Seleccionar página

A todos nos han dicho repetidamente, día tras día, año tras año, que nuestros hábitos de estilo de vida rutinarios marcan una diferencia en nuestra salud y bienestar general. Todos “sabemos” que hacer ejercicio con regularidad, comer alimentos nutritivos, dormir bien y controlar nuestro estrés son fundamentales para nuestro bienestar. Sin embargo, muchos de nosotros ignoramos este consejo y continuamos con nuestras rutinas diarias no tan buenas u obviamente malos hábitos. ¿Por qué no estamos escuchando el consejo que se basa en un par de décadas de investigación en este momento? Puede ayudar a entender más de lo que nos ha dicho la investigación sobre la epigenética.

¿Qué es la epigenética?

Según los CDC, la epigenética es “el estudio de cómo su comportamiento y su entorno pueden causar cambios que afectan la forma en que funcionan sus genes”. 1 Se cree que estos cambios son reversibles y no cambian la secuencia de ADN real de la persona con la que fueron Nació. La diferencia está en cómo el cuerpo lee la secuencia de ADN. Eso resulta ser una diferencia crítica.

Un ejemplo: la influencia de la nutrición en los genes

Veamos solo un aspecto de esta compleja conexión entre la mente, el estilo de vida y el cuerpo. El vínculo entre ciertos nutrientes y el bienestar general ha sido muy claro. Ciertos nutrientes, como el folato y B-12, se han identificado como epigenéticos, lo que provoca cambios en la forma en que se expresan secciones particulares de genes. Estos nutrientes pueden causar cambios en los que se coloca una «tapa bioquímica» (grupo metilo) en un gen, que luego puede activar o desactivar ese gen. Este proceso se llama metilación del ADN.

Puede imaginar los posibles beneficios de poder combinar nutrientes específicos con personas en riesgo de enfermedades específicas, como el cáncer de mama o el trastorno bipolar. Este potencial ha dado lugar a un campo de estudio completamente nuevo, denominado «nutrición de precisión». Una persona con una predisposición conocida a contraer una enfermedad en particular podría tener un plan de nutrición personalizado para minimizar su riesgo.

Epigenética y Salud Mental

El ciclo de metilación es clave en la formación de neurotransmisores, incluidos la dopamina y la serotonina. Se han establecido conexiones entre la metilación del ADN y los resultados de salud mental, como el trastorno bipolar, la ansiedad, la adicción, la esquizofrenia y la depresión. Esto no es para simplificar demasiado las causas o posibles curas de estos trastornos, pero sí sugiere que las opciones de estilo de vida pueden influir en los síntomas.

La nutrición es solo un aspecto de nuestras opciones de estilo de vida. La investigación también ha indicado efectos epigenéticos relacionados con el ejercicio, los hábitos de sueño y el estrés ambiental. La evidencia muestra que estas rutinas pueden tener efectos beneficiosos o perjudiciales, dependiendo de si seguimos los consejos del sentido común.

¿Qué dicen los escépticos?

Al igual que con cualquier nuevo campo de estudio, hay muchos críticos y defensores de la importancia de la epigenética. La controversia surge cuando los defensores de la investigación epigenética informan que los cambios epigenéticos se pueden heredar de generación en generación.2 Si bien estas pueden ser consecuencias útiles, el debate se intensifica cuando se trata de posibles consecuencias dañinas. Por ejemplo, algunos han afirmado que las consecuencias epigenéticas del trauma pueden transmitirse de una generación a la siguiente.

Entre neurólogos y genetistas, no hay un acuerdo total sobre si los cambios epigenéticos tienen efectos duraderos en las generaciones futuras.3 Algunos críticos argumentan que los cambios no se transmiten a la siguiente generación y, de hecho, sería irónico que lo fueran porque entonces estamos volviendo a la idea de que nuestros genes están completamente predeterminados por nuestras generaciones anteriores.

Sin embargo, ¿la cuestión de los cambios heredados realmente niega los beneficios de la epigenética para las generaciones actuales? Podríamos ver eso como un tema separado y centrarnos primero en la salud mental y física de las generaciones actuales desde la vida prenatal y del recién nacido hasta la edad adulta y la vida posterior.

Para resumir

El estudio de la epigenética nos ha ayudado a comprender por qué es tan importante mantener hábitos y rutinas de vida saludables. Los efectos sobre la salud física y mental son profundos, al menos para la generación actual. Por muchas razones, nos resulta fácil pasar por alto el sentido común. Sabes lo que funciona para ti; confía en tus mejores instintos. Es probable que sea una versión de comer bien, dormir lo suficiente, hacer ejercicio con frecuencia, limitar el uso de sustancias y encontrar tiempo para relajarse y desestresarse.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies