Seleccionar página

Mucha gente asumiría que no habría diferencias de idioma entre Inglaterra y Estados Unidos, pero desafortunadamente ellos (como yo) están equivocados.

Empecé a notar la diferencia cuando la gente en el trabajo decía: «¿Estás bien?» No entendí muy bien por qué me preguntaron esto y comencé a pensar que algo andaba mal conmigo.

Después de ver a los británicos interactuando entre sí, me di cuenta de que se trataba de un saludo fugaz similar al de los estadounidenses que decían: “Hola, ¿cómo estás? »

Al principio estaba muy consciente de las palabras que usaban los británicos y decidí escribirlas para dar sentido a lo que se decía. Mi diario de vocabulario fue útil cuando estaba hablando con mi equipo.

También descubrí que el uso de este vocabulario en mi lenguaje cotidiano aumentó mi nivel de credibilidad con mis empleados: comenzaron a verme como un yanqui reformado.

A continuación se muestra la lista que he respetado.

Además de las diferencias de vocabulario, tuve que aprender rápidamente que la forma en que me comunicaba tenía que cambiar también.

En Estados Unidos, el discurso se interpreta literalmente y si hubiera algún significado detrás de lo que se dijo, la gente lo captaría basándose en pistas faciales.

En Inglaterra, sin embargo, la gente no siempre quiere decir lo que dice y, debido a que las expresiones faciales son mínimas, es difícil para un no británico entender si una persona habla en serio o está bromeando. Por ejemplo,

Un día, un subordinado directo me dio el relato de una entrevista realizada ese mismo día. Durante el interrogatorio, esta persona dijo: “Esta persona en realidad era más inteligente de lo que parecía. Mi subordinado directo se puso rojo de inmediato y no sabía cómo responder.

Más tarde supe que mi empleado en realidad estaba tratando de gastar una broma y mi respuesta lo convirtió en un comentario serio y vergonzoso. A partir de ese momento, aprendí que debería hacer preguntas de sondeo y no interpretar lo que se dice al pie de la letra.

En resumen, al liderar o trabajar con equipos en el extranjero, es importante darse cuenta de que las personas pueden hablar el mismo idioma pero tienen interpretaciones completamente diferentes de lo que se dice.

Le recomiendo que investigue cómo las diferencias culturales influyen en los estilos de comunicación. Esta tarea avanzada le ayudará cuando influya en un equipo global o lo motive. Como punto de partida, me gusta usar el World Factbook publicado por la CIA y Kiss, Bow o Shake Hands.

Déjame saber lo que piensas de este artículo publicando un comentario.

Bernardo Tirado, PMP

Bernardo es científico del comportamiento y psicólogo industrial con certificaciones en Six Sigma, Gestión de proyectos y Agile / Scrum. Cubre liderazgo y tecnología para PsychologyToday.com.

Sigue a Bernardo en:

Twitter / YouTube / LinkedIn / Facebook / Instagram / GooglePodcasts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies