Seleccionar página

Aunque he trabajado como terapeuta de arte en prisiones y recientemente he estado involucrado en tribunales en diversas capacidades, he dejado en claro que no soy un terapeuta de arte forense; esta designación pertenece solo a unas pocas personas, la más prominente es mi amigo y colega Marcia Sue Cohen-Liebman. Ella y yo escribimos un artículo juntos hace casi 15 años sobre la relación entre la arteterapia forense y la arteterapia en entornos forenses. Hemos presentado juntos en varias ocasiones y, más recientemente, ella escribió el capítulo sobre arteterapia forense para el próximo capítulo 84 Wiley Blackwell Handbook of Art Therapy editado por mí y mi colega, la Dra.Marcia Rosal (fecha de publicación en marzo de 2015). He mencionado su trabajo en varios artículos diferentes (principalmente «¿Quién diablos eres?») Y estoy encantado de que haya aceptado escribir este artículo.

Marcia ha sido terapeuta de arte durante 24 años y actualmente está cursando su doctorado en la Universidad de Drexel.

La siguiente publicación responde a varias preguntas que le hice sobre ella y su trabajo.

Terapia de arte forense

Por Marcia Sue Cohen-Liebman

¿Qué es la arteterapia forense?

En palabras de Judy Rubin, “Es una forma de trabajar con experiencias difíciles de entender o asimilar” (1979, p. 12). La arteterapia forense yuxtapone los principios, las prácticas y la teoría de la arteterapia con los principios legales. La arteterapia forense se utiliza para los esfuerzos de búsqueda de hechos y ayuda a resolver problemas legales en disputa (Cohen-Liebman, 2003; Gussak y Cohen-Liebman, 2001). Para ser claros, es una investigación más que una intervención (Cohen-Liebman, 1997, 2002; Gussak & Cohen-Liebman, 2001), y se utiliza para la resolución de problemas legales en litigios como problemas de detención o abuso sexual. acusaciones. La arteterapia forense ha ampliado la aplicación práctica del campo más allá de las áreas tradicionales de evaluación y tratamiento y es una subespecialización reconocida (Cohen-Liebman, 1997).

Los clientes pueden ser remitidos por el tribunal o remitidos por un organismo de investigación para participar en una entrevista o evaluación. En el artículo “Investigación contra la intervención”, Gussak y yo aclaramos que la arteterapia forense es distinta de la arteterapia practicada en un marco médico-legal (Cohen-Liebman y Gussak, 1998; Gussak et Cohen-Liebman, 2001). Hemos definido similitudes y diferencias entre los dos modos de práctica específicamente con respecto a la definición, metas y objetivos, poblaciones / entornos y el papel del terapeuta de arte.

En la arteterapia forense, el arteterapeuta no se presenta a sí mismo como un clínico, sino que mantiene una posición neutra y objetiva, que corresponde a los principios forenses o de investigación. Los terapeutas de arte forense están familiarizados con los principios legales, la jurisprudencia y los estándares éticos de la práctica forense. Pueden presentar conclusiones y recomendaciones al tribunal y proporcionar información al equipo de investigación.

¿Cómo te metiste en esto?

Mi tesis de maestría consideró al terapeuta de arte como un testigo experto en litigios por abuso sexual infantil. Mi tesis incorporó material de derecho, psicología y arteterapia. Se dirigió a los testimonios de expertos y a los niños como testigos. Fui contratado por una agencia independiente que coordinó las investigaciones de un equipo multidisciplinario de abuso sexual infantil para realizar evaluaciones de salud mental. Mi puesto se convirtió en el de especialista en entrevistas con niños, ya que se me pidió que realizara entrevistas para el equipo de la encuesta. Posteriormente, se me encomendó la tarea de desarrollar una guía de entrevistas común para las investigaciones de equipos multidisciplinarios sobre casos de abuso sexual infantil. Parte de este proceso fue desarrollar una directiva de entrevistas y un programa de capacitación correspondiente.

¿Qué herramientas utilizas?

La guía de entrevistas de investigación que desarrollé incluye dibujos libres (Cohen-Liebman, 1999). La guía surgió de la necesidad de un lenguaje común / proceso de entrevistas para un equipo multidisciplinario que ha investigado casos de abuso sexual infantil en entornos urbanos. El equipo incluía representantes de muchas disciplinas, incluidas las fuerzas del orden, los servicios sociales, la medicina y la ley. La directriz ha ayudado a superar los problemas y obstáculos inherentes a las investigaciones en equipo multidisciplinario, como las diferentes cargas de la prueba.

El uso del dibujo libre contribuyó a un proceso amigable para los niños y ayudó a minimizar el trauma secundario. El dibujo permitió a los miembros del equipo comprender la experiencia de un niño. La representación pictórica a menudo ha contribuido a las asociaciones verbales y la divulgación de información adicional.

¿A dónde va?

Creo que todo arteterapeuta debería estar preparado para una posible participación judicial o legal. La educación y la formación especializadas deben estar disponibles a nivel de posgrado y para los profesionales como educación continua. Los principios forenses básicos, como la condición de testigo experto y el testimonio, deben incluirse en el programa de arteterapia y el desarrollo profesional continuo.

Las referencias

Cohen-Liebman, MS, (1997). Terapia de arte forense. Curso previo a la conferencia presentado en la Conferencia Anual de la American Art Therapy Association, Milwaukee, WI.

Cohen-Liebman, MS y Gussak, D. (1998). Investigación versus intervención: arteterapia forense versus arteterapia forense. Documento presentado en la Conferencia Anual de la American Art Therapy Association, Portland, OR.

Cohen-Liebman, MS, (1999). Dibujar y contar: dibujos en el contexto de las investigaciones de abuso sexual infantil. Las artes en psicoterapia, 26 (3), 185-194.

Cohen-Liebman, MS, (2002). Iniciación a la arteterapia. En AP Giardino & ER Giardino (Eds.), Reconocimiento de abuso infantil para el periodista mandatario, 3ª edición. St. Louis, MO: Publicaciones médicas de GW.

Cohen-Liebman, MS, (2003). Uso de dibujos en investigaciones forenses sobre abuso sexual infantil. En C. Malchiodi (Ed) Manual de arteterapia clínica. Nueva York: Guilford Publications, Inc.

Gussak, D. y Cohen-Liebman, MS (2001). Investigación vs intervención: arteterapia forense y arteterapia forense. The American Journal of Art Therapy, 40 (2), 123-135.

Rubin, J. (1979). Arteterapia: una introducción. En Conferencia sobre terapias de artes creativas (monografía) (págs. 12-14), Washington, DC: Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies