ESTUDIAR EDUCACIÓN INFANTIL

ESTUDIAR EDUCACIÓN INFANTIL

 

Estudiar educación infantil

estudiar educacion infantil 2La docencia es un campo muy amplio cuyo objetivo es cubrir lo mejor posible todas las necesidades formativas de cualquier individuo sean estas cuales sean, e independientemente de su nivel de desarrollo o de sus capacidades, innatas o adquiridas, de aprendizaje. Para lograrlo se han fomentado y estudiado, a lo largo de la historia de la enseñanza, diversas metodologías específicas para alumnos de todo tipo: con necesidades especiales, sean estas a nivel cognitivo, de desarrollo o de comportamiento; superdotados; adultos; de inmersión en lenguas y culturas extranjeras, etc.

De entre todos, uno de los temas de estudio primordiales abordados por la pedagogía, debido a su carácter prácticamente universal, es el periodo de escolarización que comprende toda la infancia del niño hasta la edad adulta, obligatoria en España desde los seis a los dieciséis años pero que en la mayoría de los casos se extiende desde los tres o antes hasta como mínimo los dieciocho, con el objetivo de preparar al alumno para ser un adulto cultivado, competente, integrado en la sociedad y capacitado para lograr y preservar un puesto de trabajo que satisfaga sus requerimientos personales y profesionales.

estudiar educacion infantil 4

El que decide estudiar Educación Infantil es una persona que siente que su vocación y su mayor potencial como futuro profesional residen en la enseñanza dedicada específicamente al periodo comprendido entre la primera infancia hasta los seis años. Como ya vimos en la entrada Educación Infantil, este periodo se divide generalmente en dos etapas: de cero a tres años y de tres a seis, que es cuando empieza Primaria. El estudiante, y más adelante profesional de la docencia especializado en Educación Infantil, de manera ideal responde a un perfil muy especial que va más allá de una simple disposición favorable en el trato con los niños o una buena mano para comunicarse con ellos: además de una correcta formación que le permita elegir en todo momento el más adecuado estímulo o recurso docente en base a la edad de sus alumnos, tiene que adquirir una serie de habilidades primordiales sobre las que se fundamentará todo su trabajo, sus resultados e incluso su propia capacidad para manejar las situaciones más difíciles o estresantes que puedan surgir en el contexto del aula.

estudiar educacion infantil 1

La profesora Angélica Cabrera Rodríguez, del CIFP Los Gladiolos en Santa Cruz de Tenerife, presenta una lista representativa de las competencias que los estudiantes de Educación Infantil tienen que, idealmente, esforzarse en desarrollar al máximo: cinco personales que comprenden la apertura, o la capacidad de aceptación de las propias carencias e inseguridades y los recursos suficientes para cubrirlas a través de una formación continua reglada, autónoma y apoyada en otros profesionales; el autoconocimiento, o la conciencia de las propias emociones y su correcto manejo; la capacidad egoconstructiva, o de fomento de una autoestima sana en la figura del profesor y en el ecosistema del aula; la capacidad de autoexpectativa, o de organización de objetivos y correcta planificación de las tareas a llevar a cabo para cumplirlos, y finalmente la capacidad de automotivación, o de voluntad intrínseca de motivación y compromiso con el propio proyecto educativo.

estudiar educacion infantil 3 Como competencias sociales, Cabrera menciona también la asertividad, la actitud positiva frente a los compañeros incluso cuando el ambiente laboral no es el más favorable, la evitación de juicios negativos innecesarios o etiquetas, el respeto al propio trabajo y al del compañero, la resiliencia, el uso del humor, la capacidad de buscar soluciones a los problemas sin darles demasiadas vueltas, la profesionalidad de comunicación ante emociones negativas como la ira o la ansiedad, el compromiso de mejora de uno mismo, de los propios hábitos y maneras de actuar, etc.

Todas estas habilidades se construyen a base de la experiencia y del interés en el autodesarrollo, herramientas que, al ser fomentadas y adquiridas, definirán al que decide estudiar Educación Infantil como el mejor candidato posible a la hora de entregar la educación de los niños, en una edad tan tierna, en manos del profesional más competente, que mejor sepa comunicarse con alumnos, padres y compañeros de profesión, y cuyos resultados en el aula sean los más satisfactorios y fructíferos.

María Concepción Pomar

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies