Seleccionar página

Un cuchillo es una herramienta. Dependiendo de quién lo sostenga, un cuchillo puede salvar vidas, destruir vidas o cortar una ensalada. El poder es “la capacidad de dirigir o influir en el comportamiento de los demás”. También es una herramienta. Dependiendo de quién lo utilice, los resultados pueden ser positivos, negativos o neutrales.

El profesor de la Universidad de Stanford, Jeffrey Pfeffer, ha realizado más de treinta años de investigación sobre el poder. Seven Rules of Power (2022) es un resumen de esta investigación, así como de investigaciones empíricas relacionadas. En este blog discutiremos una de las siete reglas de Pfeffer y sus implicaciones para los lectores de BlogDePsicología.

Regla #1: Salga de su propio camino

Es posible que desee darse por vencido cuando encuentre una fuerte resistencia a sus ideas. Pfeffer advierte contra la creación de una reputación como alguien que no es persistente frente a los obstáculos. La persistencia requiere el apoyo emocional de los demás. Tus compañeros de trabajo no son un recurso útil para este apoyo emocional: tienen sus propias necesidades de poder. Esas necesidades triunfarán sobre sus expresiones declaradas de confidencialidad y amistad.

Los colegas que no trabajan en su empresa pero pertenecen a su asociación profesional pueden proporcionarle una fuente confiable.

Los directores ejecutivos tienen la Organización de Jóvenes Presidentes (YPO); Visita. Los directores de operaciones tienen el Foro de COO. Estas son organizaciones estructuradas en torno al suministro de lugares confidenciales y enfoques estructurados para el apoyo entre pares.

¿Tiene su profesión o función un lugar tan seguro para el apoyo entre pares? Si no, pídale a su empleador que le proporcione un entrenador de liderazgo. Este es un beneficio cada vez más común a nivel ejecutivo.

La confianza no es competencia.

Use su grupo de compañeros o su entrenador para experimentar formas de expresar ideas con confianza. Por ejemplo, mis colegas y yo estamos entrenando a una ejecutiva sobre cómo reprimir la risa en el trabajo que otros perciben correctamente como su forma de liberar la tensión interna:

Le estamos enseñando a esta ejecutiva a tener una moneda de veinticinco centavos al lado de su mano. Cuando se sienta nerviosa, coloque la moneda de veinticinco centavos entre el primer y el segundo dedo índice y apriete. Esto creará un nivel de dolor que hará que no se ría pero que no sea tan doloroso como para distraerlo de la conversación en curso. La mayoría de sus reuniones son en línea, por lo que puede usar el cuarto técnico sin ser vista.

Salir de su propio camino implica expresarse con confianza. Las palabras “confianza” y “competencia” no son lo mismo. Sin embargo, ¿cuántas veces ha visto las mejores recompensas otorgadas a los miembros del equipo cuyas expresiones de confianza superan su competencia laboral real?

«Cinco».

Muchos de nuestros clientes miran la impresión que dan desde una perspectiva binaria: buena/mala; ganador/perdedor; exito fracaso. Les enseñamos a expresar su punto de vista utilizando un concepto ordinal de 0 (malo) a 10 (perfecto). Por ejemplo, “Creo que mis comentarios sobre el proyecto fueron un 6”.

Si su impulso emocional es darse por vencido ante cualquier resistencia, ¿puede darse permiso para “hacer cinco”. En una escala de 0 a 10, un 5 es el equivalente a una calificación aprobatoria o «C».

Si su instinto le dice que se dé por vencido, esforzarse por obtener un 5 es una mejora significativa. Date permiso para moverte en la dirección correcta mientras renuncias a la idea de la perfección.

Resumen y conclusiones:

Puede que no sientas que es natural esforzarte por ser poderoso. Pero si quieres influir en el curso de los acontecimientos, el primer paso es apartarte de tu propio camino.