Seleccionar página

Puntos clave:

  • La mayoría de las parejas a largo plazo experimentarán períodos de complacencia sexual, donde el sexo es repetitivo y aburrido o se detiene por completo.
  • La complacencia sexual es más común durante épocas de estrés prolongado, como la pandemia de COVID-19.
  • Para salir de la rutina sexual, las parejas deben priorizar la comunicación frecuente y honesta sobre los deseos y límites sexuales.
  • Las parejas también pueden tomar medidas para crear una chispa sexual, como comprar juntos un juguete sexual o explorar el placer personal.

El sexo es algo en lo que la gente a menudo se enfoca, incluso cuando deberían enfocarse en otras cosas. En mi práctica, veo personas tan enfocadas en el sexo que son empujadas a un lugar de conveniencia sexual. Esta complacencia finalmente conduce a una relación asexuada.

La complacencia sexual, comúnmente conocida como rutina sexual, es un estado en el que el sexo se convierte en una rutina. Tienes el mismo tipo de sexo. La neutralidad que se crea en torno al sexo disminuye el deseo. Con el tiempo, también disminuye la frecuencia de las relaciones sexuales.

¿De dónde vienen las rutinas sexuales?

Hay muchos factores que pueden empujar una relación a un ciclo de complacencia sexual. Algunos culpables comunes son el estrés, los cambios externos (como lidiar con COVID-19), niveles bajos de testosterona, medicamentos, alcohol, fatiga, desafíos personales y luchas emocionales dentro de una relación.

La complacencia sexual no es un concepto nuevo en las relaciones a largo plazo. Al final de la «luna de miel», una pareja comienza a enfrentar desafíos comunes en la vida. Piense en la primera cita que tuvo con su pareja. Haces tu mejor esfuerzo y dejas a un lado el estrés, la fatiga y tus luchas diarias. A medida que la relación crecía, comenzaste a compartir más experiencias internas con tu pareja. Sí, es esencial para una relación saludable, pero los factores estresantes y las experiencias cotidianas también pueden matar la libido. En última instancia, pueden llevar a relaciones sexuales mundanas o menos satisfactorias en la relación.

Cómo romper el ciclo de la complacencia sexual

Los ciclos de complacencia sexual son comunes en las relaciones. Pero hay muchas formas para que una pareja rompa su ciclo de complacencia sexual y comience a tener buen sexo nuevamente.

1. La comunicación es la clave.

Puede ser difícil ver cuándo nuestra relación está cayendo gradualmente en un ciclo de complacencia sexual. Las parejas no siempre son conscientes de que se enfrentan a la complacencia, a veces hasta que la relación es completamente asexual. Esto es a menudo cuando las parejas comienzan a identificar su desafío y deben aprender a romper el ciclo. El primer paso es comunicar que el ciclo existe.

Cuando discuta el problema con su pareja, comience hablando sobre lo que disfruta en su vida sexual compartida y lo que le gustaría experimentar más. Les ayudará a usted y a su pareja a sentirse más seguros mentalmente, y esa confianza es una excelente manera de aumentar su libido y su deseo de tener más relaciones sexuales. Habla con tu pareja sobre tus fantasías. Escuche las fantasías de su pareja. ¿Te parece algo sorprendente? Este es su primer paso para salir de la rutina.

El deseo sexual proviene del placer que experimentamos durante el sexo mismo. Para experimentar plenamente nuestro placer, debemos comunicar nuestros deseos y lo que valoramos. El secreto para tener buen sexo es la comunicación efectiva. Habla con tu pareja sobre lo que te gusta del sexo. Sí, siempre debemos comunicarnos durante el sexo, pero también te animo a que hables sobre sexo fuera del dormitorio. Hable sobre sexo durante el almuerzo o la cena. Comparta lo que le gustaría explorar. Indique las cosas que están prohibidas, pero lo más importante, elogie a su pareja por las cosas que ama.

2. Compre juntos un juguete sexual nuevo.

Ya sea que estén comprando en persona o en línea, comprar un juguete sexual juntos es una forma divertida de aumentar el deseo. En primer lugar, el placer anticipado que acompaña al sextoy aumenta la libido. Aquí es cuando te sientes agradecido de que la mayoría de los juguetes vienen con media batería nada más sacarlos de la caja.

Un segundo beneficio es la propia experiencia de compra. Cuando la pareja compra un juguete o varios juguetes, comunican sus deseos. Dicen dónde y cómo les gustaría experimentar el placer y vocalizan algunas de las áreas «prohibidas». Toda esta comunicación es esencial para crear una gran vida sexual.

3. Que tengas una velada romántica.

El sexo está entre las orejas, no las piernas. El sexo es mental. El sexo involucra nuestros pensamientos y sentimientos. Una velada romántica es una excelente manera de relajarse y crear una sensación sexy y segura. Ya sea que tengas relaciones sexuales o no, es importante que te sientas sexy contigo misma. Lo que ve, huele y experimenta puede ayudar a encender su chispa interior, aumentando así su libido.

Por ejemplo, cree una cena romántica. Piense en luces tenues, una vela relajante y alimentos que lo hagan sentir saludable y con energía. Relájese de un día estresante a un ambiente tranquilo y sexy con confianza. El sexo en sí no es siempre el objetivo, los sentimientos sexys ayudan a aumentar la libido.

4. Pruebe la masturbación consciente.

El sexteo no es solo para millennials. Tu órgano sexual más importante es tu mente. Envía un mensaje sexy a tu pareja. Es una forma emocionante de conectarse con su pareja a distancia. Hazle saber a tu pareja que estás fantaseando con él.

Antes de presionar ese botón de enviar, hable con su compañero. Pregúnteles si esto es algo que les gustaría recibir espontáneamente en su teléfono. Se requiere consentimiento.

5. Participa en la autoexploración.

Nuestro placer es nuestra propia responsabilidad. Para que podamos experimentar un sexo placentero, primero necesitamos conocer nuestro propio cuerpo y nuestras zonas de placer. Ya sea a través de mensajes para padres, clases de educación sexual u otros medios de comunicación, los niños a menudo internalizan que no se debe hablar sobre el sexo. Es un tabú que nos sigue hasta la edad adulta. Te animo a que aprendas y explores tu cuerpo.

El siguiente paso es explorar tu camino del placer. Identifica qué te hace sentir bien. Un juguete puede ser de gran ayuda en este proceso. Una vez que comprenda su cuerpo, puede comunicar sus deseos a su pareja.

La mayoría de las parejas se encuentran en una rutina sexual en algún momento de su relación. Muchos factores influyen en el género. Estos factores van desde la conexión emocional, física, hasta la conexión básica que comparte la pareja. Trabajar en los desafíos físicos de la complacencia sexual y aprender por su cuenta profundizará su conexión emocional con su pareja, solo mejorará la experiencia sexual resultante y le devolverá su chispa sexual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies