Hoy en día proliferan las publicaciones y todo tipo de contenidos, en especial en las redes sociales, que ahondan con profundidad y énfasis en lo que es la felicidad, un término o sentimiento cada vez más «de moda»,  o lo que es lo mismo, al búsqueda de ella. Por este motivo es muy frecuente que, en prácticamente cualquier lugar y en especial en las aplicaciones sociales, te encuentres con publicaciones llenas de frases motivacionales, libros de autoayuda y similares. De esta manera, se puede asegurar que estamos en una era que se encuentra centrada en la búsqueda de la felicidad, siendo esta una de las principales metas de las personas en la vida.

Sin embargo, esa búsqueda de la felicidad hace que, precisamente, en muchas ocasiones ocurra todo lo contrario, ya que los índices de depresión y ansiedad son mucho más altos en esta época actual que en tiempos pasados cuando «no se le daba» tanta importancia, o al menos no era tan evidente, aunque obviamente siempre cada persona ha tratado de ser feliz de unas u otras formas.

El principal problema radica en la discordancia que existe entre lo que hoy en día se tiene como concepto de felicidad y el modelo de vida adoptado por la gran mayoría de las personas en la actualidad, lo que acaba derivando en diferentes problemas para la salud, tal y como reflejan los expertos. Por este motivo, es importante aplicar la psicología para tratar de buscar un bienestar positivo a través de las prácticas adecuadas, sin el riesgo de caer en otro tipo de peligros que, a su  vez, deriven en síntomas relacionados con la ansiedad o la depresión.

Cada persona tiene y puede incluso llegar a definir qué es lo que para él es ser feliz, siendo muchos quienes tienes muy claro lo que les haría poder gozar de una máxima felicidad. Sin embargo, el problema es que su estilo de vida puede estar siendo un problema para lograr tal felicidad, una vida en la que no existe el equilibrio apropiado para poder conseguir esa idea de felicidad que se tiene.

La felicidad que se promulga por las redes sociales no está basada en elementos sólidos y en la adopción de conductas basadas en la generosidad y la compasión, lo cual es clave para poder obtener los mejores resultados en este sentido.

Según los expertos hay diferentes puntos que resultan clave para poder cultivar las virtudes que te pueden llevar a disfrutar de un máximo bienestar en tu vida, y por lo tanto a tener la máxima felicidad. Concretamente se habla de cuatro pilares, que son los siguientes:

Mindfulness

El conocido como mindfulness, que se ha extendido en gran medida en la actualidad, es el trabajo para tratar de ser capaz de prestar una mayor atención al presente, una divagación esencial en la que se trata de mantener un diálogo interno con uno mismo, tratando de escuchar la voz que cada uno tiene en su interior. En aquellos momentos en los que se tiene una mayor vulnerabilidad es posible que esta voz interna llegue a generar grandes dosis de sufrimiento.

A través del mindfulness lo que se trata es de conseguir un mayor control sobre la atención de la mente, siendo así cada persona capaz de decirse a sí mismo que algo que está realizando no le está sentando bien, y que puede darse el caso de que sea necesario dejar a un lado la focalización de la atención en eso en particular y tratar de hacerlo en algo que realmente resulte más positivo para uno mismo.

Resiliencia

Otro concepto altamente extendido actualmente es el de la resiliencia, que debe trabajarse para aprender a dominar y regular las emociones negativas que tiene cada persona, de forma que, aunque no haya que olvidarse de ellas por completo, sí se trate de hacer uso de todas esas emociones negativas para convertirlas en hechos y acciones positivas.

La persona debe ser capaz de aceptar las emociones pero también de su regulación y no caer en la desesperación ni el derrumbe a causa de ellas. Es necesario tener la capacidad de poder frenar una emoción negativa, sin prestarle más atención de la que realmente merece, de forma que no se empleen ni tiempo ni recursos en aquello que realmente no reporta nada positivo para el desarrollo del día a día.

Altruismo

Por otro lado es importante tener en cuenta que es importante para el ser humano actuar en su vida en conjunto a las virtudes, lo que tiene un impacto positivo en el bienestar, siendo esta la única manera de poder disfrutar de un bienestar que se pueda sostener de la forma apropiada en el tiempo.

Se debe apostar por el altruismo y la compasión para así poder tener una base apropiada de cara a lograr la máxima bienestar, que es el objetivo de muchas personas en su día a día.

Disfrutar los momentos

Para finalizar es importante incidir en la necesidad de aprender a apreciar todas aquellas emociones positivas que se puedan sentir, algo que aunque pueda parecer sencillo e incluso obvio, no siempre ocurre, ya que en muchas ocasiones las personas no somos capaces de saborear realmente esas emociones positivas que sentimos en determinados momentos. Es tan importante llevar a cabo determinadas acciones para conseguir la felicidad como posteriormente disfrutar de todos y cada uno de esos momentos felices que pueden inundar en algún momento nuestra vida.

De esta manera, teniendo en cuenta estos cuatro pilares básicos podemos determinar que son fundamentales para tratar de lograr la obtención de la máxima felicidad, la cual es perseguida por la gran mayoría de las personas. Sin embargo, debes tratar de evitar car en tratar de buscar la felicidad a través de métodos poco efectivos y sí buscarla de una manera efectiva teniendo en cuenta los puntos clave que te hemos detallado a lo largo de este artículo y cuya puesta en práctica hará que estés mucho más cerca de poder ser una persona totalmente feliz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies