Seleccionar página

Esforzarse por tomar decisiones saludables y mejorar la salud psicológica debe ser un objetivo para todos. A continuación se presentan recomendaciones adaptadas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Y recomendadas por nuestros dietistas registrados en Center • A Place of HOPE. A continuación, presentamos algunas pautas excelentes para tomar decisiones saludables a largo plazo:

  • Consuma una variedad de alimentos, incluso en cantidades muy pequeñas. Puede parecer simple, pero es de suma importancia. Nuestros dietistas recomiendan comer una variedad de frutas y verduras de colores, cereales integrales, legumbres, carnes magras, pescado, huevos, frutos secos y semillas. Una comida balanceada contiene una fuente de proteína, un grano o vegetal con almidón, vegetales frescos y grasas saludables. Las frutas son un postre excelente. Comer una variedad de alimentos hace que las comidas sean interesantes, agradables y nutritivas.
  • Coma con frecuencia para mantener el control del azúcar en sangre. Esto significa tratar de no pasar más de cuatro horas sin una comida o un refrigerio. Un refrigerio equilibrado consta de una fuente de carbohidratos y una fuente de proteínas / grasas. Ejemplos de bocadillos balanceados: manzana con mantequilla de nueces, hummus y pita, o nueces y frutos secos. Mantener el nivel de azúcar en sangre equilibrado también nos ayuda a elegir mejor los alimentos, ya que es más probable que elijamos los alimentos más convenientes cuando estamos desesperadamente hambrientos.
  • Equilibre los alimentos que consume con la actividad física. La palabra clave aquí es equilibrio. La actividad física es un complemento importante de una dieta saludable porque ayuda a aumentar el metabolismo. Para los adultos sanos, se recomiendan aproximadamente dos horas y media de actividad aeróbica de intensidad moderada y dos horas de entrenamiento de fuerza cada semana.
  • Desayuna todos los días. Incluso si al principio no tiene hambre para desayunar, hacer un hábito del desayuno significa entrenar a su cuerpo para que eventualmente se despierte con hambre. Desayunar activa el metabolismo del día. Si tiene el estómago vacío, su metabolismo se ralentiza para conservar energía. Al comenzar el día con el desayuno, permite que su metabolismo funcione a un ritmo más rápido, produciendo más energía. Un desayuno equilibrado debe incluir una variedad de cereales integrales ricos en fibra y nutrientes, frutas, frutos secos, huevos y productos lácteos.
  • Elija alimentos que sean moderados en azúcar. Una vez más, los dulces y los carbohidratos son a menudo los alimentos preferidos por muchas personas en este país. Sobrecargar su sistema con azúcares aumenta los niveles de azúcar en sangre, lo que conduce a una mayor producción de insulina. Cuando la insulina aumenta, el azúcar en sangre baja y el apetito aumenta, lo que perpetúa un ciclo de ingesta excesiva de alimentos poco saludables.
  • Sea intencional con respecto a su entorno de comedor. Lo que sentimos afecta nuestra capacidad para digerir lo que comemos. El estrés y la ansiedad durante las comidas pueden provocar problemas digestivos y exacerbar los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII). Por eso es importante saber dónde y cómo come. Esfuércese por preparar un lugar y una atmósfera tranquilos y relajantes para comer. Esto promoverá una digestión saludable y la absorción de nutrientes. Come en la mesa en lugar de en tu auto, frente al televisor o la computadora. Evite las distracciones y permítase disfrutar de su comida.
  • Escuche las señales de su cuerpo. Mucha gente confunde el hambre emocional con el hambre física. Tómese el tiempo para observar conscientemente la sensación de hambre y saciedad. Al escuchar su cuerpo durante todo el día, antes y después de las comidas, aprenderá a comprender y distinguir las señales.
  • Reduzca la velocidad para comer. Reserve el tiempo que necesita para comer en lugar de apresurarse, golpeando la comida después del hecho en un día ya agitado. Recuerde, su mecanismo de hambre y saciedad tarda 20 minutos en enviar la señal al resto de su cuerpo de que está lleno. Reduzca la velocidad y deje que su cuerpo le diga que está satisfecho.
  • Este artículo presenta extractos del libro del Dr. Jantz Hooked.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies