Seleccionar página

Fuente: Zoltan Tasi en Unsplash

Hay mucha literatura y estereotipos sobre el orden de nacimiento: el primogénito firme, el hijo del medio a menudo descuidado, el bebé mimado. Y luego está el hijo único, único a su manera.

Desde mi perspectiva, estos son algunos de los beneficios comunes de ser hijo único:

A menudo se convierten en líderes muy exitosos y buenos. Muchos heredan las cualidades de estar motivados para desempeñarse bien y pueden tomar el asunto en sus propias manos. Y, como son hijos únicos, generalmente tienen más oportunidades de hacerlo.

A menudo son concienzudos. Son adultos confiables con los que puede contar para hacer el trabajo, que tienen y funcionan con valores sólidos sobre el bien y el mal. Dicho esto, puede haber valores atípicos, solo aquellos que no se ajustan.

Pero también puede haber inconvenientes.

Pueden luchar socialmente. No todos los niños solos son introvertidos, aunque muchos lo son. Un cóctel puede ser un desafío social. Demasiada compañía en Navidad puede descarrilarlos emocionalmente.

Pueden sentirse empoderados / egocéntricos. La puerta a más oportunidades puede llevar a que te echen a perder. Si los padres solo tienen un hijo en el que concentrarse, es fácil que el niño sienta que es el centro del universo. Si tus padres te adoran, esperarías que otros, incluso de adultos, hicieran lo mismo.

Muchos luchan con la confrontación y el manejo de la ira. Los hijos únicos a menudo tienden a internalizar, a conservar lo que sienten, a evitar la confrontación.

Una dinámica familiar que conduce a los inconvenientes

Las fuentes de los beneficios potenciales son fáciles de ver: solo los niños tienen oportunidades que no están disponibles para los niños que viven con muchos hermanos donde hay menos que hacer. Su único papel como primeros modelos a seguir son también sus padres, quienes por definición, buenos o malos, son líderes a sus ojos.

La pregunta es, ¿qué motiva el posible inconveniente? El desafío en las familias donde hay varios hijos es que los niños siempre están rebotando entre sí, cada uno tratando de encontrar su propia manera de llamar la atención de sus padres. Pero lo que también viene con esto son los amortiguadores entre los niños y los padres y los niños y el mundo exterior: los hermanos pueden acurrucarse y apoyarse cuando sienten una brecha entre los padres y reducir la ansiedad que sienten. Tu hermano mayor interviene cuando un acosador te amenaza en la escuela.

Esto resulta en un cara a cara con los padres. En ausencia del punto de vista de los hermanos, es fácil que se culpen unos a otros por lo que está sucediendo; pueden volverse sensibles a su entorno, es decir, los estados de ánimo y las necesidades de los padres en cualquier momento, creando hipersensibilidad. Sin los sellos, tienen en cuenta los valores y puntos de vista de los padres y ven el todo, lo que se traduce en los deberes, las reglas, las expectativas que los impulsan. Y finalmente, debido a que los padres ponen todos sus huevos en una canasta, pueden sentir una presión adicional para que les vaya bien.

Ayudando al hijo único

Una vez más, hay algunos aspectos positivos que desea conservar, pero aspectos negativos que los padres quieren ayudar a evitar. Así es como los padres pueden ayudar:

Bríndele a su hijo muchas oportunidades sociales. Aquí, alienta a su hijo a salir de su zona de confort para aumentar sus habilidades sociales: participar en esos juegos de fútbol, ​​ir a campamentos de verano al aire libre, etc. donde se ve obligado a tratar con otros grupos, donde tiene que aprender a compartir y negociar fuera del aula.

No lo desperdicie. Para ayudar a que su hijo no se sienta como el centro del universo, no lo trate como si fuera el centro del universo.

Permita que el niño sea un niño. Es fácil, especialmente para los adolescentes, sentirse empujados más allá de la línea importante entre padres e hijos que es importante mantener. Al transmitir los problemas de los adultos con los que el niño no debería tener que lidiar, es posible que esté creando una receta para la ansiedad.

Reducir la presión. Puede aliviar la presión que el niño sentirá naturalmente dando un paso atrás y negándose a enfocar sus sueños y necesidades demasiado en su futuro. Permita que su hijo no sea el médico que usted cree que debería ser o que estudie informática porque cree que es la mejor opción profesional. Reduzca las expectativas y la presión para que su hijo pueda tener la oportunidad de encontrar su propio camino.

Cada niño en una familia debe aprender a lidiar con el impacto y los desafíos que les impone la estructura familiar. Los padres deben hacer todo lo posible para crear el equilibrio adecuado, para ayudar a que cada niño se sienta amado y aprecie quiénes son.

Es lo mejor que puedes hacer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies