Seleccionar página

Los conflictos y las discusiones a menudo se consideran negativos y deben evitarse. Muchas personas ven el conflicto como un reflejo de una «ruptura» en una relación o una señal de que la relación está en problemas. Aún así, la investigación sugiere que el proceso de conflicto y discusión hace que sea más fácil hablar y tomar conciencia de la perspectiva de los demás. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que los conflictos y las discusiones pueden ser de gran beneficio para la salud de las amistades y las relaciones románticas.

En particular, lidiar con la necesidad de discutir con un ser querido puede ser estimulante y motivador: los temas que provocan discusiones nos recuerdan lo que es importante para nosotros, desde nuestros valores fundamentales hasta nuestras metas para un día determinado. Las discusiones también nos dan la oportunidad de reflexionar y expresar cómo nos sentimos acerca de nuestras relaciones y «quiénes somos» como amigos o parejas.

Dulce de rosas / Shutterstock

Fuente: Rosesweet / Shutterstock

El primer consejo, por lo tanto, es recordar que el conflicto no debe verse como una amenaza, sino que es un evento que puede ayudar a que su relación evolucione y crezca y lo ayude a conocer mejor a su pareja. También puede aprender más sobre usted mismo en el proceso.

El segundo consejo es que es importante reconocer cuándo está «listo» para discutir. Uno de los errores más grandes que enfrentan los amigos y las parejas es discutir cuando las emociones son demasiado altas o cuando no están dispuestos a escuchar la perspectiva de la otra persona sobre un tema. Escuchar no significa aceptación; escuchar significa estar disponible para comprender el punto de vista de la pareja. Por lo tanto, puede que no sea el mejor momento para tener una discusión tan pronto como algo salga mal si sabe que no será su yo más racional. Programe un momento en el que los dos puedan concentrarse en el problema en cuestión sin dejar que las emociones u otras distracciones se interpongan en su camino.

El tercer consejo es ser flexible durante una discusión. Muchos de nosotros nos metemos en conflictos o discusiones con las expectativas sobre cómo “deberían” resultar las cosas. Pero la dinámica emocionante de la comunicación es que nuestros socios tienen el poder de cambiar nuestras opiniones o actitudes. Y deberíamos estar abiertos al cambio basándonos en aprender desde la perspectiva de un socio sobre una situación. Esto no significa que siempre debamos doblegarnos a la voluntad de los demás, sino que debemos estar abiertos a la posibilidad de que cambiar nuestra posición sea aceptable.

El cuarto consejo es recordar que todos somos vulnerables. Incluso si un compañero cercano actúa como si lo supiera todo, a veces todos nos preguntamos. Todos tenemos experiencias que influyen en la forma en que abordamos los argumentos. Pero también debemos estar abiertos a cambiar la forma en que hacemos las cosas. Si nos cambiamos a nosotros mismos, será más probable que nuestros socios también cambien.

Sin embargo, aunque reconozcamos que somos vulnerables (aunque solo sea por nosotros mismos), puede ser aún más difícil recordar que nuestras parejas también actúan por vulnerabilidad. A menudo esperamos que nuestros socios sean «omniscientes» o «perfectos» en formas que sabemos que no podemos lograr.

Por otro lado, a veces pensamos que los socios «simplemente no lo entienden» o actúan como «un típico hombre / mujer». Es fácil hacer juicios instantáneos sobre lo que un socio «debería» saber. Pero una parte importante de la gestión eficaz de los argumentos es tomarse el tiempo para pensar y apreciar la perspectiva de la pareja.

Sean cuales sean sus suposiciones, es importante detenerse y pensar en sus necesidades, las necesidades de una pareja y lo que necesitan juntos para mantener viva su amistad o relación romántica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies