Seleccionar página

Fuente: Dmytro Zinkevych / Shutterstock

Contribuido por Kristen Fuller, MD, Sovereign Health

Esta serie de artículos se centró en reconocer los rasgos tóxicos en una relación y navegar a través de los sentimientos que pueden resultar. Concluimos aportando los ingredientes que conforman una receta para una relación feliz y saludable.

Cada relación tiene diferentes conflictos y necesidades de interacción. No existen soluciones universales. Estos ingredientes son solo una parte de una receta. Reconozca que puede ser necesario mucho más que estos siete para construir una relación saludable. Quizás tengas tus propios ingredientes que te gustaría compartir.

1. Sea dueño de su propia felicidad.

«Seré feliz cuando …» es una frase común que muchos de nosotros podemos complementar con esa única cosa que estamos seguros aseguraría nuestra felicidad eterna. Pero nuestra felicidad no depende de nada externo, porque la felicidad es una elección que podemos hacer. La ciencia de la psicología positiva ha descubierto que, como seres humanos, necesitamos algunas necesidades básicas para ser felices, que incluyen comida, refugio, ropa de abrigo y cosas por el estilo. Una vez que los tenemos, el resto de nuestra felicidad depende completamente de nosotros. Una pareja romántica o un buen amigo pueden agregar placer a nuestra vida, pero solo nosotros podemos encontrar nuestra propia felicidad, y dos personas felices crean de forma independiente un ambiente armonioso.

2. Honestidad y transparencia.

Compartir sus pensamientos y sentimientos honestamente a través de interacciones directas cara a cara puede prevenir sentimientos negativos innecesarios. Tener en mente los sentimientos de la otra persona y comunicar esos sentimientos puede ayudar a salvar las brechas de comunicación. Incluso las personas más felices y saludables se enojan a veces, por lo que ser transparentes con nuestras emociones y nuestras palabras también evita malentendidos que pueden convertirse en discusiones.

3. Compromiso.

La vida se trata de equilibrio y las relaciones también deberían serlo. Puede resultar difícil mantener una relación equilibrada todo el tiempo. Una persona puede necesitar más atención cuando atraviesa un momento difícil, o tal vez uno está trabajando muchas horas, dejando que el otro se haga cargo. A veces, las relaciones pueden ser 80/20 o 70/30, y puedes sentir que estás haciendo la mayor parte del trabajo, pero eso está bien por un tiempo, siempre que la relación tenga un equilibrio general saludable. Aprender a comprometerse para aliviar el estrés de su pareja aporta positividad a cualquier relación.

4. Tómate el tiempo para cuidarte.

Los intereses comunes son importantes, pero también es esencial que las personas se tomen un tiempo para sí mismas y participen en sus actividades favoritas para relajarse y rejuvenecer. Tómese un día a la semana, o una hora al día, para hacer su actividad favorita por su cuenta, o tal vez simplemente tómese un tiempo para reflexionar y ordenar sus pensamientos. A menudo es difícil mantener la autoestima en una relación, pero es extremadamente importante.

5. De acuerdo en no estar de acuerdo.

Muchas personas intentan evitar los conflictos, pero es importante compartir opiniones diferentes. La capacidad de tener conversaciones controvertidas con sus seres queridos de manera diplomática es un rasgo positivo, pero a veces es posible que deba aceptar estar en desacuerdo para evitar conflictos. Dos personas en una relación nunca estarán de acuerdo en todo. Respete los sentimientos de usted mismo y de su pareja y esté de acuerdo en que está bien tener una opinión diferente; después de todo, diferentes opiniones y puntos de vista son lo que hace que cada individuo sea único.

La mayoría de las discusiones en las relaciones son sobre cuestiones superficiales que cubren y oscurecen al verdadero «elefante en la habitación». Tómese el tiempo para encontrar y discutir este elefante con un compañero dispuesto.

6. Practique la bondad.

Esta es quizás la clave más obvia para una relación feliz y, sin embargo, a menudo nos enredamos tanto en nuestras propias vidas que nos olvidamos de ir más despacio y ser amables con nuestra pareja, incluso en momentos de estrés y desesperación. Poner la relación por delante de tus necesidades realmente puede ayudarte a poner las cosas en perspectiva. Para evitar decir o hacer algo de lo que te arrepientas más adelante, sé siempre amable.

7. Proteja sus límites.

Las tensiones externas pueden entrar en una relación y provocar estrés y dificultades. Ya sean tus suegros, un ex, tus padres u otras personas que aumentan la tensión, lo que importa es tu relación con tu ser querido. A veces es mejor establecer límites saludables y no dejar que estas fuerzas externas dicten sus pensamientos y sentimientos. En cambio, manténgase enfocado en las dos personas en la relación.

Mientras terminamos esta serie y navegamos durante las vacaciones, tal vez podamos reflexionar sobre el año pasado. Si hemos sufrido alguna forma de toxicidad, esperamos poder reconocer los signos y adquirir las herramientas y la sabiduría que necesitamos para aprender de las lecciones del pasado y allanar el camino para un futuro más brillante y saludable. Después de todo, todos merecen amor y felicidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies