Seleccionar página

Un estudio reciente de la Universidad de Birmingham, que encuestó a 597 gerentes, ha arrojado luz sobre cómo ha cambiado la actitud de los gerentes hacia el modelo de trabajo híbrido como resultado de la pandemia. Sorprendentemente, los hallazgos revelan una perspectiva cada vez más positiva sobre los beneficios del trabajo remoto y flexible.

El estudio encontró que el 52 por ciento de los gerentes estuvo de acuerdo en que trabajar desde casa mejora la concentración, el 60 por ciento dijo que mejora la productividad y el 63 por ciento afirmó que aumenta la motivación. Este es un cambio de actitud significativo, ya que durante mucho tiempo ha existido la percepción de que trabajar desde casa puede ser una distracción, lo que conduce a una falta de productividad y motivación.

El estudio también reveló que más de siete de cada 10 (73 por ciento) gerentes sintieron que dar a los empleados flexibilidad en sus horas de trabajo aumentó la productividad, mientras que el 60 por ciento dijo lo mismo para trabajar desde casa. Esto sugiere que los gerentes están comenzando a reconocer que dar a los empleados más control sobre cuándo y dónde trabajan puede conducir a un mejor desempeño.

Cuando se trata del futuro del trabajo remoto y flexible, el estudio encontró que el 55 por ciento de los gerentes dijeron que los roles se anunciarían como disponibles para el trabajo flexible, en comparación con el 50 por ciento que informó esto en 2020. Esto indica que las organizaciones se están volviendo más abiertas al trabajo. idea de trabajo flexible y comienzan a verlo como una solución a largo plazo en lugar de una medida temporal.

Además, el 90 por ciento de los gerentes dijo que mencionar la disponibilidad de trabajo flexible en los anuncios de trabajo los haría más atractivos para los candidatos. Parece que el trabajo remoto y flexible se ha convertido en una consideración clave para muchas personas que buscan trabajo, especialmente en la era posterior a la pandemia.

Otro hallazgo clave del estudio es que los gerentes son cada vez más conscientes de los desafíos del trabajo remoto y flexible. Por ejemplo, el 61 por ciento de los gerentes estuvo de acuerdo en que trabajar desde casa puede generar sentimientos de aislamiento y soledad. Esto destaca la importancia de abordar estos problemas y encontrar formas de mantener la cohesión y la colaboración del equipo cuando se trabaja de forma remota.

Una solución a esto es utilizar la tecnología para mantenerse conectado y colaborar con los miembros del equipo. Las herramientas de videoconferencia, mensajería instantánea y administración de proyectos se pueden usar para mantenerse en contacto y trabajar juntos, incluso cuando los miembros del equipo trabajan desde diferentes ubicaciones. Además, los líderes también pueden proporcionar controles regulares, crear interacciones sociales virtuales y alentar a los miembros del equipo a establecer pausas para tomar café virtuales para combatir la soledad y el aislamiento.

Otro aspecto importante del trabajo remoto y flexible es el equilibrio entre la vida laboral y personal. El estudio encontró que el 57 por ciento de los gerentes estuvo de acuerdo en que trabajar desde casa puede desdibujar las líneas entre el trabajo y el tiempo personal, lo que puede provocar agotamiento y estrés. Es crucial que los líderes promuevan una cultura de límites saludables y alienten a los empleados a tomar descansos y desconectarse del trabajo fuera del horario laboral. Esto se puede lograr estableciendo expectativas claras de disponibilidad y tiempos de respuesta y creando un entorno de apoyo para que los empleados tengan un buen equilibrio entre la vida laboral y personal.

También vale la pena mencionar que los sesgos cognitivos también pueden desempeñar un papel en un entorno de trabajo remoto, ya que trabajar desde casa puede limitar la exposición de los empleados a diversas perspectivas, lo que lleva a una falta de creatividad, innovación y trabajo en equipo. Los gerentes deben ser conscientes de estos sesgos y tomar medidas para mitigarlos, como promover la interacción y la colaboración virtuales, fomentar una cultura de retroalimentación y brindar capacitación sobre cómo trabajar de manera efectiva en un equipo remoto.

Es esencial que los líderes reconozcan que el trabajo remoto y flexible no es una solución única para todos. Los empleados pueden tener diferentes necesidades y preferencias cuando se trata de trabajar desde casa, y es importante ofrecer varias opciones y adaptaciones. Por ejemplo, algunos empleados prefieren trabajar en una oficina en casa dedicada, mientras que otros prefieren trabajar en un espacio de oficina compartido o en una instalación de trabajo conjunto. La clave es ser flexible, estar abierto a diferentes posibilidades y ayudar a los empleados a encontrar lo que funciona mejor para ellos.

Sin embargo, es importante mencionar que el estudio puede estar limitado por el hecho de que los participantes eran del Reino Unido y los gerentes de otras partes del mundo pueden tener diferentes perspectivas y experiencias. Por lo tanto, es esencial que los líderes realicen sus propias investigaciones o encuestas para comprender cómo el trabajo remoto y flexible afecta a los empleados de su organización. Además, también es importante reconocer que el trabajo remoto y flexible no es adecuado para todos los trabajos, y es importante considerar la naturaleza del trabajo, la estructura del equipo y el contexto cultural de la organización.

Es por eso que cuando trabajo con mis clientes para ayudarlos a personalizar un modelo de trabajo híbrido según sus necesidades, siempre comenzamos con una encuesta exhaustiva y grupos de enfoque de sus empleados. Cada una de las 21 organizaciones a las que ayudé en la transición durante los últimos dos años tenía diferentes necesidades e inquietudes según su industria y posición en ella y su cultura organizacional interna. Entonces, si bien el uso de puntos de referencia externos como este estudio es un comienzo crucial, el siguiente paso consiste en adaptar dicha investigación a las necesidades de cada empresa.

En resumen, el estudio de la Universidad de Birmingham ha revelado un cambio en las actitudes hacia el trabajo remoto y flexible entre los gerentes, y muchos reconocen los beneficios y el potencial para aumentar la productividad y la motivación. Sin embargo, los líderes también deben ser conscientes de los desafíos y los posibles sesgos cognitivos que conlleva el trabajo remoto y flexible y tomar medidas para mitigarlos.

Es crucial que los líderes logren un equilibrio entre las ventajas y desventajas del trabajo remoto y flexible y realicen los cambios necesarios para apoyar a los empleados, impulsar el desempeño y crear una cultura inclusiva.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies