Las mejores técnicas de relajación para aliviar el estrés y la ansiedad

Las mejores técnicas de relajación para aliviar el estrés y la ansiedad

Por diferentes circunstancias y situaciones que pueden darse en un momento puntual o a consecuencia de un cúmulo de cosas que sufres en tu día a día, puede llegar a sufrir problemas de ansiedad y estrés. Cuando padeces estrés, una de las prioridades al respecto para solucionar el problema es relajarte. Sin embargo, desgraciadamente en muchos casos no es nada sencillo.

Cuando una persona tiene estrés, habitualmente se recurre a diferentes actividades como deporte, conversaciones con familiares o amigos, dormir más, se busque pasar más tiempo con amigos o realizar cualquier otra afición. Esto te puede ayudar a relajarte, si bien, si buscas algo más inmediato, puedes recurrir a una serie de técnicas de relajación a las cuales puedes recurrir en cualquier momento y que te servirán para tratar de aliviarte del estrés.

Puede que algunas de ellas ya las conozcas, pero por si acaso o si no crees que puedan servir para liberarte del estrés y de la ansiedad te vamos a hablar de las mejores técnicas de relajación.

Las mejores técnicas de relajación para aliviar el estrés y la ansiedad

Respiración diafragmática

Cuando una persona se encuentra estresada acostumbra a necesitar de una mayor cantidad de oxígeno, lo que al mismo tiempo provoca que la respiración se acelere. Sin embargo, con esto no es suficiente y el organismo requiere de un aumento del volumen de aire que se inhala.

Para conseguir una mayor relación lo más aconsejable es practicar la denominada respiración diafragmática, siendo recomendable hacer entre cinco y diez inspiraciones y expiraciones abdominales, de una forma lenta y profunda desde el diafragma.

Para ello debes tomar aire por la nariz y expulsarlo por la boca, centrándose en vaciar por por completo los pulmones antes de volver a inspirar de nuevo. Una buena respiración tiene grandes beneficios para la salud en diferentes aspectos, entre ellos el de lograr una mayor relajación y un menor estrés.

Relajación muscular progresiva

La relajación es una técnica de reducción de la activación fisiológica y que e eficaz para tratar diferentes trastornos de ansiedad, así como de otros tipos de desórdenes emocionales. Para poder alcanzarla se puede recurrir a diferentes técnicas como la relajación muscular progresiva.

El aprender a disminuir la tensión muscular llevando a cabo ejercicios de tensión, de poca intensidad y brevedad, y con periodos de relajación, más largos, son realmente positivos, debiendo centrarse en estos casos en las sensaciones que estos pasos nos proporcionan, adquiriendo así las habilidades que te llevarán a identificar la tensión y proceder a su eliminación, siendo un proceso que se puede dividir en las siguientes tres fases:

La primera fase en la rejalación muscular progresiva consiste en la contracción y relajación de los músculos, desde la cabeza hasta los pies. Para ello debes empezar por la cara y debes continuar con el cuello y los hombros, que se deben tensar y distensar tres veces en el siguiente orden: frente, ojos, nariz, boca, lengua, mandíbula, labios, cuello, nuca y hombros.

Una vez hecho se debe continuar con la contracción de brazos y manos, de forma alternativa, para continuar haciendo lo propio con las piernas,que se deben elevar hacia arriba y notando la tensión de los músculos; la espalda, colocando los brazos en forma de cruz y llevando los cobos hacia atrás; el tórax inspirando y reteniendo aire durante unos segundos, y el abdomen y la cintura, tensando y distensando los músculos tanto del estómago como de los glúteos.

Una vez completada la primera fase se debe pasar a la segunda, que consiste en repasar de forma mental todas y cada una de las partes del cuerpo que se han trabajando, para así poder sentir la manera en la que se ha relajado. Por último, hay que llegar a una tercera fase que puede llegar a ser la más compleja en el momento de estrés, que es tratar de que lleguen a la menta pensamientos que produzcan relajación.

Las mejores técnicas de relajación para aliviar el estrés y la ansiedad

Visualización positiva

Una de las alternativas a la meditación tradicional es la denominada visualización positiva, la cual consiste en tratar de activar en el cerebro los recuerdos relajantes que pueden llegar en momento como las vacaciones, tratando de alimentar a la imaginación y concentrándose en imágenes positivas y agradables.

Para ello debes pensar en situaciones que te gustaría vivir o bien recordando momentos pasados felices. Para ello, se recomienda tener en cuenta los sentidos y tratar de imaginar el tacto, los sonidos y el olor, ya que todo esto contribuirá a conseguir una mayor relajación.

Reír y sonreír

El reír y el sonreír tienen más beneficios de los que puedas imaginar para tu salud, ya que ayudan a liberar endorfinas, serotonina y dopamina, logrando así que el cuerpo se relaje, al mismo tiempo que se reduzca el ritmo cardíaco y disminuya la tensión arterial. Las endorfinas ayudan a calmar el dolor y la serotonina y actúa como método contra la depresión.

Las mejores técnicas de relajación para aliviar el estrés y la ansiedad

Practicar yoga y/o pilates

El primero ya es considerado un deporte por muchos, pero tanto el yoga como el pilates son dos maneras extraordinarias de poder alcanzar un estado de relajación con el cual se pueda proceder a controlar tanto el estrés como la ansiedad, al mismo tiempo que tienen otras muchas virtudes a nivel de salud física y elasticidad.

Es por todas sus bondades que son dos disciplinas cada vez más practicadas, tanto para solucionar problemas de estrés y ansiedad como por sus ventajas para la salud y bienestar corporal.

De esta manera ya conoces cinco técnicas diferentes que puedes aplicar en prácticamente cualquier momento y lugar y que pueden ayudarte en tus momentos de estrés y ansiedad para sentirte mucho mejor y así poder continuar con tu día a día de una manera mucho más saludable y sin riesgo a padecer los grandes problemas en los que puede acabar derivando un estrés o un trastorno de ansiedad que se dé de manera prolongada.

Te recomendamos, por lo tanto, tenerlos muy en cuenta y ponerlos en práctico en aquellas situaciones en las que comiences a sentir o padecer los primeros síntomas del estrés, ya que te ayudarán a que el nivel del mismo no crezca.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies