Las personas optimistas tienen menos problemas cardíacos

Las personas optimistas tienen menos problemas cardíacos

Cada vez existen una mayor cantidad de evidencias de que aquellas personas que son optimistas tienen numerosos beneficios en su vida, por lo que afrontar la misma con una actitud positiva es fundamental. En este sentido, una investigación que han desarrollado de forma conjunta entre la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM) y la Universidad de Harvard ha concluido que los hombres y mujeres que son más optimistas, tienen, en promedio, una vida útil más larga, entre el 11 y el 15 5, y además tienen entre un 50 y 70% más de probabilidades de llegar a los 85 años en comparación con aquellas personas que no son tan optimistas.

Esto no hace más que confirmar los estudios que se han realizado en el mismo sentido durante los últimos años. De esta manera, los expertos consideran que las personas más optimistas tienen menos riesgo de sufrir enfermedades coronarias, y por tanto, podrán vivir durante más años y en mejores condiciones que aquellas personas que viven en el pesimismo.

Uno de los responsables de estos estudios, Alan Rozanski, fue claro al respecto: “El optimismo se relacionó con un menor riesgo de complicaciones cardiovasculares y el pesimismo se relacionó con un mayor riesgo de estas complicaciones. Así pues, la promoción del optimismo y la reducción del pesimismo pueden ser importantes para la prevención de enfermedades”. Por este motivo, considera de máxima importancia el tener que trabajar en el aspecto de lograr un mayor optimismo.

Así pues, los beneficios cardiovasculares y psicológicos del optimismo lo convierten en un campo de estudio muy atractivo dentro de la cardiología del comportamiento, y por tanto queda demostrada la importancia del plano psicológico.

Por otro lado hay que tener en cuenta que para los expertos el optimismo es uno de los activos psicosociales que tienen el gran potencial de extender la esperanza de la vida humana. De esta manera quienes se muestran con un mayor entusiasmo tienden a contar con unos hábitos que son más saludables. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el optimismo es algo que se puede trabajar y modificar, para lo cual se deben utilizar algunas técnicas o terapias que que son  relativamente simples.

Cómo aumentar el optimismo

Dadas sus innumerables ventajas de cara a poder disfrutar de una vida más larga y liberada de problemas cardíacos, a continuación te vamos a dar una serie de recomendaciones básicas para que logres ser una persona más optimista, algo que se puede trabajar, al igual que otras muchas facultades.

Al igual que ocurre con la esperanza, el optimismo es una actitud que se aprende desde niños y que, a medida que pasa el tiempo, las propias experiencias contribuyen a reforzarnos o debilitarnos con respecto a esa actitud aprendiz. Al llegar a la vida adulta se convierten en una elección personal, ya que se puede optar por ser una persona optimista y sentirse lleno de bienestar o bien ser pesimistas, algo que nos impide ver de una manera  clara los problemas y las soluciones. Esto provoca al mismo tiempo que haya un mayor estrés, angustia, preocupación y también dolor.

Ser una persona optimista permite disfrutar de un impulso para tratar de alcanzar los objetivos marcados. Esto no quiere decir que se vaya a vivir en un mundo sin problemas a los que enfrentarse, pero la diferencia con una actitud pesimista es que se afrontarán los mismos con la confianza de que se disponen de las herramientas y recursos necesarios para hacerles frente. De esta manera esa persona muestra la capacidad y fuerza necesaria para superar las dificultades y lograr así una vida sana, armónica y feliz.

El optimismo es, además, un elemento fundamental para poder disfrutar de una autoestima elevada y sana, que permita a la persona aprender de sus errores y responsabilizarse de los mismos, aceptándose a uno mismo en todo tipo de circunstancias y situaciones.

Algunas recomendaciones para aumentar tu optimismo son las siguientes:

  • Debes tratar de centrarte en buscar soluciones y no en los problemas que puedas tener, debiendo tener como primera premisa que todo en la vida tiene solución, salvo la muerte.
  • Tienes que aceptar aquello que no puedas cambiar de tu realidad, y limítate a tratar de cambiar aquello que sí puedas modificar. Tratar de resistirse a aquello que no podemos cambiar hace que nos enfrentemos a un elevado gasto emocional, que no nos llevará a sentirnos mejor.
  • En todas las situaciones de la vida te podrás encontrar con aspectos positivos y negativos, algo que debes tener siempre presente, por lo que no debes quedarte en exclusiva con uno de estos aspectos.

  • Es importante que mantengas la motivación, ya que esto es el motor que nos permite movernos e impulsarnos a seguir adelante con nuestra vida y a conseguir aquello que deseamos. Es muy importante no perder la ilusión ni el interés, debiendo tratar siempre de estar motivado en todo aquello que hagas, tratando siempre de obtener los mejores resultados. La motivación te servirá a mantenerte siempre activo.
  • Trata de reiniciar tus pensamientos en aquellos casos en los que te sientes mal o con miedo. Cada vez que veas que tu mente está enganchada a un pensamiento negativo, trata de respirar y reinicia tu mente. Trata de concentrarte y volver a pensar en positivo.
  • Deja de quejarte y evitar palabras cargadas de negatividad. Aunque a veces te pueda servir para desahogarte, la realidad es que debes tratar de hacerlo lo menos posible, ya que al mismo tiempo te estará haciendo sentir mal y te desgastará. Ten presente que no todo en la vida depende de ti y enfócate en mejorar aquello que sí está a tu alcance.
  • Tienes que ser capaz de aprender de tus errores y perdonarte a ti mismo. No tengas temor a equivocarte, ya que esto es algo normal, pero aprende de ello para ser más fuerte y continuar con tu vida, siendo capaz de hacer frente a todos los obstáculos que te puedas encontrar en tu camino.
  • Debes ser capaz de aceptar tu responsabilidad en los actos y acciones que hagas, pero también mantener siempre una actividad positiva que te permita afrontar los problemas con una mayor capacidad analítica y realista.

Ser optimista tiene muchos beneficios para tu salud, así que trabaja para serlo y si aún no lo eres.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies