Seleccionar página

La popularidad de los dispositivos médicos portátiles e implantables (WIMD, por sus siglas en inglés) se ha disparado en los últimos años. Los relojes inteligentes, los rastreadores de actividad y los dispositivos de monitoreo implantables se pueden usar para monitorear una variedad de análisis de salud, así como para administrar tratamientos que salvan vidas. La capacidad de aprovechar grandes cantidades de datos de estos dispositivos podría ayudar a generar soluciones de salud para una variedad de condiciones, así como a optimizar la atención médica.

Las formas más comunes de WIMD son rastreadores de salud disponibles comercialmente que monitorean cosas como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el oxígeno en la sangre, los niveles de glucosa y la respiración. Sin embargo, los WIMD también pueden incluir dispositivos como bombas de insulina, marcapasos y desfibriladores cardioversores implantables que se utilizan para controlar condiciones de salud que amenazan la vida.

Conectar los WIMD a una red más amplia de datos de salud puede brindar la posibilidad de recopilar continuamente datos de salud del mundo real que podrían ayudar a mejorar el diagnóstico y el tratamiento. La creciente popularidad de la tecnología de la salud ha llevado al surgimiento de los WIMD y se espera que su uso transforme la atención médica en las próximas décadas.

Beneficios para la salud pública

El uso de WIMD para rastrear y controlar los síntomas y los comportamientos de salud puede ayudar a proporcionar un diagnóstico oportuno. De manera emocionante, la próxima generación de WIMD ofrece características potenciales, como la capacidad de detectar biomarcadores relacionados con el cáncer e incluso reconocer síntomas de enfermedades infecciosas como COVID-19. Esto podría ayudar a ir más allá de los enfoques de atención médica tradicionales, donde los esfuerzos se dirigen en gran medida a tratar en lugar de prevenir la mala salud.

La administración remota de tratamientos a través de dispositivos implantables también tiene el potencial de salvar vidas al ofrecer una respuesta inmediata a incidentes de salud críticos (como arritmias cardíacas y ataques convulsivos). Los WIMD pueden empoderar a las personas para que tomen el control de su salud al brindarles las herramientas que necesitan para comprender mejor los síntomas que experimentan. También se ha demostrado que los WIMD fomentan la actividad física y se pueden «gamificar» para proporcionar comentarios en tiempo real e incentivar comportamientos positivos. Finalmente, mediante el uso de prácticas de big data en salud, la información recopilada de los WIMD podría analizarse para generar información sobre numerosas afecciones, lo que ayudaría a identificar patrones de enfermedad a largo plazo que normalmente se verían desdibujados por la fluctuación diaria de los síntomas. Sin embargo, se deben considerar una serie de desafíos para el uso generalizado de WIMD a fin de capitalizar los beneficios potenciales.

Fuente: Golden Dayz/Shutterstock

Los desafíos de los WIMD

Las preocupaciones de privacidad y seguridad plantean un desafío importante para el uso generalizado de WIMD en el cuidado de la salud. Tanto los ataques pasivos (espionaje en dispositivos inalámbricos) como los ataques activos (dispositivos de control y manipulación) se pueden lanzar con éxito para penetrar la seguridad de los WIMD. Los problemas de seguridad pueden impedir que el público utilice los WIMD para recopilar y compartir sus datos. Esto evitaría que los investigadores de salud pública puedan usar grandes cantidades de datos de salud para aprender sobre varios patrones de enfermedades.

Algunos WIMD son especialmente vulnerables a los ataques debido a restricciones de diseño inherentes. Por ejemplo, los WIMD deben ser pequeños, livianos y capaces de entrar en contacto con la carne humana, lo que crea limitaciones en términos de suministro de energía y computación. Se ha demostrado que las bombas de insulina, los marcapasos y los desfibriladores cardioversores implantables son pirateables y podrían ser controlados por actores malintencionados para administrar dosis y descargas mortales de forma remota. Estas preocupaciones presentan una amenaza directa para la vida y resaltan la necesidad de soluciones tecnológicas mejoradas para reforzar la seguridad de los WIMD antes de que se utilicen más ampliamente en entornos de atención médica.

En el Reino Unido, el uso futuro de WIMD se alinea con el compromiso del NHS con un futuro digital en el que los pacientes se conviertan en participantes activos en la «salud ciudadana» para beneficiarse y contribuir a su servicio nacional de salud. Sin embargo, las personas tienen diferentes preferencias, habilidades y niveles de acceso cuando se trata de usar dispositivos digitales. Es importante comprender estas diferencias para evitar cargar a las personas con responsabilidades no deseadas. También existe una creciente brecha digital en la salud en la que aquellos con acceso, conocimiento o capacidad insuficientes para administrar con éxito las herramientas de salud digitales pueden tener menos probabilidades de experimentar resultados de salud positivos. Por lo tanto, las iniciativas de salud que busquen promover el uso de WIMD deben tener cuidado de no excluir digitalmente a aquellos sectores de la sociedad con menos probabilidades de participar.

Pensando en el futuro

Los WIMD tienen el potencial de producir grandes cantidades de datos que podrían usarse para generar soluciones de salud innovadoras y optimizar la atención. El surgimiento de WIMD, combinado con prácticas de big data, podría convertirse en una mina de oro para los investigadores de salud pública. Sin embargo, los sistemas de salud deben tener en cuenta los numerosos desafíos para el uso generalizado de WIMD. Estos incluyen generar confianza pública en las prácticas de datos de las grandes organizaciones de salud, abordar las vulnerabilidades únicas de los dispositivos médicos y abordar las desigualdades existentes en la salud digital. Por lo tanto, aunque los WIMD del cambio ofrecen a los proveedores de salud la posibilidad de llegar a aguas prometedoras e inexploradas, también traen consigo mares agitados que requieren una navegación cuidadosa.

Para obtener más información, vea nuestro video explicativo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies