecedentes o consecuentes) y otras veces no. Bandura también desarrolla el concepto de Autoeficacia, que media, según él, en los procesos terapéuticos. Gracias a los trabajos de Bandura se han desarrollado procedimientos como el Modelado, el Modelado Participante…

(2) Los Cognitivos o Cognitivo-Conductuales. Que ponen el énfasis en los procesos cognitivos, vistos como la causa de la aparición y mantenimiento de los problemas de conducta. Por tanto, en terapia habría que estudiar esos procesos cognitivos y cambiarlos. Dentro de estos grupos están: (1) las Terapias Racionales (TRE de Ellis, Entrenamiento en Auto-instrucciones de Meichenbaum, Terapia Cognitiva de Beck… y el subgrupo de las terapias de Coping) y (2) las Terapias de Resolución de Problemas (que parten de la idea de que los trastornos emocionales son el resultado de la incapacidad de las personas para resolver determinadas situaciones problemas de su vida y por ello tienen intentos inadecuados para darles solución. Estos procedimientos dan metodologías sistemáticas para resolverlos).

NOTAS SOBRE EL CONDUCTISMO RADICAL

Frente a lo que la gente suele creer el Conductismo Radical es la corriente más abierta de Modificación de Conducta y la que estudia temas más íntimos sobre el lenguaje, los sentimientos, el yo…

El adjetivo “radical” viene de “radix” (= raíz) y, su sentido, por tanto tiene que ver con “llegar a la raíz de las cosas”. Radical indica que se va hasta el fondo, hasta lo más profundo. El conductismo radical es que trata de llegar a la raíz, a lo más profundo de las conductas humanas.

PRINCIPIOS BÁSICOS:

  1. Naturaleza contextual del conocimiento y la realidad: Desde el conductismo radical no hay una cosa (objetiva, externa) que descubrir. No se “cosifica” el conocimiento. Se aboga porque todo es un punto de vista. El enfoque, por tanto, es constructivista (kantiano). Lo importante para entender las cosas (no la realidad objetiva) es el CONTEXTO. Sólo el contexto puede dar sentido a las conductas. Una conducta es problema o deja de serlo no porque siempre lo sea sino dependiendo del contexto: en algunas situaciones será muy adecuada. Lo que es problema o no está sancionado socialmente, sólo el contexto histórico y social le da significado, en sí no lo tiene. Por ejemplo, el actor que dijo: “cuando tenga un hijo seré un papá genial”. Y mi mujer dijo: “es un engreído”. No entendió que su conducta verbal sólo se entendía contextualmente: el actor hizo un chiste porque era el protagonista de la película Un papá genial. También ahora históricamente se ve como un gran problema tener ansiedad ante ciertas circunstancias y antes a la gente le parecía lo normal. En síntesis: sólo en el contexto se entiende la conducta.
  2. consideración no mentalista de la conducta. El interés por las variables que controlan la conducta: El conductismo radical no explica la conducta por medio de entidades u objetos situados en el cerebro, sino que explica la acción humana en términos de conducta. No se consideran cosas como: impulsos, expectativas, actitudes, super-yo… y desde luego otras como “fuerza de voluntad”, “miedo al fracaso”… (homúnculos que explican la conducta). Las explicaciones de la conducta quedan incompletas si no incluyen la identificación de los antecedentes ambientales observables de la conducta, tan atrás en el tiempo como sea posible. La objeción skinneriana no es a las cosas PRIVADAS, sino a las “MENTALES”. Las privadas pueden ser naturalmente igual de estímulos elicitadores (por ejemplo, un mareo), tienen el mismo estatus que los estímulos manifiestos. Lo básico es encontrar la RELACIÓN FUNCIONAL entre variables.
  3. Interés por la conducta verbal controlada por acontecimientos observados directamente: Toda conducta verbal (privada o no) tiene su origen en el ambiente. Incluso la conducta verbal más íntima. Por ejemplo, si yo me pongo a pensar que dar clase aquí no me conviene (conducta verbal íntima) es por algo externo, algún estímulo, que me ha hecho comenzar esa conducta.

1 Comentario

  1. Excelente aporte, claro, preciso , digerible. Me hizo recordar cuando hacen 15 años estaba como estudiante en la Universidad. Gracias

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies