Siempre se asocia al estrés con algo negativo, con sentimientos de angustia, tristeza, desolación, agobio, etcétera, una sensación que llega cuando una persona se siente fatigada, cansada, atosigada o con otro tipo de malestar. Sin embargo, hay una variación de este estado, el cual recibe el nombre de eustrés, que es el estrés positivo, el cual es fundamental para la vida de cualquier persona y del ser humano en general.

Este estrés positivo ha jugado un papel fundamental para lograr la evolución del ser humano, haciendo que este pudiese adaptarse hasta sobrevivir. La tensión que sufre una persona no solo debe verse como algo negativo y perjudicial, ya que también ayuda al aumento de la innovación y la creatividad, tal y como sostienen los expertos.

Esta sensación es la que mueve a las personas cada día y las motiva, siendo por lo tanto fundamental en el ámbito del terreno laboral. De hecho se puede determinar que gracias al eustrés, las empresas logran mejorar sus índices de productividad, al mismo tiempo que también se fomenta que exista una mayor creatividad entre los empleados, con la ventaja que ello conlleva para el crecimiento de la misma a todos los niveles así como para el propio desarrollo de los trabajadores.

Los nervios y la tensión positiva consigue además, hablando también del mundo laboral, que exista un menor nivel de absentismo, lo que hace que se reduzcan el número de bajas y además ayuda a que los profesionales trabajen con una mejor actitud.

El experimentar niveles de estrés bajos hace que en el cuerpo se genere una tensión que se debe a una respuesta del mismo como adaptación a un tipo de situación en particular, lo que puede ayudar a las personas a incrementar su motivación, ya que esto implica hacer uso de diferentes recursos y destrezas.

La respuesta, por lo tanto, no debe ser vista de manera negativa, si no que es adaptativa. Las personas con este tipo de estrés bueno lo que hace es hacer un análisis de lo que demanda el entorno que le rodea y actúa en consecuencia a través de un mecanismo interno que lo que hace es alertar de la necesidad de poner en funcionamiento unas determinadas habilidad y recursos para poder adquirir esas competencias que no se tienen y que hay que saber buscar y gestionar para adoptarlas. En definitiva, el estrés positivo genera una activación y motivación, lo cual es fundamental para poder llegar a alcanzar los restos marcados o las circunstancias a las que haya que hacer frente.

No obstante existen ocasiones en las que es complicado poder canalizar los nervios para poder ver ese objetivo positivo, lo que hace que se experimente tal nivel de nervios que lo que hace es que se impida una buena reacción. Para poder hacer frente a este tipo de reacciones es muy importante determinar el origen del estrés y la forma en la que nos afecta.

En este sentido, si el entorno que te rodea te hace hacer uso de competencias de las que no se dispone, el nivel de estrés aumenta, lo cual es normal y se debe a que existe una demanda mayor a lo que realmente se puede asumir. Ese es el momento en el que aparece el estrés malo, el que es capaz de producir una desestabilización en quién lo sufre, generando reacciones adversas y de malestar, tales como taquicardias, dolores musculares, cefaleas, alteraciones del sueño, etcétera.

En ocasiones las personas llegan a tal punto de saturación que no son capaces de desarrollar algunas tareas que, en un principio, deberían ser sencillas de realizar para ellos, lo que al mismo tiempo hace que se comentan muchos más errores de los que se deberían.

El conocido como estrés malo puede darse por diferentes causas, que son el afrontar una situación novedosa, que se afronte una situación impredecible, tener una sensación de descontrol o creer que existe una amenaza para nosotros.

Por todo ello es necesario saber cómo tratar de lograr que el estrés positivo predomine por encima del negativo, para lo cual hay que seguir una serie de consejos, entre los que se encuentran algunos como seguir una buena alimentación, lo cual, aunque no lo puedas pensar, juega un papel clave. Es importante mantener una alimentación rica en frutos secos, pescado blanco, frutas y vegetales, evitando alimentos procesados, grasas y azúcares, ya que todos estos alimentos, en elevadas cantidades,  hacen que se gestione peor el estrés.

La diferencia entre el "estrés bueno" y el "estrés malo"

Más allá de una buena alimentación es importante seguir unos hábitos de vida saludables, como es el optar por el arte, la música, la meditación y otras actividades que puedan contribuir a que dejes de lado esas circunstancias negativas y puedas, por lo tanto, evadirte y relajarte.

Es muy importante también hacer especial énfasis en lo que se conoce como regulación emocional para poder hacer frente y superar con éxito al estado de nervios que se puede sufrir y que es altamente perjudicial, debiendo localizar qué es aquello que nos está pasando. En numerosas ocasiones quienes tienen cuadros de ansiedad o estrés realmente no saben reconocerlos y esto es muy importante para poder buscar una solución.

Más allá de todo lo indicado, el ejercicio físico deportivo, así como un buen descanso ayuda a regularizar el estrés. El mindfulness, por su parte, es una practica con numerosos beneficios para la salud, entre ellos los de reducir las sensaciones negativas que vienen derivadas del estrés negativo. Esto se debe a que tanto la ansiedad como el estrés se ven nutridas, en gran parte, de los miedos y la anticipación, por lo que es muy importante mantener una atención plena en aquello que se está realizando en un determinado momento para dejar de lado ese estrés negativo.

De esta manera, como puedes ver, se puede diferenciar entre el estrés considerado positivo y el negativo, por lo que cuando hables y te refieras al mismo debes tener en cuenta que no debes asociarlo siempre al aspecto más negativo y relacionado con el malestar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies