Los rasgos que definen a una persona con un exceso de autoestima

Los rasgos que definen a una persona con un exceso de autoestima

La autoestima es fundamental para que los seres humanos puedan hacer frente a las diferentes dificultades a las que se enfrentan en su vida, por lo que tener una buena autoestima es positivo, ya que así la persona tendrá una buena percepción de sí mismo y evitará que pueda verse superado por los problemas.

Sin embargo, aunque a priori puede parecer una cualidad positiva, no lo es en todos los casos, ya que hay personas que tienen un exceso de autoestima, lo que, en lugar de favorecerles, hace que se vean perjudicados por ello, ya que tienen un concepto exagerado de ellos mismos.

Qué es la autoestima

Antes de explicarte todos los rasgos que definen o caracterizan a una persona que tiene un exceso de autoestima, vamos a explicarte qué es la autoestima en sí.

La autoestima es la consideración o aprecio que una persona tiene sobre ella misma, una característica que se establece desde edades tempranas y cuyo desarrollo depende de diferentes factores, entre ellos el tipo de educación que el niño recibe por parte de sus padres o personas que lo cuidan.

Aquellas personas que tienen un exceso de autoestima se debe a que, generalmente, fueron criados con un estilo disfuncional, lo que fueron acarreando durante todo su desarrollo. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se tienen unos padres que son demasiado complacientes y permisivos con sus hijos, una tendencia que puede llevar a la persona, desde niña, a pensar que tiene el poder para que el resto de personas les hagan caso.

En el lado contrario se sitúan los padres que coartan la propia iniciativa que puedan tener los niños y que derivan en una baja autoestima, la cual tampoco es positiva y puede tener consecuencias tanto a nivel social como familiar, laboral o escolar.

Los rasgos que definen a una persona con un exceso de autoestima

Cómo afecta tener un exceso de autoestima

La autoestima demasiado elevada puede tener consecuencias negativas para quién tiene este característica, en gran parte por que esa propia persona no se suele dar cuenta de ello. Es precisamente esa autoestima exagerada la que hace que esa persona no vea que que está cometiendo errores y que necesita corregir determinados aspectos.

En aquellos casos en los que la persona tiene un reflejo personal demasiado exagerado hace que sea complicado para él relacionarse de forma apropiada con otras personas, independientemente del ámbito del que se trate, ya que existirá una cierta limitación a nivel social, principalmente por que no tendrá tolerancia a determinadas críticas.

Además, el exceso de autoestima lleva asociada una baja capacidad de reflexión propia, haciendo que les sea muy complicado poder comprender de manera apropiada quienes son y qué capacidades tienen.  El problema que tienen es que no son capaces de salir de su pensamientos de perfección, siendo para ellas complicado aceptar que se equivocan.

El exceso de autoestima por parte de una persona tiene diferentes problemas, como son: afecta a sus relaciones con otras personas, crea expectativas que son imposibles, genera una cierta tendencia hacia el aislamiento, contribuye a llegar a autoexigirse demasiado, limita la capacidad de análisis personal, genera frustración, etcétera.

Los rasgos que definen a una persona con un exceso de autoestima

Características de una persona con una autoestima exagerada

Hay una serie de rasgos propios de las personas que tienen un autoestima demasiado exagerado, siendo las más relevantes las siguientes:

Creen que pueden hacer cualquier cosa

Aquellas personas que tienen una autoestima demasiado elevada creen que son capaces de realizar cualquier cosa que tengan por delante, sin importarles si realmente tienen la capacidad para ello o no. Tienen por tanto una actitud soberbia en la que no se paran a pensar en la preparación que puede ser requerida para realizar una determinada tarea.

Consideran que nunca se equivocan

Otro de los errores comunes que cometen es el pensar que siempre tienen la razón, en todas las cosas sobre las que discuten o conversan, sin contemplar la posibilidad de que puedan estar equivocándose sobre algún aspecto del mismo, teniendo una actitud por tanto poco favorecedora para poder mantener relaciones con otras personas de una manera apropiada.

No tienen en cuenta los riesgos

Al existir un autoestima excesivo también se tiene la incapacidad de poder detectar riesgos asociados a una determinada situación o circunstancia. Esto es debido a que estas personas consideran que nada les puede afectar y que tienen solución para cualquier cosa, haciendo que en muchas ocasiones se expongan a riesgos que realmente no son necesarios ni recomendables.
Los rasgos que definen a una persona con un exceso de autoestima

Creen que son personas muy queridas

El tener una autoestima exagerada hace que consideren que las otras personas tienen la misma percepción de ellas mismas, por lo que consideran que son personas que realmente son muy queridas por estas otras personas, cuando en muchas ocasiones no es así.

Son egocéntricas

Una persona con exceso de autoestima acostumbra a tener la tendencia de hablar mucho y evitan dar protagonismo a la otra persona con la que conversan, teniendo una tendencia que les lleva a ser egocéntricas y centrarse principalmente en ellas mismas en lugar de los los demás.

No tienen en cuenta las capacidades del resto de personas

Este tipo de personas acostumbran a no valorar ni tener en cuenta las capacidades de otras personas, haciendo que sea complicado que trabajen en grupo con otras personas de una manera voluntaria o, simplemente, no valoran capacidades que pueda tener la persona con la que se encuentran conversando, considerando que no están a su altura y, de alguna manera, despreciándolas.

Les agrada que las elogien

Las personas que tienen una autoestima muy elevada acostumbran a tener una debilidad por aquellas personas que las elogian. Esto se debe a que cuando una persona atiende a sus historias y sus alardes ven satisfecho su ego, lo que es evidente a través de sus gestos y expresiones corporales.

Siempre buscan tener lo mejor

Este tipo de personas siempre buscan tener los mejores objetos, las cosas más elegantes y aquellas cosas que son más caras, de forma que podrán lucirlas y así llamar más la atención con respecto al resto de personas gracias a sus accesorios, prendas de ropa, etcétera.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies