Seleccionar página

Esta es la primera parte de una serie de dos.

Los tiroteos recientes en Buffalo, Uvalde y muchas otras ciudades y pueblos de Estados Unidos tienen a muchos preguntándose sobre el papel de las redes sociales en nuestra sociedad. ¿Es simplemente una plataforma, un medio neutral para la comunicación, nada más, o un editor, responsable de lo que propaga?

Si bien no tengo la respuesta a esta pregunta, esto es lo que sabemos: las redes sociales han desempeñado un papel en la agravación de una creciente división racial, cultural y de género en Estados Unidos y el mundo. En los EE. UU., la mayoría de los estadounidenses blancos ven a Buffalo, señalan al tirador y dicen: “Esto no es lo que somos”. La mayoría de los afroamericanos, por otro lado, ven a Buffalo, señalan el racismo sistémico que permite estas tragedias y piensan: “Esto es lo que somos”.

¿Cómo están cambiando las redes sociales la forma en que vivimos?

Fuente: Robin Worrall, Unsplash

¿Donde puedo ir?

¿Por qué? Simplemente no se sienten protegidos. Salir a correr, ir de compras, ir a la iglesia, conducir siendo negro u otras actividades diarias ya no se sienten seguras para el singular grupo racial traído involuntariamente a los EE. UU. Este no era el sueño de MLK Jr. Esta pesadilla de la vida real no es por lo que él, Malcolm X o tantos otros líderes civiles y de derechos humanos murieron.

Una faceta del tiroteo en Buffalo que es fundamental para comprender su concepción y operación es que, si bien fue obra de una sola persona, el tirador trajo consigo a su comunidad de pensamiento a través de una transmisión en vivo. Estaban preparados y listos para enviar las horribles imágenes de personas inocentes siendo asesinadas antes de que el sitio de redes sociales, Twitch, pudiera eliminarlas. El video en tiempo real se eliminó en aproximadamente dos minutos, pero la naturaleza de Internet es tal que el video no fue y nunca será inaccesible; muchos vieron esta tragedia más tarde, en un video que aún existe en línea.

Con su comunidad de pensamiento virtualmente presente y lista, el tirador se sintió menos solo y apoyado por la ideología imbuida de odio de su grupo. Aquí radica un punto importante que los legisladores deben considerar sobre el papel de las redes sociales en esta tragedia: facilitó una acción colectiva rápida por parte de un grupo de odio.

Ciertamente, hay muchos otros factores que contribuyen a posibilitar los delitos de odio, como la intolerancia, la alienación, la necesidad de pertenecer a una causa mayor, incluso con objetivos distorsionados y, en última instancia, un dolor interior que no se puede abordar y en su lugar intentos de escapar a través de la ira hacia un grupo externo a menudo artificial.

Se debe proteger la libertad de expresión, pero nunca se debe permitir la libertad de organización, cuando se trata de asesinar a seres humanos inocentes.

Los terroristas siempre han usado la misma estrategia: impactar a las masas a través de la orquestación de eventos violentos e impredecibles. Esta estrategia permite que un pequeño grupo de personas se haga notar y se les preste la atención que buscan.

¿Qué pasa con las tecnologías anteriores?

  Duckman, Unsplash

¿Eran diferentes las tecnologías anteriores?

Fuente: Duckman, Unsplash

“¿No podrías plantear el mismo argumento contra otras tecnologías, como el teléfono”, estarás pensando. Tienes razón en que los detractores del teléfono se enfocaron en el mismo tema. Algunos afirmaron que la mayor familiaridad con otros distantes generada por el teléfono promovía la falta de civismo y amenazaba la solidaridad vecinal.

Les preocupaba que el teléfono presagiara una “retirada general hacia la búsqueda personal y el privatismo” y la “destrucción de la comunidad porque alientan operaciones y relaciones remotas”. Otros temían que los ladrones pudieran planear sus crímenes discretamente sin el riesgo de tener que reunirse en persona.

Eso no sucedió. El futuro de las redes sociales está en nuestras manos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies