Las diferencias existentes entre la obsesión y las manías

Las diferencias existentes entre la obsesión y las manías

En lo que respecta a la psicología clínica se utilizan habitualmente los conceptos obsesión y manía para determinar una situación idéntica o similar, si bien la realidad es que no son lo mismo y hay que tener en cuenta las diferencias existentes entre estos dos conceptos.

Es habitual que en el lenguaje cotidiano se confunda manía con obsesión, siendo importante, por tanto, conocer las diferencias que existen entre ambos conceptos, para lo cual se puede atender a una serie de de parámetros y criterios.

Qué es la manía y la obsesión

Antes de entrar a valorar las diferencias que existen entre ambos conceptos hay que tener en cuenta la definición de cada uno de estos conceptos.

Manía

La manía puede tener dos significados diferentes, por un lado la manía que se corresponde al trastorno bipolar, y que afecta al estado de ánimo, llegando a provocar episodios de euforia excesiva  e incluso episodios maníacos.

Por otro lado, el concepto manía también puede hacer referencia a los comportamientos que pueden tener las personas en forma de ritual o por superstición, como puede ser el dormir con la luz encendida o cerrar la puerta con una mano, por ejemplo. Son pequeños rituales que tienen las personas a la hora de hacer determinadas cosas, siendo este tipo de significado al que haremos referencia en este artículo.

Obsesión

En lo que se refiere a la obsesión, es un concepto que hace referencia a esos pensamientos e impulsos característicos de personas que padecen algún tipo de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), y que al mismo tiempo generan malestar y ansiedad .

Por lo tanto se trata de aquellos pensamientos a los que una persona le da vueltas de una manera compulsiva y que son pensamientos que no puede evitar tener, y que aparecen de manera permanente y fija en la mente de esas personas, siendo muy difíciles tanto de frenar como de controlar.

Esto se puede ver en ejemplos claros como en aquellas personas que piensan que tienen siempre las manos sucias y que se ven en la necesidad de limpiarlas de forma constante, o bien pensar que no han cerrado bien las puertas al salir de casa y tienen que comprobarlo, etcétera.

Hay que tener en cuenta que una obsesión también puede aparecer en personas que no padezcan un TOC, es decir, en personas “sanas”, aunque sus características varían ligeramente. Un ejemplo puede ser aquella persona que no puede dejar de pensar en otra.

Las diferencias entre la manía y la obsesión

Entre una manía y una  obsesión hay una serie de diferencias que vamos a indicar a continuación.

Grado de intrusión

El denominado grado de intrusión hace referencia a la capacidad que tiene una cosa de interferir en la mente o el funcionamiento diario. En este sentido una obsesión es mucho más intrusiva que una manía, ya que puede condicionar diferentes aspectos de la vida cotidiana, haciendo que además irrumpa en la conciencia de una manera más intensa que en una manía.

Las obsesiones forman habitualmente parte de un trastorno mental que incluso puede reveistir una alta gravedad, mientras que las manías son más habituales en la población general y no revisten ningún tipo de trastorno mental.

Frecuencia de aparición

Otro criterio que diferencia una manía de una obsesión es la frecuencia con la que se da en la población, siendo las obesiones menos frecuentes que las manías, ya que estas últimas  son mucho más frecuentes, siendo muchas personas las que tienen alguna manía.

Nivel de gravedad

Otro de los criterios que diferencia ambos conceptos es la gravedad de las mismas, siendo las obsesiones más graves al generar un malestar o una ansiedad muy importante, siendo además frecuente que las obesiones lleven a la persona que la sufre a una compulsión, lo que en caso de no realizarse hace que crezca la ansiedad del paciente, haciendo que la obsesión no haga más que agravarse.

Por su parte, las manías, aunque pueden llegar a generar sensación de malestar, en el caso de que no se realicen no tienen tanta gravedad ni generan una gran cantidad de ansiedad.

Origen del problema

Otra diferencia entre manía y obsesión radica en la causa u origen del problema que las genera, siendo habitual que las obsesiones lleguen a consecuencia de un TOC, mientras que las manías se asocian habitualmente a determinados estados emocionales y estados de ansiedad, además de poder llegar a surgir a causa de procesos de cambio internos.

Aunque el origen puede ser similar, cada uno tiene sus propios matices a tener en cuenta.

Personas que las padecen

Las manías son propias de aquellas personas que no tienen ningún tipo de trastorno mental, afectando principalmente a la población general, siendo habitual que prácticamente cualquier persona pueda tener algún tipo de manía.

Sin embargo, las obsesiones pueden aparecer tanto en la población general como la población clínica, siendo más frecuentes estas últimas, ya sea dentro de un contexto de un Trastorno Obsesivo Compulsivo u otro trastorno como puede ser un trastorno de personalidad o una esquizofrenia.

Frecuencia con la que aparecen los síntomas

Por último, cabe tener en cuenta otro criterio, el cual hace referencia a la frecuencia con la que aparecen los síntomas. En el caso de las obsesiones, estas acostumbran a ser permanentes, es decir, que no desaparecen de la persona que la padece hasta que se realiza una compulsión, y si esta no tiene lugar, permanecen en la persona. Por su parte, las manías suelen ser intermitentes y aparecen y desaparecen sin necesidad de llevar a cabo ninguna acción como la compulsión.

De esta manera puedes distinguir lo que es una manía de lo que es una obsesión, dos conceptos que en una gran cantidad de ocasiones se confunden pero que en realidad son bastante diferentes el uno del otro, por lo que no deben ser confundidos ni, por tanto, usar de manera indistinta uno u otro para definir un estado o situación, ya que en realidad son considerablemente diferentes en virtud de lo expuesto en este artículo.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies