Seleccionar página

¿Cuándo uno se vuelve adulto? Durante las últimas décadas, esta pregunta ha surgido cada vez más en el debate entre los jóvenes y sus familias, los medios de comunicación populares y las instituciones sociales que los rodean. Para muchos, los marcadores sociológicos “clásicos” de las transiciones de roles adultos (terminar la escuela, dejar el hogar, casarse, tener hijos e ingresar a la fuerza laboral (Settersten, 2006)) se sienten cada vez más fuera de su alcance.

Durante las últimas décadas, los cambios sociales drásticos han llevado al aplazamiento de estas transiciones de roles adultos y cambios demográficos sísmicos. Los adultos emergentes se casan, tienen hijos y comienzan sus carreras mucho más tarde que la generación anterior.

Estos cambios han llevado a muchos psicólogos, sobre todo a Jeffrey Jensen Arnett, a sugerir que la edad de 18 a 29 años es más que un punto de partida para la transición a la edad adulta: es una nueva fase de desarrollo denominada edad adulta emergente.

Las teorías actuales de la edad adulta emergente definen este período de desarrollo como marcado por cinco pilares: un tiempo de posibilidades, inestabilidad, exploraciones de identidad, autoenfoque y ambivalencia hacia el estado adulto (Arnett, 2000; 2006). Cada una de estas características marca un proceso central de desarrollo durante esta etapa de la vida.

Sin embargo, está ausente de esta conceptualización un aspecto importante de este período de desarrollo: las formas en que la edad adulta emergente es un momento en el que los deseos y las oportunidades de contribuir a las familias, las comunidades y la sociedad civil pasan a primer plano. La contribución se refiere a valores, deseos y comportamientos que promueven el bienestar social y un sentido de responsabilidad y deber que se extiende más allá de uno mismo (Lerner et al., 2002; Wray-Lake & Syvertsen, 2011).

Las contribuciones pueden ser para miembros de la familia, compañeros o la propia comunidad o ir más allá de un sentido de obligación cívica (Wray-Lake & Syvertsen, 2011). Por ejemplo, los adultos emergentes de origen inmigrante a menudo se involucran en ayudar a sus familias con la traducción, cuidar a los niños o ancianos en sus familias y comunidades, asesorar a los miembros más jóvenes de la comunidad y defender una causa que les importa (Katsiaficas, 2015).

Las condiciones actuales que enfrentan los adultos emergentes como resultado de la globalización, la inmigración, el panorama cambiante del entretenimiento educativo y las oportunidades económicas (Rosenbaum et al., 2015; Syed & Mitchell, 2013) dan forma a sus deseos y oportunidades de contribuir a los demás.

A lo largo de la literatura existente, dichas contribuciones se ponen en práctica de diversas maneras, incluidas las obligaciones familiares (Fuligni, 2001; 2007), el compromiso cívico o comunitario (Jensen, 2008) y la contribución a la comunidad de uno o a la sociedad en general (Lerner et al., 2003; Katsiaficas et al., 2016).

La evidencia empírica sugiere que a medida que los jóvenes alcanzan la mayoría de edad, tales contribuciones se vuelven cada vez más importantes para la adultez emergente (Suárez-Orozco et al., 2015) y que son componentes integrales de las identidades adultas emergentes (Katsiaficas, 2017; Katsiaficas et al., 2014). ) y que desempeñan un papel fundamental en el desarrollo positivo de los jóvenes (Lerner et al., 2002). En definitiva, cada vez hay más evidencia de que estas contribuciones juegan un papel fundamental en la vida de los adultos emergentes. Sin embargo, se han pasado por alto en la conceptualización teórica de este período de la vida.

Tal vez sea hora de que exploremos un sexto pilar de la adultez emergente: la contribución. Estas contribuciones no examinadas tienen implicaciones importantes no solo para los adultos en los que se convertirán estos adultos emergentes, sino que, de hecho, tienen implicaciones importantes para el tipo de sociedad en la que nos convertiremos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies