Seleccionar página

El tratamiento psiquiátrico puede ser una experiencia exigente, compleja y emocional tanto para el médico como para el paciente. Debido a la naturaleza personal del tratamiento, a veces es difícil saber cuándo el médico ha cometido negligencia.

¿Por qué es importante diferenciar entre mala conducta profesional y mala conducta médica? Porque en un caso exitoso de negligencia, el paciente puede recuperar los daños para compensar las lesiones, incluidos los daños emocionales. Las alternativas a una demanda por negligencia incluyen presentar una queja de derechos humanos, presentar una queja ante el empleador del psiquiatra, presentar un cargo de ética contra el psiquiatra, escribir críticas negativas en línea para el psiquiatra o comunicarse directamente con el psiquiatra. Sin embargo, estas alternativas no recompensarán al paciente por ningún daño infligido.

Para establecer una demanda por negligencia, un paciente generalmente debe establecer cuatro elementos:

  • Había una relación médico-paciente.
  • El médico violó el deber de diligencia debida (es decir, fue negligente).
  • El paciente resultó herido (física o mentalmente).
  • Hubo un vínculo causal entre la negligencia y la lesión.
  • Se ha encontrado que los psiquiatras son culpables de mala conducta profesional, que incluye:

    • Tener relaciones sexuales con un paciente;
    • No realizar una evaluación adecuada del riesgo de suicidio;
    • No evite el suicidio de un paciente;
    • Hacer un mal diagnóstico;
    • Administrar un tratamiento inadecuado o recetar medicamentos inapropiados;
    • No notar o diagnosticar una condición peligrosa;
    • No advertir a terceros sobre las amenazas de los pacientes actuales según lo requiera o permita la ley;
    • Crea recuerdos falsos;
    • Compartir información sin el consentimiento del paciente;
    • Recetar medicamentos psicotrópicos sin pasar por el proceso de consentimiento informado;
    • Amenazar al paciente;
    • Falsificación de registros de pacientes.

    Esta lista no es exhaustiva. Tampoco todos los elementos de la lista son una demanda por negligencia en sí mismos. Recuerde los cuatro elementos anteriores. Para que un psiquiatra sea responsable de una mala conducta profesional, debe haber fallado en tomar las precauciones razonables y el paciente debe haber sufrido daños como resultado. Un médico puede tomar precauciones razonables y aun así emitir un juicio incorrecto, por lo que no todas las decisiones incorrectas pueden ser procesadas como negligencia. Sin embargo, ciertos elementos de la lista, por ejemplo, tener una relación sexual con un paciente, casi siempre conducen a reclamos por negligencia.

    Muchos casos de negligencia psiquiátrica no se denuncian porque las víctimas ya son emocionalmente inestables. Si cree que ha sido víctima de negligencia psiquiátrica, considere consultar a un abogado local.

    _____________________

    Descargo de responsabilidad: esta publicación es solo para fines informativos y no para brindar asesoramiento legal. Debe comunicarse con su abogado para obtener asesoramiento sobre cualquier pregunta o problema en particular. El uso y acceso a este mensaje o cualquiera de los enlaces de correo electrónico contenidos en el sitio no crea una relación abogado-cliente entre el autor y el usuario o navegador. Las opiniones expresadas en este sitio oa través de él son opiniones del autor individual y pueden no reflejar las opiniones de un bufete de abogados o de Psychology Today.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies