Seleccionar página

En la vida de una persona se dan determinadas situaciones y circunstancias que impiden que esta pueda vivir con total plenitud, algo que ocurre con frecuencia tras haber pasado por experiencias que pueden considerarse traumáticas.

Aunque en ese tipo de situaciones se pueda pensar que es complicado sobreponerse a esas circunstancias y que parece que vayan a permanecer en nuestro ser de manera permanente, debes tener en cuenta que el ser humano es capaz de superar aquello que tanto daño le ha hecho, pero para ello debe hacer uso de las herramientas apropiadas.

Existen diferentes técnicas de las cuales te vamos a hablar a continuación y que pueden ayudarte a que sepas cómo superar las experiencias traumáticas, estando la primera de ellas enfocada principalmente a lograr superar el agobio de carácter emocional al que nos podemos estar sometidos y, la segunda, pensada para poder sobreponerse a esos duros momentos a través de la voluntad y el esfuerzo.

Técnica EMDR

El primer tratamiento del que vamos a hablar y que debes tener muy en cuenta si lo que quieres es saber cómo superar las experiencias traumáticas es el conocido con las siglas EMDR, que hace referencia a sus siglas en inglés y que, en español, se puede definir como el proceso de desensibilización y reprocesamiento por el movimiento ocular.

Este tratamiento es el más innovador para poder aplicarla a la hora de tratar el trastorno por estrés postraumático, permitiendo así que las personas afectadas puedan llegar a superar aquellos traumas psicológicos que puedan sufrir de una forma mucho más rápida que siguiendo otras terapias tradicionales.

Esta técnica es especialmente recomendada a la hora de afrontar el tratamiento de situaciones como violaciones, accidentes y abusos, entre otras, circunstancias en las que la persona afectada no es que se olvide del accidente, si no que consigue alejarse de la carga emocional negativa que el incidente le ha provocado.

Este tratamiento ha sido desarrollado durante más de veinte años por profesionales, con una elevada tasa de éxito a la hora de solucionar aquellos traumas que tienen que ver con terrorismo, violaciones, víctimas de violencia, catástrofes naturales, accidentes… No obstante, no solo se aplica esta técnica EMDR para estos casos extraordinarios, sino que también se hace uso de la misma para solucionar otros problemas como adicciones, decepciones sentimentales o laborales, fobias, o la pérdida de seres queridos, entre otros.

Al igual que ocurre con frecuencia con otras terapias de carácter psicológico, esta técnica se emplea habitualmente en otros tratamientos como el Coaching, el tratamiento del estrés, miedo a hablar en público, depresión…, buscando así la felciidad del paciente.

Counseling

Counseling es el nombre que recibe otra técnica que se encuentra centrada en mejorar la salud de la persona afectada, teniendo como principal objetivo lograr el cambio y el desarrollo personal. Consiste en dar asesoramiento, acompañamiento y orientación en aquellas situaciones en las que hay algún tipo de conflicto o crisis, haciendo que estas personas afectadas puedan encontrar el sentido de su vida y así estar más cerca del objetivo final, que no es otro que lograr la felicidad.

Para lograrlo se central en aquello que la persona tiene y no en aquello que le falta, basándose en la capacidad que tiene el ser humano de manera innata para poder vivir su vida de la mejor forma posible a través de la búsqueda de los recursos que son necesarios para ello. Esta tendencia para crecer de manera natural se puede alcanzar a través de un encuentro con un profesional que emplee esta técnica, que sea así capaz de poder crear un vínculo que haga dejar de lado las amenazas y pueda haber aceptación, autenticidad y empatía.

El Counselor, que es el profesional que se encarga de llevar a cabo esta técnica, debe contar con los conocimientos y la capacitación técnica y teórica acerca de esta corriente, si bien también debe contar con habilidades de comprensión y ser capaz de que las personas puedan desarrollar esas condiciones que puedan dar origen al crecimiento personal.

Estos profesionales se encargan de dar terapia a aquellas personas que acuden a su consulta por problemas familiares o individuales, siendo capaz de asesorar en duelos, divorcios, conflictos familiares, crisis vitales, etcétera. Además también incluye a aquellas personas que  buscan la resolución de conflictos relacionados con el entorno laboral o institucional, por lo que su campo de actuación es muy elevado. Además de la resolución de problemas, se consiguen prevenir posibles conflictos y mejorar las competencias de aquellas personas que buscan adquirir un liderazgo a nivel profesional.

Para poder lograr que se consiga crecer como persona en todos los aspectos es necesario poder satisfacer en primer lugar aquellas necesidades que se consideran básicas, como la protección, el amor o la alimentación, tres factores que sientan la base para poder comenzar a progresar en la vida, un camino que se puede conseguir a través del counseling.

Cabe tener en cuenta que a pesar de que todas esas circunstancias traumáticas que e sufren en la vida dejan huellas que son imborrables en nuestra mente y nuestro interior, la realidad es que no se puede considerar que ningún problema vaya a ser definitivo y permanente, ya que gracias a la terapia adecuada llevada a cabo por profesionales debidamente cualificados, es posible dejar atrás esos episodios tan dolorosos y poder así reconstruir nuestra vida para conseguir el objetivo de ser feliz.

Para lograr que las terapias de este tipo sean efectivas y saber así cómo superar las experiencias traumáticas de una manera adecuada, es necesario abrirse mentalmente a poder llevar a cabo estas técnicas y contar con el optimismo y confianza para poder superar las circunstancias más complicadas a pesar de que en determinados momentos se pueda pensar que no hay solución posible para ellas. La realidad es que todo tiene solución, pero para ello tiene que haber determinación para llevar a cabo las técnicas psicológicas necesarias y, por supuesto, ponerse en manos de profesionales que se encarguen de aplicar los procedimientos a través de los recursos oportunos.