Seleccionar página

¡Cuando escuchamos activamente, tomamos la decisión consciente de dejar de hablar y abrir nuestros oídos!

Fuente: Fizkes, Adobe Stock, usado con permiso.

Dado que el mundo se mueve tan rápido, debemos activar y amplificar nuestros sentidos. No solo nuestros cinco sentidos (vista, oído, olfato, tacto y gusto), también necesitamos poner a trabajar nuestros sentidos mentales, nuestro «sonar mental». Esto significa escuchar profundamente, intuir, sentir y experimentar, todo en tiempo real. Nuestro sonar mental nos permite poner en acción nuestra conciencia de relación.

La mayoría de nosotros no escuchamos bien. Aprendemos a escuchar como hablamos. Estamos demasiado preocupados por dónde vamos. Pasamos demasiado tiempo pensando en cómo responderemos, o peor aún, cómo podemos superar a la persona que nos habla. ¡Al ser un oyente activo, tomamos una decisión consciente de abrir nuestros oídos y dejar de hablar tanto!

Las personas conscientes y conscientes escuchan bien. Piense en las personas con las que disfruta hablar; lo más probable es que sean los oyentes profundos de su vida. Haga el esfuerzo de eliminar todo el ruido y las historias de fondo para usar una pizarra mental limpia para escuchar, aprender y profundizar su comprensión.

¿Puede tomarse el tiempo para hacer más preguntas y hacer menos declaraciones? Tómese un momento para ponerse en los zapatos de otras personas para encontrar nuevas formas de relacionarse.

La empatía es el arma secreta

La escucha profunda comienza con tener un oído emocional. La buena comunicación es consciente. Eres consciente de tus intenciones, la situación, tu psicología y la de ellos. Cuando escuchas profundamente a los demás, demuestras tu respeto por ellos y tu voluntad de aprender más. Ser empático no siempre es fácil. El secreto es entender qué está influyendo en tus reacciones y trabajar duro para ponerte en el lugar del otro.

¿Qué es la Conciencia en Acción?

  • Conciencia de sí mismo
    Para ser un oyente profundo, debes ser activamente consciente. Ser consciente de ti mismo requiere que conozcas tus propias percepciones, pensamientos y sentimientos. La autoconciencia también implica la voluntad y la capacidad de cambiar la forma en que ves, piensas y sientes para adaptarte a las circunstancias cambiantes.
  • Conciencia de las relaciones
    Ser consciente de los pensamientos y sentimientos de los demás y el impacto que sus acciones tienen sobre ellos se denomina conciencia relacional. Incluye la capacidad de cambiar sus pensamientos, sentimientos y comportamientos a medida que interactúa con los demás.
  • Conciencia del Medio Ambiente
    La conciencia ambiental implica comprender y adaptarse al entorno que lo rodea que lo impacta y brinda un contexto social a lo que está escuchando y con lo que está tratando.
  • JackF, Adobe Stock, Usado con autorización.

    Abstenerse de hacer juicios rápidos y usar la empatía para sentir por los demás.

    Fuente: JackF, Adobe Stock, Usado con permiso.

    Practique sus habilidades de escucha para convertirse en un oyente más profundo

    Aproveche la oportunidad de practicar la empatía y la escucha profunda. Al expresar empatía y compasión, pueden nacer relaciones más profundas y el ambiente puede sentirse un poco más cálido.

    Consejos para escuchar profundamente

  • Preste mucha atención a lo que otros dicen y lo que no dicen
  • Abstenerse de hacer juicios rápidos sobre ideas diferentes a las suyas.
  • Estar abierto a las sorpresas
  • Estar listo y dispuesto a aprender algo nuevo.
  • Pregunte a los demás qué les emociona y motiva.
  • Honra a los demás con toda tu atención
  • Comparte algo personal sobre ti
  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies