Seleccionar página

Pixabay se publican bajo Creative Commons CC0

Fuente: Pixabay se publica bajo Creative Commons CC0

Ser insensible es ciertamente un rasgo indeseable, pero ¿significa eso que lo contrario, ser sensible, es deseable?

Aparentemente, en nuestra sociedad occidental, no podemos tomar una decisión: consideramos que ser insensibles o sensibles es desfavorable. La sociedad exige que las personas sensibles desarrollen una piel más gruesa y que las personas insensibles sean más consideradas.

Pero, ¿qué significa realmente muy sensible? ¿Es «persona muy sensible» un término científico?

Resulta que hay investigaciones sobre este rasgo innato de alta sensibilidad. El término científico es «Sensibilidad al procesamiento sensorial» (SPS). Las personas muy sensibles nacen de esta manera; no es algo que hayan aprendido.

De niños, los profesores pueden describirlos como tímidos o inhibidos, especialmente en los países occidentales. De adultos, podrían describirse como introvertidos. Es importante tener en cuenta que no todas las personas sensibles son tímidas o introvertidas. De hecho, el 30 por ciento de las PAS se consideran extrovertidas.

Las escalas HSP para adultos y niños se han desarrollado y utilizado en la investigación (1). Una escala de uso común contiene 27 ítems diversos pero fuertemente interrelacionados.

Un HSP …

  • tiene una vida interior rica y compleja
  • está profundamente conmovido por las artes y la música
  • se abruma fácilmente
  • tiene dificultad para realizar una tarea cuando se le observa
  • sorprende fácilmente
  • es sensible al dolor, la cafeína y el hambre
  • escucha las sensaciones corporales internas
  • nota fácilmente los cambios sensoriales

Un estudio de caso de una mujer joven que sería clasificada como PAS:

«A Fátima le encanta arrojarse a los brazos de la naturaleza. Experimenta el azul de los océanos como nadie más. Mientras camina, siente que los árboles se inclinan un poco para hablar con ella. Las montañas le dan una sensación de grandeza como si hubiera algo mucho más grande que los humanos.

Cuando entra en una habitación, es la primera en notar los olores, los sonidos sutiles y los sobresaltos con facilidad. Cuando mira series de televisión, se sumerge en cada uno de los personajes. Le toma días volver a calibrar su autoestima después de ver una película o leer un libro.

Ella es una maestra asombrosa. Sin embargo, cuando la directora observa su clase, se siente abrumada y ofrece su peor desempeño. La semana antes de su ciclo menstrual, está muy concentrada en su dolor pélvico y el síndrome premenstrual la vuelve irritable, tiene el cerebro confuso y toma malas decisiones.

Es muy concienzuda, quiere evitar cometer errores a toda costa. La vigilan alrededor de la gente para que no diga nada malo, lo que la pondría muy ansiosa. Al mismo tiempo, se ve afectada fácilmente por los estados de ánimo y las historias de los demás «.

Los investigadores han relacionado este rasgo con cualidades positivas, pero también con enfermedades mentales.

No es de extrañar que este rasgo se encuentre en artistas, poetas y esté vinculado a la superdotación, la creatividad y la empatía. Al mismo tiempo, un FSS tiene un mayor riesgo de depresión y otras enfermedades mentales. También tienen un mayor riesgo de agotamiento, ya que se abruman fácilmente. Por eso, saber si eres FSS es fundamental, para que puedas buscar relaciones y entornos que te hagan brillar (ver último apartado).

El cerebro de un HSP es diferente

Hay razones biológicas para todos los componentes de este rasgo. El cerebro de un HSP está conectado de manera diferente y el sistema nervioso es muy sensible con un umbral de acción más bajo (2). Esta hiperexcitabilidad contribuye a una mayor capacidad de respuesta emocional, un umbral más bajo para la información sensorial (p. Ej., Molesto por el ruido o demasiada luz) y una mayor conciencia de las complejidades (p. Ej., Percatarse rápidamente de los olores).

También hay cambios a nivel macro-cerebral. ¡Las áreas asociadas con este rasgo se superponen en gran medida con áreas del cerebro que apoyan la empatía! Además, tienen una ínsula hiperactiva, lo que explica su mayor conciencia de sus estados emocionales internos y sensaciones corporales. Esta hiperactividad explica su sensibilidad al dolor, el hambre y la cafeína.

Lecturas imprescindibles para personas muy sensibles

También hay evidencia reciente de que este rasgo está relacionado con el infame gen 5-HTLPR (gen de la serotonina), que está implicado en muchas afecciones psicológicas, como la depresión (3).

Cómo aprovechar al máximo su alta sensibilidad

  • Reduzca la cantidad de estímulos intensos en su entorno.
  • Limite la cantidad de tareas al realizar múltiples tareas.
  • Evite el agotamiento al notar las señales de advertencia, como sentirse abrumado y ansioso.
  • Ponga sus pensamientos y emociones profundos en un papel para que no enturbien su cerebro.
  • Pruebe la meditación de atención plena, especialmente cuando se trata de una gran sensibilidad al dolor. Esto le enseñará a reconocer el dolor como la suma de sensaciones que cuelgan de la etiqueta del dolor.
  • Disfruta de tu creatividad: dibuja, colorea o escribe.
  • Utilice su predisposición a una mayor empatía para fortalecer las relaciones, convertirse en un mejor colega y desarrollar su autoestima.
  • Siéntete cómodo con tu piel sensible. Sea dueño de él y nunca se avergüence de él.
  • Sea honesto acerca de su predisposición a ser un FSS, especialmente en las relaciones cercanas. Pero no olvide señalar los aspectos positivos: más empatía, una mente profunda, poder ver las cosas desde una perspectiva diferente, una apreciación de las artes y la música y las cualidades positivas de los demás.

Haga clic aquí para ver mi charla TEDx sobre las PAS.