Seleccionar página

Se requiere de soluciones inteligentes y prácticas para soportar el calor, sobre todo en la temporada de verano. Encontrar opciones para hacer frente a esta situación se convierte en prioridad para hacer frente a las altas temperaturas. Por lo tanto, en este artículo te presentamos algunas alternativas para mantener el hogar fresco para ti y tu familia.

Por supuesto, trucos como el uso de abanicos y ventiladores no pasarán de moda jamás, porque para muchas personas es muy importante que el consumo de electricidad no afecte su bolsillo. Sin embargo, no basta con mantener las persianas cerradas o instalar toldos para impedir el paso del sol.

Aquí encontrarás soluciones útiles y prácticas para erradicar el calos a través de aparatos de alta gama como aires acondicionados, calderas de gas y calderas de gasoil.

Los mejores aliados para refrescar los ambientes

Sin duda alguna el aire acondicionado es el mejor aliado cuando se trata de mantener a raya el calor extremo. Estos equipos se encuentran en el mercado desde precios muy económicos y de gran calidad, lo que le da un poco de tranquilidad a quienes poseen pocos recursos para su adquisición.

Dentro de sus ventajas se puede mencionar la libertad que posee el usuario para la ubicación de las unidades, tanto interior como exterior. Del mismo modo, las potencias oscilan entre los dos mil y los ocho mil Watts. Además, por su funcionamiento permite que el paso del aire a través del evaporador no genere ruido.

De esta manera, las diferentes habitaciones de tu vivienda serán climatizadas sin sacrificar la paz. La instalación de estos dispositivos es mínima, por lo que es idónea para residencias y locales pequeños. Al contrario del aire acondicionado por conductos que es capaz de regular el calor de una edificación con un solo módulo.

Existe una amplia oferta dependiendo de la potencia, las dimensiones de la construcción. Esto quiere decir que su instalación habrás que efectuar demoliciones y el montaje de rejillas, así como los conductos y la red eléctrica. Es por ello, que se requiere de igual manera un buen mantenimiento de forma permanente.

Calderas: ¿Cuál es la mejor opción?

En el caso de estar buscando una caldera, tienes que tomar en cuenta varios aspectos antes de decidirte por una. Así es que, define si la quieres para calefacción, el suministro de agua caliente o para ambas tareas. Al mismo tiempo, estudia tu presupuesto porque dependiendo de sus características el precio variará en gran manera.

Por ejemplo, una caldera de gas puede ser por condensación o de cámara estanca. La primera de ellas es la tecnología más avanzada y permite el ahorro del gas, gracias a que aprovecha el vapor del agua. Mientras que la segunda tecnología es muchísimo más económica, pero también es más segura porque su cámara de combustión está sellada herméticamente y aislada del aire.

La diferencia con una caldera de gasoil es que son las ideales para lugares de grandes dimensiones o como segunda fuente de suministro de energía. En el mercado estos artefactos se consiguen con sistemas de condensación, de fundición y revestidas en acero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies