Seleccionar página

Muchos de nosotros estamos luchando para crear un cambio positivo en nuestras vidas. Por ejemplo, le gustaría: ¿Participar en acciones sociales? Organice su espacio: ¿oficina, garaje, armario? ¿Comer más sano? ¿Hacer un cambio de carrera? ¿Aprende una nueva habilidad? ¿Organizar tu colección de fotos? ¿Hacer ejercicio con más regularidad? ¿Comenzar un nuevo pasatiempo o actividad? Armar un rompecabezas de 500 piezas? ¿Administrar su tiempo de manera más efectiva? ¿Algo más?

Fuente: Gerd Altman/Pixabay

Si está considerando abordar una nueva meta en su vida profesional o personal, ¿qué tan preparado está para tomar las medidas necesarias para lograrlo? Los expertos han descubierto que el cambio exitoso generalmente implica preparación, un plan sólido, un sentido de agencia y compromiso, y pasos incrementales.

Si está luchando por alcanzar una meta o crear un cambio personal en su vida o en el trabajo, aquí hay ocho pasos para empoderarse.

1. Identifique su preparación al comprender el proceso de cambio personal.

La disposición al cambio personal es un ingrediente esencial para afrontar con éxito y alcanzar nuestros objetivos. Décadas de investigación sobre el cambio de comportamiento resaltan la importancia de la preparación. El cambio de comportamiento generalmente se desarrolla gradualmente a medida que pasamos de poca o ninguna conciencia/interés, a considerar el cambio, a planificar y tomar acciones específicas (Zimmerman, et al, 2000). Al comprender el proceso de preparación, podemos proceder de manera más efectiva y con menos molestias.

Los investigadores Prochaska, Norcross y Diclemente (1995) describen un ciclo de seis etapas de cambio personal exitoso. Conocer estos pasos puede ayudarnos a aumentar nuestras posibilidades de navegar con éxito hacia nuestras metas.

He aquí un breve resumen de las seis etapas del cambio (Prochaska, et al, 1995):

Preparación Etapa 1: Todavía no pensar en ello (pre-contemplación). Tenemos poca o ninguna conciencia de que el comportamiento es una preocupación o causa consecuencias negativas; sin intención de cambiar o sintiéndose incapaz de cambiar.

Preparación Etapa 2: Comenzar a pensar en ello (contemplación). Vemos aspectos positivos acerca de hacer el cambio. Empezamos a pensar en movernos en esa dirección, pero no tenemos la verdadera intención de actuar.

Preparación Etapa 3: Planificación, establecimiento de metas y comienzo de pequeños pasos (preparación). Estamos desarrollando planes específicos para crear acción dentro del próximo mes y es posible que ya estemos dando pasos hacia el cambio.

Preparación Etapa 4: Tomar medidas para que esto suceda (acción). Estamos cambiando comportamientos activamente y tomando decisiones para seguir adelante. Haciendo frente a los desafíos, estamos construyendo impulso hacia el cambio personal elegido.

Etapa de preparación 5: Mantenerlo así — sostener el cambio (mantenimiento). Hemos realizado los cambios y logrado el objetivo durante un período de tiempo significativo; tenemos la intención activa de seguir avanzando.

Preparación Etapa 6: Es un hábito bien practicado y de larga data (finalización). El nuevo comportamiento es automático y ya no es una tentación volver al antiguo comportamiento.

2. Averigüe qué tan listo está. Si está considerando un cambio, aquí hay algunas preguntas para ayudarlo a identificar su estado de preparación:

  • ¿Cuáles son los beneficios de cambiar este comportamiento? ¿Cómo será tu vida diferente?
  • ¿Cuáles son las posibles consecuencias negativas de este comportamiento?
  • ¿Cuáles son sus preocupaciones acerca de cambiar este comportamiento?
  • ¿De qué manera este comportamiento, o la falta de él, se interpone en el camino de su capacidad para lograr sus objetivos en la vida o el trabajo?
  • ¿Qué tan importante es hacer este cambio?
  • ¿Qué tan listo estás para comprometerte con lo que se necesita para cambiar?

3. Identifique lo que quiere cambiar. Sea específico sobre lo que quiere cambiar y establezca un objetivo claro. Los objetivos claros son específicos, medibles, alcanzables, realistas y limitados en el tiempo. Puede ser útil comprender por qué este objetivo es importante para usted y cómo lograrlo lo beneficiará.

4. Si se siente listo para comenzar la preparación o la acción, considere estas auto-indagaciones:

  • ¿Son sus metas y planes realistas?
  • ¿A qué sistemas de apoyo puede recurrir para que le animen o le ayuden a hacerse responsable?
  • ¿Qué obstáculos pueden interponerse en el camino y cómo puede lidiar con ellos?
  • ¿Cómo va a celebrar los hitos exitosos en el camino?

5. Tenga un buen plan. Un plan sólido identifica específicamente qué, dónde, cuándo y cómo se harán las cosas. Qué pasos específicos tomará, cuáles son los obstáculos potenciales y qué hará si las cosas no salen según lo planeado (Halvorson, 2010).

6. Persevere hacia su meta y dé un paso a la vez. Comience con el primer paso. Determinar si está listo para crear un cambio y realmente hacer que suceda un cambio significativo es un proceso que comienza con el primer paso. Cada acción puede llevarte hacia el cambio que esperas lograr. La psicóloga Ellen Langer, Ph.D., escribe: “Siempre hay un paso lo suficientemente pequeño desde donde estamos para llevarnos a donde queremos estar. Si damos ese pequeño paso, siempre hay otro que podemos dar y, finalmente, una meta que se pensaba que estaba demasiado lejos de alcanzar se vuelve alcanzable” (2009; 2016).

7. Considere su nivel de compromiso para alcanzar su meta. La autoeficacia significa creer que tienes la capacidad de hacer lo que dices que harás. Cuando cree que es capaz de iniciar y mantener un comportamiento, es más probable que trabaje hacia sus metas y las alcance (Bandura, 1994). Cuando su sentido de eficacia personal y compromiso es alto, puede estar más firmemente comprometido con el logro de sus metas. Estrategias como observar a los demás como modelos a seguir, visualizarse a sí mismo actuando y logrando el éxito, y hablar sobre sus logros pueden ayudarlo a mejorar su autoeficacia.

8. Apóyate en tu red de apoyo. Considere asociarse con un amigo, colega o profesional para que lo ayude a generar victorias en su camino hacia sus metas.

Un entrenador puede alentarlo a (Moore, et al, 2016):

  • Evalúe su preparación para el cambio.
  • Construye tu autoeficacia.
  • Identifique e implemente metas, estrategias y responsabilidades para ayudarlo a hacer lo que dice que hará.
  • Establezca pasos claros y medibles para crear acción y evaluar su progreso.
  • Desarrolle planes de contingencia que identifiquen lo que hará cuando las cosas no salgan según lo planeado.
  • Motívate y mantén tu impulso.
  • Recupérate más rápidamente de los contratiempos. Mejore sus posibilidades de crear los cambios exitosos y duraderos por los que decide trabajar.

Esto es para su alegría y empoderamiento.

Descargo de responsabilidad: este artículo es solo para fines informativos. Ningún contenido reemplaza la consulta con un profesional calificado de salud mental o atención médica.

©2022 Ilene Berns-Zare, LLC, Todos los derechos reservados

Esta publicación también se publicó en IBZ Coaching.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies